domingo, 26 de junio de 2016

SANTA MISA PARA HOY 260616

SE ENCARNA DE NUEVOSOBRE EL ALTAR
…No pudiendo honrar a su Padre, en el cielo, con el sacrificio de su gloria, Jesucristo desciende a la tierra y se encarna de nuevo sobre el altar. 
SANTA MISA - Día litúrgico: Domingo XIII del tiempo ordinario
26 de junio de 2016
Preside: Rvdo. Xavier Pagès, pbro.
Desde la parroquia de Santa Teresa del Niño Jesús de Barcelona. 





DIOS CONTIGO




EL RIESGO DEL RECHAZO DEL EVANGELIO

UNA NUEVA VISIÓN DE LA VIDA Y DEL PRÓJIMO
Señor Jesús, haz que tu Espíritu ilumine mis acciones y me comunique la fuerza para seguir lo que tu Palabra me revela y que, como María tu madre, pueda no sólo escuchar sino también poner en práctica lo que me dices. Tú que vives y reinas con el Padre en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.
Lc. 9,51-62






El enviado de Jesucristo no se deja vencer por la incomprensión o el rechazo que encuentre a su paso. En ello ve la necesidad y la oportunidad de seguir trabajando para el Señor.
DIOS CONTIGO


ORACIÓN PARA HOY 260616

A SAN FRANCISCO DE ASÍS POR LA PAZ
Ciertamente no existe ningún santo que sea tan popular como él, tanto entre católicos como entre los protestantes y aun entre los no cristianos. San Francisco de Asís cautivó la imaginación de sus contemporáneos presentándoles la pobreza, la castidad y la obediencia con la pureza y fuerza de un testimonio radical.




DIOS CONTIGO

sábado, 25 de junio de 2016

ORACIÓN PARA HOY 250616

SENTIMIENTOS Y AFECTOS DE UNA ALMA PENITENTE SOBRE EL SALMO I
Para alejar enemigos, cuando se teme un parto peligroso
 
¡Oh Jesús mi Señor!, permitid que yo tome estas palabras del Real Profeta para pediros perdón de los pecados con que siento cargada mi conciencia, de las tibiezas con que ha estado preocupada mi alma, y de la indiferencia con que he correspondido a vuestro amor.

Cuando os pido misericordia, Dios mío, y recurro a vuestra bondad, conozco que cesan mis justos sobresaltos, que la confianza ocupa el lugar de la inquietud y del temor; pues hablo a mi Criador, que no quiere la muerte de su criatura; a mi Rey que protege a su esclava; a mi padre que ama a su hijo.

Vos, oh adorable Jesús mío, queréis salvarme, y para salvarme, quisisteis morir y exponeros a todos los dolores de un suplicio ignominioso y terrible. Vos me habéis concedido la gracia, antes que yo fuese capaz de pedírosla. Vos derramasteis vuestra Preciosísima Sangre en el árbol de la Cruz, para sacarme de entre los brazos de la muerte, y ponerme en estado de gozar la eterna bienaventuranza.

Pero estas bondades infinitas con que me habéis prevenido, sólo sirven de hacer más odiosos mis delitos. Yo no he ignorado la grandeza de vuestras misericordias para conmigo.; y bien lejos de valerme de ellas, como de atractivo, que debía traerme a Vos, mi Señor, hice de ellas motivo de desvío. Yo no temí al Padre de misericordias; tuve una confianza temeraria en su bondad.

Dios mío, lo que debía contenerme en el respeto, y en la obligación, sirvió para desviarme de sin ningún temor. Yo decía: El Señor tendrá piedad de mí; puedo hacerle traición, ofenderle, desconocerle, olvidar su santo Nombre, excusarme de hacer penitencia, descuidar mi salvación, la oración, las lágrimas, los ayunos, las limosnas y las buenas obras; las misericordias de mi Dios serán aún mayores que mis delitos.

Vos, Señor, habéis visto el profundo abismo que me he cavado; habéis visto mis deslealtades, y conocéis mis flaquezas; yo os las confieso todas, partido de dolor el corazón, postrada a vuestros pies, humilde, arrepentida, y rendida. A vos clamo en la amargura de mi alma; tened misericordia de mí, Dios mío, tened misericordia de mí.

Bien sé que si el castigo se proporciona a mis culpas, tengo razón para temerlos mayores; yo sé que nadie es justo delante de Vos; y en efecto sería perdida, si vuestra misericordia no me levantara de las culpas en que caigo.

¡Ay Dios mío! ¿Qué terror no debe concebir mi alma después de esta reflexión? pues realmente he pecado a vuestros ojos, y hasta ahora me hice sorda a vuestra voz; me habéis pedido mi corazón, y yo os le he negado.

Mi Señor  Jesús, yo no me acuerdo de mis maldades sin un sumo dolor de haberlas cometido, y sin un sumo asombro de que me las hayáis sufrido. Sin embargo quisisteis conservarme la vida hasta este día, para darme tiempo de arrepentirme, y pediros perdón humildísimamente de ellas, como lo hago, con resolución firme de enmendarme en adelante, y de reparar en cuanto pueda los desórdenes de mi vida pasada.

Dios mío, confirmad en mi alma esta resolución, fortificadla, y dignaos tenerla de vuestra mano, para que no vuelva a caer, y goce para siempre de vuestras misericordias.

Amén


 DIOS CONTIGO



TODOS TENEMOS GRIETAS

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón. Pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenía la mitad del agua.

Durante dos años completos esto fue así diariamente. Desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador diciéndole: "Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque, debido a mis grietas, sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir".

El aguador apesadumbrado, le dijo compasivamente: "Cuando regresemos a la casa, quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino".

Así lo hizo la tinaja. Y en efecto, vio muchísimas flores hermosas a lo largo del camino; pero de todos modos se sintió apenada porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces: "¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen de tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas, y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a lo largo de todo el camino por donde vas, y todos los días las has regado, y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Maestro. Si no fueras exactamente como eres, incluidos tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza".

Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos vasijas agrietadas, pero debemos saber que siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para obtener buenos resultados...

Dedicado a todos mis amigos, que aprovechan sus grietas para hacer crecer hermosos jardines...


DIOS CONTIGO




LECCIONES

FRASES
G.G.G.


Se cree que Buda o Sidhartha Gautama, creador del budismo, vivió entre los años 566 y 478 antes de Cristo.

El budismo no es una religión sino un modo de vivir para evitar el sufrimiento y llegar a la iluminación.

Se centra en la compasión, el desapego y la búsqueda de la paz interior. Estas son algunas frases de Buda:

- No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita.

- Alégrate porque todo lugar es "aquí" y todo momento es "ahora".

- Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar.

- Cuida el exterior tanto como el interior.

- Nuestras buenas y nuestras malas acciones nos siguen casi como una sombra.

- La verdad en si misma solo puede ser alcanzada dentro de uno mediante la meditación y el despertar de la conciencia.

Una linda lección del budismo puro es su tolerancia y no apegarse a creencias, ritos o dogmas.


DIOS CONTIGO





viernes, 24 de junio de 2016

ORACIÓN PARA HOY 240616

PARA HABLAR CON DIOS
La oración continua es según el curso ordinario de la Providencia el único camino para alcanzar las gracias del Señor, y el canal por donde se derrama el celestial rocío. Jesucristo mismo nos lo ha enseñado; pedid, nos dice, y recibiréis; tocad, y os abrirán. (Matth. 7) Velad y orad, para que no caigáis en la tentación; rogad continuamente, añade San Pablo (ad Thessal.) porque (dice San Agustín) tenéis continuamente necesidad del socorro.
Ahora pues, sin el hábito de conversar con Dios no podremos cumplir, como es preciso, esta obligación de la oración frecuente, porque aquel trato solamente puede hacer fácil y familiar el uso de la oración.

 
Tú, alma mía, te quejas de que vives siempre sujeta
a unos mismos defectos; siempre distraída en tu oración;
siempre fría y negligente en lo que mira a tu adelantamiento
espiritual; y siempre por el contrario cuidadosa y solicita
por lo que halaga los sentidos.

¡Ah! Señor, yo he muy sobradamente experimentado
estos tristes efectos; yo veo y confieso que el poco cuidado
que he tenido de andar en vuestra divina presencia
me ha hecho caer en una infinidad de faltas, que hubieran sido
seguidas de una muerte eterna, si vuestra poderosa mano
no me hubiera mantenido en el borde mismo del precipicio.

¡Ah! ¡Si yo hubiera sido siempre fiel! Si yo hubiera estado
siempre cuidadosa en tratar con Vos, ¡oh Dios de toda consolación!

Me duelo, Señor, y me doleré sin cesar de tanto tiempo perdido
por mi culpa; de tantos bienes que hubiera hecho;
de tantos pecados que hubiera evitado; de tantas gracias
que hubiera recibido; de tantos méritos y coronas
que hubiera adquirido.

Quisiera reparar todas estas pérdidas con el precio de mi sangre,
a lo menos haré lo que pudiere, empleando el resto de mi vida
en el ejercicio de vuestra dulce y amable conversación.
Amén


DIOS CONTIGO



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...