sábado, 30 de mayo de 2015

ORACIÓN PARA HOY 300515

ORACION A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, MADRE DE LAS ALMAS CONSAGRADAS
 El pueblo venezolano se caracteriza por ser muy creyente, por esta razón, a lo largo del territorio nacional existen muchos santuarios que se han convertido en referencia turística, uno de ellos, quizás menos conocido, se encuentra ubicado en los Altos Mirandinos, específicamente en el municipio Carrizal y lleva el nombre de “Casa de Oración, madre Ana María Pérez Rendiles, La milagrosa”.


Oh Santísima Virgen María te invoco como Madre de las personas consagradas!  Concédenos profundizar cada día más en el amor a Jesús Eucaristía y vivir de tal manera que podamos así, llevar muchas almas  al conocimiento de Cristo.   Que nuestra entrega se refleje en la unión  y caridad en vida cristiana  y que todas nuestras acciones sean guiadas por tu mano. 
  Que la vida de infancia espiritual, la confianza en Dios, el amor a Jesús en el Santísimo Sacramento, la oración y abnegación por los sacerdotes y el celo por atraer las almas a la Divina Eucaristía, sean tarea permanente,  compromiso con nuestros hermanos  con un sólo corazón en el amor.
Amén  


OS GUARDAMOS EN NUESTRO CORAZÓN
 

JESUS NOS HACE MISERICORDIOSO ANTE LA GENTE

¿CON QUÉ AUTORIDAD HACES ESTO?
Audio-Santoral:SANTA JUANA DE ARCO
Mc. 11,27-33

Si no tratamos a Dios en la oración, no tendremos fe. Pero, como dice san Gregorio Magno, «cuando insistimos en la oración con toda vehemencia, Dios se detiene en nuestro corazón y recobramos la vista perdida». Si tenemos buena disposición, aunque estemos en un error, viendo que la otra persona tiene razón, acogeremos sus palabras. Si tenemos buena intención, aunque arrastremos el peso del pecado, cuando hagamos oración Dios nos hará comprender nuestra miseria, para que nos reconciliemos con Él, pidiendo perdón de todo corazón y por medio del sacramento de la penitencia.
La fe y la oración van juntas. Nos dice san Agustín que, «si la fe falta, la oración es inútil. Luego, cuando oremos, creamos y oremos para que no falte la fe. La fe produce la oración, y la oración produce a su vez la firmeza de la fe». Si tenemos buena intención, y acudimos a Jesús, descubriremos quién es y entenderemos su palabra, cuando nos pregunte: «El bautismo de Juan, ¿era del cielo o de los hombres?» (Mc 11,30). Por la fe, sabemos que era del cielo, y que su autoridad le viene de su Padre, que es Dios, y de Él mismo porque es la segunda Persona de la Santísima Trinidad.
Porque sabemos que Jesús es el único salvador del mundo, acudimos a su Madre que también es Madre nuestra, para que deseando acoger la palabra y la vida de Jesús, con buena intención y buena voluntad, tengamos la paz y la alegría de los hijos de Dios.
Mn. Antoni BALLESTER i Díaz (Camarasa, Lleida, España)
 


«Se oponen entre sí la vanidad y la verdad.»
San Agustín, Sermón 12




viernes, 29 de mayo de 2015

POEMA

A LA VIRGEN DE LA CARIDAD 
DEL COBRE
Patrona de Cuba

¡Mi Virgencita adorada
Que te llevo sobre el pecho
Desde que al mundo llegué,
Y que al lado de mi lecho
Sin cesar te contemplé!

Mi Virgencita del Cobre,
Que fuiste siempre mi amiga;
Cuando rica, cuando pobre;
Que velaste mis amores
Y aliviaste mis dolores
A tí mi alma estremecida,
En el curso de la vida
Por siempre fiel te adoraba,
Y hoy te imploro conmovida
Que no te apartes de mí
Cuando ya mi frente helada
Reclame el beso postrero,
Y estén siempre junto a tí
Los hijos que tanto quiero
Y también te aman a tí.

©Cayetana Agostini de Godoy


La patria de la tierra es amada y edificada no cuando la queremos "glorificar" según nuestras ideas humanas sino cuando hacemos la voluntad de Dios. A medida que en un país sus hijos hacen la voluntad de Dios, ese país se enaltece. "Hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo".


 

LOS 10 SANTOS

10 PAPAS SANTOS
De los 266 Papas solo 80 han sido canonizados. 
Los primeros papas fueron martirizados por su fe, que la iglesia católica toma como una clara señal de santidad. Una vez terminada la persecución de la iglesia, los grupos de nombres de Papas con el título de “Santo” son notoriamente menos.
Fuente: List of canonised pope 

1. San Pedro

Fue primero llamado Simón, fue el primero en referirse a Jesús como el Cristo, el hijo del Dios viviente. Su estatura especial en los evangelios como “alimentador de las ovejas” de Cristo ayudó a formar su misión de proclamar, proteger y alimentar la fe. También es considerado el primer Papa. Según la tradición temprana fue crucificado a los pies de la Colina Vaticana en los años 60 durante el reinado del emperador Nerón, martirizado por su fe cristiana y su predicación. Su tumba se cree que se ha encontrado en el lugar en que se construyó luego la Basílica de San Pedro.

2. San Sotero

Fue obispo de Roma desde alrededor de 167 D.C. hasta su muerte siete años más tarde. Se cree que San Sotero introdujo formalmente la celebración de la Pascua en Roma.

3. San Fabian

Fue papa de 236 a 250. Es famoso por el carácter milagroso de su elección, en la que una paloma se dice que ha descendido en su cabeza para marcarlo como opción inesperada del Espíritu Santo para ser el próximo papa.
San Pedro
San Pedro

4. San Dámaso

Nació en Roma y sirvió como Papa del 366 al 384. Su papado coincidió con el establecimiento del cristianismo como la religión oficial del imperio romano en 380, y fue un firme defensor de la primacía del obispo de Roma como el sucesor directo de Pedro. Se dice que ha establecido el latín como lengua litúrgica estándar en Roma.

5. San León El Grande

Nació con el nombre de León, que mantuvo como Papa. Sirviendo como Papa del 440 al 461, fue el primer Papa que se llamará “el grande” y es doctor de la iglesia. Confirmó la posición de la iglesia de la encarnación de Cristo — que Cristo era tanto divino como humano. Él es mejor conocido por haber conocido a Atila el Huno en 452 y persuadirlo para regresar de su invasión a Italia.

6. San Gregorio Magno

Fue papa entre 590 y 604 y el segundo Papa en ser referido como “el grande”, después de León. Estaba relacionado con dos papas, y su madre y dos tías también fueron canonizadas, lo que lo llevó a ser considerado “un santo entre los santos”. Había sido monje y no quería servir como Papa luego de su elección. A menudo lamentó sus nuevas obligaciones como Pontífice como tener que “soportar negocios seculares” y no ser parte de la vida tranquila y contemplativa del monasterio. No obstante, puso gran énfasis en la simplicidad y la caridad y donaba alimentos a los pobres de Roma, así como invitaba a gente pobre para comer con él cada día. Fue el introductor del Canto Gregoriano.
San Gregorio Magno
San Gregorio Magno

7. San Nicolás El Grande

Fue papa del 858 al 867. Fue el tercer Papa en recibir el título de “grande”. Trabajó para fortalecer la autoridad papal y negó que cualquier persona tuviera derecho a deponer a un obispo sin la autoridad papal. Él incondicionalmente confirmó las leyes de matrimonio e instó a los obispos en su deber de excomulgar a un católico que dejara a su esposa por otra.

8. San Gregorio VII

Fue  papa en 1073 y1085. Implementó muchas reformas como dar marcha atrás de siglos de control civil sobre asuntos de la iglesia y dar al Papa la plena soberanía de Roma sobre los asuntos de la iglesia en occidente. Promovió un episcopado y sacerdocio más piadosos y luchó contra la simonía, la compra y venta de la oficios de la iglesia. Introdujo la legislación de la observancia del celibato, a pesar de frecuentes debates sobre el tema. Decretó el rito romano por toda Europa y estableció el 1 de noviembre como día de todos los Santos. Levantó la excomunión del emperador Enrique IV en 1077 después de que el Emperador hizo penitencia pública de caminar descalzo en la nieve.

9. San Celestino V

Fue un monje benedictino y ermitaño que renunció al papado apenas unos meses después de su elección en 1294 porque quería volver a su humilde vida monástica. Emitió una bula papal articulando la posibilidad de un Papa para dimitir y estableciendo reglas para una abdicación. El Papa Benedicto XVI, el próximo papa en la historia que renunciaría voluntariamente en 2013, colocó el Palio que recibió cuando fue elegido en 2005 en la tumba del Santo en L’ Aquila, Italia, en 2009 y la dejó allí como un regalo.
San Pio X
San Pio X

10. San Pío X

Fue elegido papa en 1903 y sirvió hasta su muerte en 1914. Promovió una mayor devoción entre los fieles, alentó la recepción frecuente de los sacramentos de la penitencia y la Eucaristía e insistió al decoro durante la celebración de la misa. Destacó la belleza y la adecuación del canto gregoriano, advirtió contra el uso de estilos musicales populares y alentó los esfuerzos para garantizar que los fieles pudieran participar activamente en la misa cantando. Reorganizó la Curia Romana y estableció una congregación de cardenales para codificar el derecho canónico. Abrazó la investigación científica y diseñó relojes de sol. Sin embargo, cuando el entonces Arzobispo John M. Farley de Nueva York le dio el primer coche papal en 1909, el Papa nunca lo usó, siguiendo con su carruaje de caballos y landau. Fue el autor de la Encíclica Pascendi, ver aquí, que a principios del siglo XX denunció la herejía del modernismo como la síntesis de todas las herejías por las que pasó la Iglesia, y que está haciendo estragos en la Iglesia en estos precisos momentos.



ORACIÓN PARA HOY 290515

PARA MILAGROS URGENTES 
DEL CORAZÓN
A Santa María Madre y Reina 

Mamita María, que de los mortales escuchas las oraciones, te pedimos tu protección maternal.

Si la horrenda cadena de pecados nos aprieta, ven y libera los corazones oprimidos por las culpas.

Si el mundo nos adula con su falso esplendor, ilumina tú nuestras mentes para reencontrar el camino.

Y cuando en la vida nos encontrara el dolor, camina tú con nosotros para que lleguemos al cielo.

Estate cerca de tus hijos a la hora de la muerte: tu maternal curación sea prueba de salvación.

A Ti, Jesús, sea gloria, nacido de Virgen María, con el Padre y con el Espíritu en los siglos eternos.
Amén.






RESPETAR EL TEMPLO DE DIOS

«TODO CUANTO PIDÁIS EN ORACIÓN, CREED QUE YA LO HABÉIS RECIBIDO»
Mc. 11,11-26

'Fruto y petición' son las palabras claves en el Evangelio de hoy.
Hay gente que casi no reza, y, cuando lo hacen, es con vista a que Dios les resuelva un problema tan complicado que ya no ven en él solución. Y lo argumentan con las palabras de Jesús que acabamos de escuchar: «Todo cuanto pidáis en la oración, creed que ya lo habéis recibido y lo obtendréis» (Mc 11,24). Tienen razón y es muy humano, comprensible y lícito que, ante los problemas que nos superan, confiemos en Dios, en alguna fuerza superior a nosotros.
Pero hay que añadir que toda oración es “inútil” («vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo»: Mt 6,8), en la medida en que no tiene una utilidad práctica directa, como —por ejemplo— encender una luz. No recibimos nada a cambio de rezar, porque todo lo que recibimos de Dios es gracia sobre gracia.
Por tanto, ¿no es necesario rezar? Al contrario: ya que ahora sabemos que no es sino gracia, es entonces cuando la oración tiene más valor: porque es “inútil” y es “gratuita”. Aun con todo, hay tres beneficios que nos da la oración de petición: paz interior (encontrar al amigo Jesús y confiar en Dios relaja); reflexionar sobre un problema, racionalizarlo, y saberlo plantear es ya tenerlo medio solucionado; y, en tercer lugar, nos ayuda a discernir entre aquello que es bueno y aquello que quizá por capricho queremos en nuestras intenciones de la oración. Entonces, a posteriori, entendemos con los ojos de la fe lo que dice Jesús: «Todo lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo» (Jn 14,13).
Fra. Agustí BOADAS Llavat OFM (Barcelona, España)


«Guardémonos de hacer como aquellos impíos que no muestran el menor respeto a los templos, tan santos, tan dignos de reverencia, tan sagrados por la presencia de Dios hecho hombre, que día y noche mora entra nosotros.»
Santo Cura de Ars, Sermón sobre el Jueves Santo



jueves, 28 de mayo de 2015

SOMOS PADRES

TODO HIJO ES UN PADRE
Fabrício Carpinejar "Todo filho é pai da morte de seu pai" versión al español Zorelly Pedroza


Hay una ruptura en la historia de la familia, donde las edades se acumulan y se superponen y el orden natural no tiene sentido: es cuando el hijo se convierte en el padre de su padre.

Es cuando el padre se hace mayor y comienza a trotar como si estuviera dentro de la niebla. Lento, lento, impreciso.

Es cuando uno de los padres que te tomó con fuerza de la mano cuando eras pequeño ya no quiere estar solo. Es cuando el padre, una vez firme e insuperable, se debilita y toma aliento dos veces antes de levantarse de su lugar.

Es cuando el padre, que en otro tiempo había mandado y ordenado, hoy solo suspira, solo gime, y busca dónde está la puerta y la ventana - todo corredor ahora está lejos.

Es cuando uno de los padres antes dispuesto y trabajador fracasa en ponerse su propia ropa y no recuerda sus medicamentos.

Y nosotros, como hijos, no haremos otra cosa sino aceptar que somos responsables de esa vida. Aquella vida que nos engendró depende de nuestra vida para morir en paz.

Todo hijo es el padre de la muerte de su padre.

Tal vez la vejez del padre y de la madre es curiosamente el último embarazo. Nuestra última enseñanza. Una oportunidad para devolver los cuidados y el amor que nos han dado por décadas.

Y así como adaptamos nuestra casa para cuidar de nuestros bebés, bloqueando tomas de luz y poniendo corralitos, ahora vamos a cambiar la distribución de los muebles para nuestros padres.

La primera transformación ocurre en el cuarto de baño.

Seremos los padres de nuestros padres los que ahora pondremos una barra en la regadera.

La barra es emblemática. La barra es simbólica. La barra es inaugurar el “destemplamiento de las aguas”.

Porque la ducha, simple y refrescante, ahora es una tempestad para los viejos pies de nuestros protectores. No podemos dejarlos ningún momento.

La casa de quien cuida de sus padres tendrá abrazaderas por las paredes. Y nuestros brazos se extenderán en forma de barandillas.

Envejecer es caminar sosteniéndose de los objetos, envejecer es incluso subir escaleras sin escalones.

Seremos extraños en nuestra propia casa. Observaremos cada detalle con miedo y desconocimiento, con duda y preocupación. Seremos arquitectos, diseñadores, ingenieros frustrados. ¿Cómo no previmos que nuestros padres se enfermarían y necesitarían de nosotros?

Nos lamentaremos de los sofás, las estatuas y la escalera de caracol. Lamentaremos todos los obstáculos y la alfombra.

Mi amigo Joseph Klein acompañó a su padre hasta sus últimos minutos.

En el hospital, la enfermera hacía la maniobra para moverlo de la cama a la camilla, tratando de cambiar las sábanas cuando Joe gritó desde su asiento: - Deja que te ayude .

Reunió fuerzas y tomó por primera a su padre en su regazo. Colocó la cara de su padre contra su pecho.

Acomodó en sus hombros a su padre consumido por el cáncer: pequeño, arrugado, frágil , tembloroso.

Se quedó abrazándolo por un buen tiempo, el tiempo equivalente a su infancia, el tiempo equivalente a su adolescencia, un buen tiempo, un tiempo interminable.

Meciendo a su padre de un lado al otro. Acariciando a su padre. Calmado el su padre.

Y decía en voz baja : - ¡Estoy aquí, estoy aquí, papá!

Lo que un padre quiere oír al final de su vida es que su hijo está ahí".