viernes, 28 de agosto de 2015

¿ERES FIEL?

Fíjese usted en lo representativo que es este grupo que él escoge. Hay un sacerdote, un levita y un laico. Los cuatro representan diferentes aspectos de la vida de Israel y comparten una gran cualidad. Nos dice: “pues eran tenidos por fieles”. Eran hombres fieles. Yo he descubierto que hoy en día la fidelidad no es una cualidad tenida en alta estima, aunque con frecuencia la alabamos con los labios. A mí me resulta descorazonador ver las pocas personas que se toman en serio la responsabilidad de mantenerse fieles, concluyendo lo que están haciendo.

La fidelidad es la cualidad que Dios admira. Pablo dice en 1Cor acerca de aquellos que ministran en la iglesia: “Ahora bien, lo que se requiere de los administradores es que cada uno sea hallado fiel” (4,2). Esa es la cosa principal que busca Dios: la habilidad para cumplir una asignación hasta acabarla, el estar dispuestos a cumplir con la responsabilidad año tras año, no necesitando ser alabados o que nos den las gracias o ser animados públicamente a fin de que lo hagamos, realizando la obra o el trabajo como para el Señor; llegando puntualmente sin marcharnos hasta que no hayamos hecho el trabajo.

Yo he aprendido a lo largo de los años a buscar cuatro cualidades diferentes en los dirigentes, tanto si son hombres como si son mujeres. Lo primero que busco es una mente inquisidora, una persona que se mantiene mentalmente alerta, que siente curiosidad por la vida, que siente deseos de aprender todo el tiempo. Una persona así está siempre leyendo, siempre escuchando y siempre pensando acerca de lo que oye y tratando de razonar acerca de lo que implica.

Segundo, busco un corazón humilde, alguien cuya conciencia no está todo el tiempo en primera fila, que sienta que necesita de ser alabada, honrada y animada a fin de que pueda hacer cualquier cosa, que se enfada y se desanima si no se reconoce lo que hace esta persona. Busco a alguien que considere que el servir es un privilegio, que el poder no se le concede a la persona por su oficio, sino por servir a otros.

En tercer lugar, busco un don evidente: el pueblo de Dios es un pueblo con dones. No hay ni un solo miembro del cuerpo de Cristo que no haya sido equipado por el Espíritu Santo con una habilidad especial para hacer algo. Cuando los cristianos saben lo que es, siempre disfrutan hacerlo. Ya no es una carga, como tampoco son una carga las alas para el pájaro; es un deleite. Busco a personas que tienen el don para lo que nosotros les pedimos que hagan, porque cumplirán con el trabajo y lo disfrutarán hasta el fin.

Y en cuarto lugar, apoyando a todo lo demás y haciéndolo posible, es un espíritu fiel. Alguien que no renunciará, alguien que considera su trabajo como un ministerio de servicio al Señor mismo, que lo está realizando por gratitud en su propia vida y en su corazón y que, por difícil que resulte, no lo abandonará.

Dios busca esta clase de personas para cambiar los tiempos en los que viven. Es lo que hemos sido llamados a hacer hoy. Todos estamos incluidos en este llamamiento, no solo los que son dirigentes evidentes y visibles. Lo que se requiere son hombres y mujeres fieles que estén dispuestos a realizar la labor hasta el fin.

Padre, te pido que Tú crees en mí un espíritu de fidelidad. Ayúdame a cumplir con las responsabilidades que Tú me has dado.

 DIOS CONTIGO




SANTA MISA PARA HOY 280515

LA ÚNICA EUCARISTÍA DE LA QUE SE ALIMENTA EL MUNDO
Viernes 28 de agosto de 2015. Memoria de San Agustín.
  Desde la parroquia de la Purísima Concepción de Barcelona 

Preside: Rvdo. P. Jorge María Gil, o.carm.





DIOS CONTIGO


ORACIÓN PARA HOY 280815

POR QUIENES SON PERSEGUIDOS


Oh Jesús, salva a los hijos de Dios del Anticristo.
Protégenos de los planes de controlar la Tierra.
Señor, sálvanos de la persecución.
Protege a las almas en tinieblas, del Anticristo,
para que ellas puedan ser redimidas ante Tus Ojos.
Ayúdanos en nuestras debilidades.
Fortalécenos en el espíritu,
para levantarnos y conducirnos unos a otros mientras marchamos en tu ejército a las Puertas del Paraíso.
Te necesito, querido Jesús.
Te amo, querido Jesús.
Yo Glorifico Tu Presencia en la Tierra.
Yo rehúyo la oscuridad.
Te adoro y me entrego en cuerpo y espíritu,
para que Tú puedas revelarme la Verdad de Tu Presencia,
para que siempre confíe en Tu Misericordia en todos los momentos. 
Amén

DIOS CONTIGO


SER LUZ

«EN VERDAD OS DIGO QUE NO OS CONOZCO»
Mt. 25,1-13


Jesucristo muestra cómo debe concretarse la "vigilancia" (ya mencionada en el capítulo anterior del "Discurso Escatológico"). Con la "Parábola de las vírgenes necias y prudentes" insiste en que al cristiano no le basta con esperar, debe "actuar"; no basta con "estar" en la Iglesia, sino que hay que mantener viva la fe y hacer buenas obras.
"Vigilancia" no significa salir del presente, olvidando el cometido actual, sino actuar —aquí y ahora— tal como se debería obrar ante los ojos de Dios. "Vigilancia" implica, sobre todo, apertura al bien, a la verdad, a Dios, en medio de un mundo a menudo inexplicable y acosado por el poder del mal. "Vigilancia" comporta que el hombre busque con todas las fuerzas y con gran sobriedad hacer lo que es justo, no viviendo según sus propios deseos, sino según la orientación de la fe.
—La verdad de tu palabra, Jesús, no es exigible teóricamente: su certeza sólo se prueba en el ensayo, adentrándome en tu voluntad.
Vigilar no significa vivir con miedo y angustia. Quiere decir vivir de manera responsable nuestra vida de hijos de Dios, nuestra vida de fe, esperanza y caridad. El Señor espera continuamente nuestra respuesta de fe y amor, constantes y pacientes, en medio de las ocupaciones y preocupaciones que van tejiendo nuestro vivir.
Y esta respuesta sólo la podemos dar nosotros, tú y yo. Nadie lo puede hacer en nuestro lugar. Esto es lo que significa la negativa de las vírgenes prudentes a ceder parte de su aceite para las lámparas apagadas de las vírgenes necias: «Es mejor que vayáis donde los vendedores y os lo compréis» (Mt 25,9). Así, nuestra respuesta a Dios es personal e intransferible.
No esperemos un “mañana” —que quizá no vendrá— para encender la lámpara de nuestro amor para el Esposo. Carpe diem! Hay que vivir en cada segundo de nuestra vida toda la pasión que un cristiano ha de sentir por su Señor. Es un dicho conocido, pero que no estará de más recordarlo de nuevo: «Vive cada día de tu vida como si fuese el primer día de tu existencia, como si fuese el único día de que disponemos, como si fuese el último día de nuestra vida». Una llamada realista a la necesaria y razonable conversión que hemos de llevar a término.
Que Dios nos conceda la gracia en su gran misericordia de que no tengamos que oír en la hora suprema: «En verdad os digo que no os conozco» (Mt 25,12), es decir, «no habéis tenido ninguna relación ni trato conmigo». Tratemos al Señor en esta vida de manera que lleguemos a ser conocidos y amigos suyos en el tiempo y en la eternidad.
Rev. D. Joan Ant. MATEO i García (La Fuliola, Lleida, España)

Señor, desde la eternidad has sembrado en mi corazón una vocación con amor eterno, como una semilla destinada a crecer y a dar frutos. Ayúdame a vivir con el constante deseo de trabajar por ti.

«La misión brota de una profunda experiencia personal: el encuentro vivo y transformante con Cristo» 
Cristo al centro, n. 1608


DIOS CONTIGO



miércoles, 26 de agosto de 2015

¡APAGUEN EL TELEVISOR!

El título de este comentario fue una frase que dijo el Santo Papa Juan Pablo II: “¡Apaguen el televisor!”. Y si bien el Papa habló así ya hace varios años, ¿qué diría en estos tiempos en que los medios de comunicación social, en especial la televisión, se ha convertido en el instrumento utilizado por Satanás para introducir su veneno en el seno mismo de cada familia y en cada alma inocente? 
Fuente: S.V.

La Virgen, en uno de sus mensajes al Padre Gobbi, del Movimiento Sacerdotal Mariano, (que abajo citamos) le dice claramente que la televisión es el ídolo de que se habla en el Apocalipsis, ante el que todos los hombres se inclinarán para adorarlo. Y vamos viendo cómo, con los avances tecnológicos, muy pronto serán muchos los que se postren en adoración ante el televisor o algo más sofisticado, que hará las veces de tal, y que será un poderoso instrumento en manos del Anticristo, que finalmente se mostrará a los hombres con toda su maldad. 

En uno de los Salmos de la Sagrada Escritura se dice que habitará en el Cielo aquél que viva en las alturas y que cierre sus ojos a la maldad. Y se puede creer que ello está escrito para estos tiempos, para que apaguemos el televisor y cerremos los ojos a la maldad que de él viene, porque Dios no quiere que conozcamos el mal, porque Él sí lo puede conocer, ya que lo deja indiferente; pero los hombres no quedamos indiferentes ante el conocimiento del mal, nos afecta, nos induce a cometerlo y nos perturba.
 
He aquí las palabras de la Santísima Virgen al Padre Gobbi, del Movimiento Sacerdotal Mariano, sobre la televisión:

*19 de marzo de 1984  
“No participéis nunca en espectáculos profanos, y cerrad los ojos a las fáciles seducciones del mundo. Sabed sustraeros a la sutil táctica de perversión moral, hoy difundida, de manera tan peligrosa y solapada, por la prensa y la televisión. 
No malgastéis el tiempo delante del televisor, robando así preciosos momentos a la oración y a la escucha de mi palabra.”

*13 de mayo de 1984 “El ayuno que Yo prefiero es el de abstenerse del mal y del pecado; el de la renuncia al tabaco y al alcohol, al cine y a la televisión. No miréis espectáculos televisivos que os corrompen en vuestra interior castidad e introducen en el alma tanta disipación, sembrando en el corazón gérmenes del mal.

*16 de marzo de 1985
“Huid también de las fáciles ocasiones de pecado. Por esto os pido que cerréis los ojos y oídos a la televisión y al cine para preservar vuestra alma en la luz de la pureza y de la gracia.”

*17 de febrero de 1988
No perdáis el tiempo ante la televisión, que es el instrumento más poderoso en manos de mi Adversario para difundir por todas partes las tinieblas del pecado y de la impureza.
La televisión es el ídolo del que se habla en el Apocalipsis, construido para ser adorado por todas las naciones de la tierra, y a la que el Maligno da forma y movimiento, para que se convierta en sus manos, en un terrible medio de seducción y de perversión.”

*13 de octubre de 1989
Nunca como hoy, la inmoralidad, la impureza, y la obscenidad son continuamente propagadas a través de la prensa y de todos los medios de comunicación social.
Sobre todo la televisión se ha convertido en el perverso instrumento de un diario bombardeo de imágenes obscenas, dirigidas a corromper la pureza de la mente y del corazón de todos.

*1 de mayo de 1993
El silencio debe llegar a ser para vosotros el signo de mi presencia materna.
Sea el vuestro un silencio exterior, que os protege del ruido ensordecedor de voces y de imágenes, que llenan continuamente el transcurrir de vuestra jornada.
Sustraeros a las fáciles seducciones de la prensa y de la televisión, este medio terrible usado por mi adversario, para alejaros de Mí y de mi Hijo Jesús.

 DIOS CONTIGO


SANTA MISA PARA HOY 260815

SER FIEL A MI VOCACIÓN QUE ES MI MISA
Miércoles 26 de agosto de 2015. Memoria de Santa Teresa de Jesús Jornet.
Desde la parroquia de la Concepción de Barcelona
Preside:  Rvdo. P.Jorge Mª Gil, o.carm.




DIOS CONTIGO




ORACIÓN PARA HOY 260815

POR NUESTRA CASA

Dios Creador, Salvador y Benefactor de la Humanidad ¡Oh
Padre Celestial!, haz que en mi hogar nunca existan signos de
Maldad. Envía a tus Ángeles, Arcángeles, Serafines y
Querubines, para que sean guardianes de mi casa y para que
Alejen al intruso que por algún motivo trate de arrojar objetos
De maldad o maldiciones que perjudiquen la paz y la
Tranquilidad de los que allí moramos. Envía también tu
Bendición y aleja para siempre las maldades que pueda haber.
No permitas, Dios Querido, que mi casa se ensucie por la
Maldad de mis enemigos.

Amén.


DIOS CONTIGO