domingo, 5 de julio de 2015

UNA CIUDAD RELIGIOSA

¡SALEM!
Jerusalén es sin duda la ciudad hoy existente con mayor tradición y contenido religioso, a la par que con una historia larga y turbulenta, a pesar del nombre bíblico Salem, que significa "ciudad de la paz".
Fuente: Santiago


El nombre actual es la traducción del término hebreo Yerusalaim, que a su vez deriva del nombre cananeo Urusalim, que significa "fundación de Salem".

En el libro del Génesis se menciona al cananeo Melquisedec, sacerdote del Dios Altísimo y rey de Salem. Fue contemporáneo de Abrán. La tradición judía posterior identificó Salem con Jerusalén.

Durante la ocupación de los jebuseos se la llamó Jebus, pero la tradición judía lo cambió por el de ciudad de David, después de ser ocupada y convertida en capital por este rey.

El nombre Sión, de origen cananeo, tuvo en la literatura profética y en los salmos un sentido mesiánico escatológico; más tarde designó la colina norte donde Salomón edificó el Templo.

Luego los judíos dieron este nombre a la colina suroccidental donde estaba el Cenáculo y tuvo su sede la primera comunidad cristiana.
 
Jerusalén está construida sobre una serie de colinas dispuestas en orden ascendente de sur a norte y de este a oeste, como peldaños de la colina noroccidental, la más alta, llamada El-Gareb.

Está rodeada por dos torrentes profundos: el Cedrón, que la separa del monte de los Olivos por el lado oriental, y el Ginón, que la rodea por el sur y el oeste. Ambos se unen al sur de la ciudad con un tercero, el torrente delTiropeón, que cruza la ciudad antigua de norte a sur, desde la Puerta de Damasco hasta Siloé.
 
 
 DIOS CONTIGO
 
 

ORACIÓN PARA HOY 50715

ORACIÓN CUANDO EL ESPOSO/A HA ABANDONADO LA CASA

 
Señor Jesucristo,
Rey y centro de todos los corazones,
te pedimos que habites en los nuestros
y hagas que todos nos amemos como Tú nos amaste.

 Oh Jesús, fuente de unidad y paz
que nos enseñaste que el amor es un don
que no debe mezclarse con egoísmos
porque el amor es entrega, generosidad,
perdón y comprensión,
ayúdame a recuperar a mi esposo/a .......
(nombre de la persona)
ayúdame a restablecer la unión en mi pareja.

¡Oh buen Jesús!,
que hoy me ves llegar triste a tus plantas,
con sencillez y confianza te ruego:
compadécete de mi despedazado corazón,
ten piedad de mis angustias y tristezas,
y por la gloria de tu nombre
haz que se cumpla mi esperanza.

Te pido desde los más intimo de mi ser
que penetres en los sentimientos de .......
para que vuelva junto a nuestros hijos,
aunque se encuentre muy distante
piense y sienta la necesidad de venir de nuevo 
junto a su esposa/o é hijos.

Concédeme señor mío Jesucristo
el deseo que con tanto fervor te pido
y haz que mi esposo/a....... regrese a nuestro lado
muéstrale el camino y hazle saber
que nuestra felicidad depende de su presencia.

Oh Jesús, fuente inagotable de dulzura y bondad,
ten piedad de mi,
restaura la unidad en mi familia, en mi hogar,
mis sentimientos hacia ....... son sinceros y nobles,
y tiempo atrás nos unimos en sagrado matrimonio, 
bendecido en nuestra Santa Iglesia Católica; 
convencidos de nuestro amor,
y aunque hemos pasado por crisis y problemas
yo siento que somos el uno para el otro.

¡Oh mi bendito y amable Jesús!
haz que podamos hablar y expresar nuestras diferencias
para que juntos encontremos solución
a los problemas que nos desunieron
y fueron motivo de discusiones y alejamientos;
danos claridad para que se despejen las dudas
y podamos subsanar nuestras desavenencias,
danos valentía para afrontar nuestros defectos y fallos,
danos respeto mutuo y confianza,
ayúdanos a hacer bien las cosas y a madurar,
aleja las infidelidades, los abandonos, los reproches,
aleja a las personas que con sus bajezas,
con sus palabras y malas obras, nos apartaron,
no dejes que nadie se interponga en nuestro amor,
haz que nos reconciliemos
y podamos conseguir que nuestro amor crezca
y que juntos progresemos y avancemos
y que no nos separemos nunca jamás.

Oh mi buen Jesús, no me abandones,
concédeme lo que tanto deseo y necesito:

(pedir con mucha fe lo que se necesita).

Oh Jesús lleno de amor y misericordia divina,
creo en Ti, Hijo de Dios, hermano y Salvador nuestro
y confío en tu bondad y poder.

Venga a nosotros el Reino del Amor,
y confírmanos, oh Jesús, en la certeza
de que Tú estás con nosotros
hasta el fin de los tiempos.

Así sea.

Rezar el Credo, Padrenuestro y Gloria.


DIOS CONTIGO




SANTA MISA DE HOY 50715

Santa Misa - Domingo XIV del tiempo ordinario
Desde la parroquia de Santa Teresa del Niño Jesús, de Barcelona.
Preside: Rvdo. P. Xavier Pagès. 


DIOS CONTIGO


LA PRUEBA DEL RECHAZO

VINO A LOS SUYOS Y LOS SUYOS NO LE RECIBIERON
Mc. 6,1-6




«De la misma manera que la luz presente está ausente a los ciegos y a los que cierran los ojos, así el reino de Dios, aunque nunca se ausenta de la tierra, está sin embargo ausente a quienes lo ignoran.»
San Agustín, Sobre el sermón de la montaña, 2, 20

DIOS CONTIGO



sábado, 4 de julio de 2015

ORACIÓN PARA HOY 40715

VIRGEN DE BELÉN
Para grandes necesidades


Bendito eres, Dios y Padre nuestro,
por darnos a la Virgen, Madre del Salvador,
"bendita entre las mujeres",
te damos gracias, Padre nuestro, por María,
la Madre, que:
"en Belén dio a luz a su hijo, Jesús,
al que envolvió en pañales y recostó en un pesebre,
porque no había sitio en la posada".

Virgen de Nazaret, Señora de Belén,
Madre de todos nosotros e hija de Dios Padre,
ayúdanos a llevar nuestras cargas en esta vida
y condúcenos por el camino de la paz y el amor...

Madre de Jesús, a quien tienes en tus brazos,
enséñanos a adorarlo y a quererlo,
como tu supiste hacerlo,
que Él sea siempre nuestra esperanza.

Nuestra Señora de Belén, esposa del Espíritu Santo,
consíguenos el don de la caridad
para ser constructores de la unidad
en la justicia, el trabajo y la paz.

Virgen amable de Belén,
confórtanos en nuestros pesares,
no nos dejes sin auxilio,
socórrenos en nuestras grandes necesidades
no nos niegues tus favores:

(Hacer la petición)

Madre de Belén, asístenos con tu protección,
que por tu mediación veamos solucionadas nuestras carencias
y consigue que nuestro destino esté siempre unido a Dios,
 bajo tu maternal patrocinio.
Amén.

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.


DIOS CONTIGO



SANTA MISA DE HOY 40715

Sábado XIII del tiempo ordinario -SANTA MISA - 4 DE JULIO DE 2015 - Desde la parroquia de Santa Teresita del Niño Jesús de Barcelona.
Preside: Enric Ribas, pbro.




DIOS CONTIGO

ODRES NUEVOS

«DÍAS VENDRÁN EN QUE LES SERÁ ARREBATADO EL NOVIO; ENTONCES AYUNARÁN»
Audio-Santoral: SANTA ISABEL DE PORTUGAL
Mt. 9,14-17

Con Jesús comenzaron unos tiempos nuevos, una doctrina nueva, enseñada con autoridad, y cómo todas las cosas nuevas chocaban con la praxis y el ambiente dominante. Así, en las páginas que preceden al Evangelio que estamos contemplando, vemos a Jesús perdonando los pecados al paralítico y curando su enfermedad, mientras que los escribas se escandalizan; Jesús llamando a Mateo, cobrador de impuestos y comiendo con él y otros publicanos y pecadores, y los fariseos “subiéndose por las paredes”; y en el Evangelio de hoy son los discípulos de Juan quienes se acercan a Jesús porque no comprenden que Él y sus discípulos no ayunen.
Jesús, que no deja nunca a nadie sin respuesta, les dirá: «¿Pueden acaso los invitados a la boda ponerse tristes mientras el novio está con ellos? Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán» (Mt 9,15). El ayuno era, y es, una praxis penitencial que contribuye a «adquirir el dominio sobre nuestros instintos y la libertad del corazón» (Catecismo de la Iglesia, n. 2043) y a impetrar la misericordia divina. Pero en aquellos momentos, la misericordia y el amor infinito de Dios estaba en medio de ellos con la presencia de Jesús, el Verbo Encarnado. ¿Cómo podían ayunar? Sólo había una actitud posible: la alegría, el gozo por la presencia del Dios hecho hombre. ¿Cómo iban a ayunar si Jesús les había descubierto una manera nueva de relacionarse con Dios, un espíritu nuevo que rompía con todas aquellas maneras antiguas de hacer?
Hoy Jesús está: «Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo» (Mt 28,20), y no está porque ha vuelto al Padre, y así clamamos: ¡Ven, Señor Jesús!
Estamos en tiempos de expectación. Por esto, nos conviene renovarnos cada día con el espíritu nuevo de Jesús, desprendernos de rutinas, ayunar de todo aquello que nos impida avanzar hacia una identificación plena con Cristo, hacia la santidad. «Justo es nuestro lloro —nuestro ayuno— si quemamos en deseos de verle» (San Agustín).
Rev. D. Joaquim FORTUNY i Vizcarro (Cunit, Tarragona, España)
 

A Santa María le suplicamos que nos otorgue las gracias que necesitamos para vivir la alegría de sabernos hijos amados.
 
«Porque ahora y siempre hay personas que con la Escritura en sus manos, en su memoria y en sus bocas, cometen grandes errores en cuanto a su interpretación, y esto porque tienen prejuicios contra su verdadero sentido.»
Card, J. H. Newman, Homilía sobre el prejucio y la fe