viernes, 29 de junio de 2012

EL PAPADO


Imágenes Google-Arreglos MariamContigo
La Institución del Papado

Toda organización necesita de una cabeza y Pedro fue el primer jefe y la primera cabeza de la Iglesia. Fue el primer Papa de la Iglesia Católica. Jesús le entregó las llaves del Reino y le dijo que todo lo que atara en la Tierra quedaría atado en el Cielo y todo lo que desatara quedaría desatado en el Cielo. Jesús le encargó cuidar de su Iglesia, cuidar de su rebaño. El trabajo del Papa no sólo es un trabajo de organización y dirección. Es, ante todo, el trabajo de un padre que vela por sus hijos.
 
El Papa es el representante de Cristo en el mundo y es la cabeza visible de la Iglesia. Es el pastor de la Iglesia, la dirige y la mantiene unida. Está asistido por el Espíritu Santo, quien actúa directamente sobre Él, lo santifica y le ayuda con sus dones a guiar y fortalecer a la Iglesia con su ejemplo y palabra. El Papa tiene la misión de enseñar, santificar y gobernar a la Iglesia.
 
Nosotros, como cristianos debemos amarlo por lo que es y por lo que representa, como un hombre santo que nos da un gran ejemplo y como el representante de Jesucristo en la Tierra. Reconocerlo como nuestro pastor, obedecer sus mandatos, conocer su palabra, ser fieles a sus enseñanzas, defender su persona y su obra y rezar por Él.

Cuando un Papa muere, se reúnen en el Vaticano todos los cardenales del mundo para elegir al nuevo sucesor de San Pedro y a puerta cerrada, se reúnen en Cónclave (que significa: cerrados con llave). Así permanecen en oración y sacrificio, pidiéndole al Espíritu Santo que los ilumine. Mientras no se ha elegido Papa, en la chimenea del Vaticano sale humo negro y cuando ya se ha elegido, sale humo blanco como señal de que ya se escogió al nuevo representante de Cristo en la Tierra.
 
 

jueves, 28 de junio de 2012

ESCONDER LA FELICIDAD



Imágenes Google-Arreglos MariamContigo
En el principio de los tiempos, se reunieron varios demonios para hacer una maldad. Uno de ellos dijo: "Debemos quitarles algo a los hombres, pero, ¿qué les quitamos?".

Después de mucho pensar uno dijo: "¡Ya sé!, vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va a ser dónde esconderla para que no la puedan encontrar". Propuso el primero: "Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo", a lo que inmediatamente repuso otro: "no, recuerda que tienen fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos sabrán dónde está".

Luego propuso otro: "Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar", y otro contestó: "No, recuerda que tienen curiosidad, alguna vez alguien construirá algún aparato para poder bajar y entonces la encontrará".

Uno más dijo: "Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra". Y le dijeron: "No, recuerda que tienen inteligencia, y un dia alguien construirá una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la descubrirá, y entonces todos tendrán felicidad".

El último de ellos era un demonio que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás. Analizá cada una de ellas y entonces dijo: "Creo saber donde ponerla para que realmente nunca la encuentren".

Todos se giraron asombrados y preguntaron al mismo tiempo: "¿Dónde?". El demonio respondió: "La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán". Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así: el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la lleva consigo.



EL JUEGO DE LA VIDA


Imágenes Google-Arreglos MariamContigo
Imagina a la vida como un juego en el cual tú te encuentras haciendo malabarismos con 5 pelotas en el aire... A cada una las nombras así: trabajo, familia, salud, amigos y espíritu... y las mantienes todas en el aire.

Tú entiendes que la pelota del trabajo es de goma y que si la dejas caer, volverá a ti... Pero las otras 4 pelotas (familia, salud, amigos y espíritu) son de cristal; si dejas caer alguna de ellas, ésta será irremediablemente marcada, maltratada, cuarteada, dañada, o hasta rota y jamás volverá a ser lo mismo.

Debes entender esto y lograr equilibrar tu vida. ¿Cómo?
 
No te menosprecies comparándote con otros. Todos somos diferentes y cada uno tiene algo especial. 

No traces tus metas y objetivos basado en lo que resulta importante para las demás personas, sólo tu sabes qué es lo mejor para ti.

No des por olvidadas las cosas que se encuentran cerca de tu corazón, aférrate a ellas como a la vida, porque sin ellas... la vida carece de significado. 

No dejes que tu vida se resbale de los dedos viviendo en el pasado o para el futuro. Vive tu vida un día a la vez... vivirás todos los días de tu vida. 

No te des por vencido cuando aún tengas algo que dar, nada se da por terminado... hasta el momento en que dejas de intentarlo.

Que no te dé miedo admitir que eres menos perfecto, pues ésta es la frágil línea que nos mantiene unidos a los demás. 

No tengas miendo de afrontar los riesgos..., es tomando estas oportunidades  como aprendemos a ser valientes. 

La manera más rápida de recibir amor es darlo; la manera mas rápida de perderlo es apretarlo a nosotros demasiado; y la mejor manera de mantenerlo... es darle alas. 

No pases por la vida tan rápido que no solamente olvides de dónde vienes, sino también... adónde vas.

Nunca olvides que las necesidad emocional más grande de una persona es... sentirse apreciado. No tengas miedo de aprender. El conocimiento es liviano, es un tesoro que siempre cargarás fácilmente. 

No uses el tiempo ni las palabras sin cuidado, ninguna de las dos es remediable. La vida no es un carrera, es un jornada para saborear cada paso del camino.

Ayer es historia, mañana es un misterio y hoy es un regalo; ¡es por eso que lo llamamos PRESENTE!.


lunes, 25 de junio de 2012

OYENOS
















EMERGENCIA SIRIA





EMERGENCIA SIRIA: campaña de apoyo a cristianos refugiados. ¡Ayúdales!

INFÓRMATE:  http://www.ain-es.org/fichaNoticias/detalleNoticia.aspx?identificador=921

REZA:  http://www.ain-es.org/campanias/oracion/

TESTIGO DIRECTO: http://www.ain-es.org/fichaTestimonios/detalleTestimonios.aspx?identificador=919

APOYEMOS, EN CADA UNO DE ESTOS LINK ENCONTRARAS LA MANERA DE DONAR....  "HOY POR ELLOS, MAÑANA POR TI"...

CON AMOR, MARIAM...


domingo, 24 de junio de 2012

¿CUÁNTO VALES ?




Santiago, con el rostro abatido de pesar se reúne con su amiga Marisa en un bar a tomar un café. 

Deprimido descargó en ella sus angustias ... que el trabajo, que el dinero, que la relación con su pareja, que su vocación ..., que su assignement, ... que su tesis, ... todo parecía estar mal en su vida.

Marisa introdujo la mano en su cartera, sacó un billete de 50 dólares y le dijo:- ¿Santiago, quieres este billete? 

Santiago, un poco confundido al principio, inmediatamente le dijo:-Claro Marisa... son 50 dólares, ¿quién no los querría?

Entonces Marisa tomó el billete en uno de sus puños y lo arrugó hasta hacerlo un pequeño bollo. Mostrando la estrujada pelotita verde a Santiago volvió a preguntarle:- ¿Y ahora igual lo quieres?
-Marisa, no sé qué pretendes con esto, pero siguen siendo 50 dólares, claro que los tomaré si me lo entregas.

Entonces Marisa desdobló el arrugado billete, lo tiró al piso y lo restregó con su pie en el suelo, levantándolo luego sucio y marcado.-¿Lo sigues queriendo?

- Mira Marisa, sigo sin entender que pretendes, pero ese es un billete de 50 dólares y mientras no lo rompas conserva su valor... 

-Entonces Santiago, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee SIGUES siendo tan valioso como siempre lo hayas sido ... lo que debes preguntarte es CUANTO VALES en realidad y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado.

Santiago quedó mirando a Marisa sin atinar con palabra alguna mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro. 

Marisa puso el arrugado billete de su lado en la mesa y con una sonrisa cómplice agregó:- Toma, guárdalo para que te recuerdes de esto cuando te sientas mal... pero me debes un billete NUEVO de 50 dólares para poder usar con el próximo amigo que lo necesite !!. 

Le dio un beso en la mejilla a Santiago - quién aún no había pronunciado palabra - y levantándose de su silla se alejó con su atractivo andar con rumbo a la puerta. 

Santiago volvió a mirar el billete, sonrió, lo guardó en su billetera y dotado de una renovada energía llamó al mozo para pagar la cuenta ..

¿¿¿Ahora sabes cuanto vales??? Sonrie, todavia no estás roto


sábado, 23 de junio de 2012

DANZA DEL SOL



Imágenes Google-Arreglos MariamContigo
Natividad de San Juan Bautista
24 de junio de 1994  Fuente: “Cartas a un hermano sacerdote”, por Rev. Vincent Martín Lucia y Rev. Mons. Josefino Ramírez, coautores.  Bibliography
By Romualdo

Querido padre Tomás:
Esta carta es tan importante que la voy a hacer muy breve. Trataré de “disminuir” la cantidad de palabras, con el fin de aumentar “el impacto”.
La función de San Juan Bautista con respecto a Cristo debería ser también la nuestra con respecto a Cristo en el Santísimo Sacramento.
«...en medio de vosotros está uno a quien no conocéis... a quien yo no soy digno de desatarle la correa de su sandalia... “He ahí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”... pero he venido... para que Él sea manifestado... “He ahí el Cordero de Dios”» (Jn 1, 26-36).
Lo que proclamamos en la consagración debería ser el propósito y el centro de todo nuestro ministerio: Hacer conocer a Jesús en el Santísimo Sacramento, a Quien muchos no lo reconocen.
Tal como un joven amigo me dijo hace poco. “Mira en el Evangelio y verás que la gente era llevada directamente a Jesús. Esto es lo que deberíamos hacer hoy, llevar a la gente directamente a Jesús en el Santísimo Sacramento. Actualmente Él sigue haciendo por cada uno de nosotros las mismas cosas maravillosas que hizo por la gente en el tiempo del Evangelio”.
Así como Juan Bautista señalaba al Cordero de Dios, así la Iglesia entera debería señalar al Santísimo Sacramento. Al igual que él, nosotros debemos “disminuir” para que Él pueda “crecer” y establecer Su reino.
Por esta razón, la primera aparición de la Santísima Virgen en Medjugorje fue el 24 de junio, fiesta de San Juan Bautista. Como el precursor, la Virgen está señalando a su Hijo en el Santísimo Sacramento, y quiere que hagamos lo mismo porque Ella expresamente pidió la adoración perpetua del Santísimo Sacramento.
A esto se debe, querido Tomás, que el sol en el cielo baila. ¿Y por qué es que muchos lo ven como una hostia? El sol señala al Hijo porque todo en la creación nos llama para que nos acerquemos a Jesús en el Santísimo Sacramento. El sol también señala al Hijo porque Su gloria viene pronto. Su gloria en la E*ucaristía está por irrumpir y cuando lo haga: “Dichosos los que no han visto y han creído” (Jn 20,29).
Fraternalmente tuyo
en Su Amor Eucarístico,
Monseñor Pepe

jueves, 21 de junio de 2012

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA PARA ARGENTINA. VIDENTE RMD



Hermanos, les reenvío este mensaje tan revelador, del 2010, para que comprendamos el porqué de tantos mensajes de Nuestra Madre del Cielo; Ella viene a alertarnos y prevenirnos, a buscarnos para que nos refugiemos en Su Inmaculado Corazón, que es la 2º Arca de Salvación.
Los acontecimientos políticos que se están dando en estos momento, amerita que releamos este mensaje tan premonitorio.

Siempre con nuestra confianza puesta en Dios y en Nuestra Santa Madre, no tengamos miedo y hagámos lo que Ella nos pide, en éste y todos Sus mensajes : arrepentimiento, conversión , oración y frecuentar los sacramentos de la confesión y la comunión, amor a Dios y al prójimo.

"NO TENGAS MIEDO, SÓLO TEN FE" JESÚS (LUCAS 8, 50)

Un abrazo junto a los Corazones de Jesús y María.

p.d. Oremos por nuestra amada Argentina, porque la oración puede atenuar todo.

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA PARA ARGENTINA. VIDENTE RMD

BUENOS AIRES, miércoles 21 de octubre de 2010 – 00:30 horas
 
¡OREN EL SANTO ROSARIO, TRES VECES OREN!
“Hijo mío, hace tiempo que he venido al mundo trayendo los regalos del Cielo para mis pequeños hijos, pero he visto como los desprecian de manera abnegada, rechazo pleno de la cuestiones del Cielo. Durante muchos años he bajado sobre la tierra, pero mis apariciones y milagros que el Padre Eterno ha realizado a través de Su Niña Celestial no han llegado a sus corazones como debía ser. Sino que han permitido que los asuntos del mundo guiados por el rey de la mentira los reinen con grillete, manteniéndolos atados a las acciones de pecado y muerte. 
Cuanto dolor padece esta Madre cuando mira a sus hijos desde Cielo, destruyéndose unos a otros, sin contemplar aunque sea un segundo en sus vidas, las calamidades que cometen a sí mismos, no se detienen a observar y meditar cuanto daño se hacen unos a otros  y en especial recapacitar cuanto han ofendido al Dios de la Vida. ¡Si supieran hijos míos, que tan grande es vuestra miseria!. Parecen bestia feroces de las más horrendas que hasta los propios ángeles caídos, se sorprenden al verlos en tal magnitud; cuando más se alejan del Amor de Dios más se sumergen en las tinieblas, donde éstas los envuelven hasta convertirlos en monstruos sin piedad o compasión por el más pequeño. Al llegar a tal grado de maldad, sus corazones dejan de ser frágiles, de carne, para ser convertidos en piedra, una vez que éste es cambiado totalmente su condición por la propia elección del hombre, toda presencia Divina desaparece de la criatura, permitiéndole que sea presa de los tentadores de la oscuridad y hagan de ella una morada de desolación y aullidos de las criaturas infernales.  Cuánto dolor sufre este Mamá que vela por Ustedes, que los llama y no oyen su llamado, pero más sufrimiento Me causa cuando ya nada puedo hacer para salvarlos porque el alma ha preferido la muerte eterna que la salvación que dura para siempre. Dile a tu pueblo, que Argentina camina directamente a su propia desgracia si no cambia su curso por amor al poder  y al dinero, se han alejado de la mano protectora de Dios, ya saben cuales son las consecuencias al hacerlo. Hoy, mi niño, he hablado a tu hermano e hijo mío, José y le he dicho que el pueblo argentino caerá en un río de sangre sino se arrepiente de sus pecados. Arrepiéntete pueblo amado, pon tu rodilla en el suelo y pide misericordia al Dios Todopoderoso, porque la justicia ya está encima de tu cabeza. No puedo detener más la mano de Mi Hijo Amado, el peso de la Santa Justicia se hace muy pesado para sostenerlo. A medida que sus pecados siguen aumentado, más se baja la mano del Justo Juez. Miren como mis lágrimas llegan al suelo, mis niños. ¿No se compadecen por su Madre?. Oh, niños míos, cuantas advertencias a través de mis criaturas predilectas dispuestas por sufrir por vuestra salvación, he hecho llegar a cada rincón de esta tierra de Dios, pero solo unos pocos han sido capaces de retenerlas en sus corazones, solo unos pocos. Esta tierra, pronto, más rápido que canta gallo, será sucumbida en el llanto, desorden y terror al ver como los hermanos se asesinan unos a otros, porque este es el tiempo anunciado por Mi Hijo en las Sagradas Escrituras: “…llegará el tiempo en que se enfrentarán padres contra hijos, hijos contra padres, hermano contra hermano”. ¿Qué más señales necesitan para despertar del sueño de fallecimiento en el cual han caído?.  Este suelo sufrirá al ver como los jóvenes se destrozan  y tiñen sus rostros de sangre, las iglesias arderán y su jerarquía se lamentará por estar tanto tiempo en silencio alimentándose con alimentos de ídolos. Los gobernantes se traicionarán y desencadenarán una guerra del pueblo contra pueblo a causa de sus intereses sin Dios, uniformados se enfrentarán contra uniformados, el caos reinará por cada extremo  mi amada Argentina. Esto que te dicto hijo mío, te lo hago saber porque el Padre me lo permite hacerlo conocer ya que el tiempo de vuelta al sendero del perdón, casi está cerrado. Este momento estaba preparado y reservado por el Dios del Amor en el instante determinado por El, minúsculo lapso antes de los sucesos. Oh, pueblo sin Dios que quieres hacer de tu vida peor que Sodoma y Gomorra. ¿Qué te han hecho tu Creador y tu Madre para los desprecies con tanto odio?.  Una madrugada los habitantes de las tierras del sur se despertarán con la noticia de que el caos es el rey de la calles, verán como se incendian edificios y se saquean viviendas, destruyendo todo lo que hay dentro de ellas, se despreciará la vida misma. Grandes estruendos sacudirán los cimientos de este país y el rojo será el color que enarbolará los mástiles. Pero no temas mi pequeño rebaño constante, quien tenga un altar, por más diminuto que sea, con la imagen de Jesús, Nuestro Salvador, una cruz y una imagen de la Virgen Fiel, María, la Mujer Vestida del Sol, seré Yo misma que junto con mi ejército de Ángeles custodios protegeremos sus hogares. Cuando vean esto, no salgan de sus casas, cierren sus puertas con firmeza y coloquen sobre el dintel de las mismas, una cruz de madera, como escudo protector de las fuerzas de la oscuridad, del mismo modo harán en cada ventana u otra abertura que limite al exterior. El hambre y la pobreza azotarán a la nación, serán grandes flagelos de muerte y desolación a igual que la violencia, pero solo los que responden al llamado de la Madre, esos se mantendrán en pie. Cuando el gran momento de padecimiento pase por el pueblo argentino, Mí rebaño saldrá de su refugio y ayudarán a sus hermanos que han sido heridos o se encuentran enfermos, estiren sus manos, asístanlos en las necesidades que tengan porque estaremos juntos con Mi Hijo en vuestros corazones abrazando a cada alma en el cansancio y la angustia. La esperanza parecerá perdida, a los ojos de los hombres ya nada tendrá sentido, pero un hombre que he preparado antes de la venida al mundo, será quien llevará al pueblo el mensaje de amor y esperanza a cada habitante de Argentina. Será uno con Nuestros Sagrados Corazones, lo verán ser uno más con su gente, llorará por los suyos al ver que han caído, no tiene clase social porque su Madre Celestial no distingue a sus hijos por lo que tienen o cuanto han aprendido de las leyes del mundo, su ley será la de Dios y hablará en nombre del Omnipotente, su voz retumbará en los corazones de la gente y sentirá con seguridad que él es enviado por el Altísimo. Su Madre María, será la Guardiana y  el símbolo que lo identificará como verdadero hijo Mío, porque solo hablará de comprensión fundada en al Amor. Vuestros gobernantes, lo que tanto han preparado sobre el pueblo se volverá sobre ellos mismos y no podrán encontrar solución alguna, no tendrán control de sus propias artimañas, sino que ellas serán quienes los devoren  sin miramiento. Oren mis niños porque no saben cuando el ladrón vendrá a saquearlos, estén preparados con las candelas encendidas, la llegada está cerca. La señal de lo que he dicho ha comenzado y ha sido en esta semana dolorosa de Mi Argentina, llena de rencores y desprecios del hombre hacia el hombre llevándolos hasta la extinción misma. 

Oren el Santo Rosario, tres veces oren, ayunen, confiesen sus pecados y comulguen el Santo Cuerpo de Mi Hijo Jesucristo quien los espera todos los días en el Sacrificio Perpetuo.  
Cuando la tormenta llegue a su fin vendrán los años dorados para Argentina donde no existirán pobres ni ricos, sino una sola sociedad y verdadera comunión comandada por la Reina de todo lo Creado, el Inmaculado Corazón de María; seré una madre que tendrá a sus niños en su regazo para acariciarlos, abrazarlos con toda ternura y amor desmedido

Debes prepararte Mi rebaño para ese santiamén,  porque deberás esperar a tus hermanos que vendrán de otros países lejanos huyendo del opresor cuando ocupe el lugar de Pedro y la gran guerra se desate como un virus que se desparrama sin control.  Serán sus anfitriones, serán los hijos de María quienes esperarán a sus hermanos con brazos abiertos para darles descanso de tanto batallar. Prepárate ejército fiel, porque cuando menos lo imagines todo se cumplirá. Deben saber mis chiquillos que los sigo esperando como una madre que espera que su niño regrese a salvo de las altas horas de la noche. Gracias por haberme recibido en sus corazones. Vuestra Madre, María. Amén.”

martes, 19 de junio de 2012

EXORCISMO DE LEÓN XIII COMPLETO



Publicado por orden de Su Santidad León XIII

Primero debe rezarse, como todos los días el Rosario de la Virgen y después el Exorcismo del Papa León XIII. ¡Todos los días! (Al final se puede bajar versión imprimible)


Jesús nos dice lo siguiente:


Hijos míos: haced el Exorcismo de mi amado Arcángel Miguel, dictado a mi siervo el Papa León XIII, todas las veces que podáis y propagad su devoción. Si supierais hijos míos las gracias y la protección que os brindo a través de esta poderosa armadura, ¡si lo supierais!, ¡entonces la utilizaríais más frecuentemente y propagaríais su devoción! Yo, vuestro Padre, a través de mi amado Arcángel Miguel., expulso y protejo de toda fuerza del mal a todos aquellos que hagan y propaguen su devoción. De los lugares donde se practique esta devoción el demonio huirá y ninguna fuerza del mal os podrá tocar.


Todo aquel que ore con fe y en gracia de Dios el exorcismo de mi Amado Arcángel, se convierte en soldado de mi ejército aquí en la tierra; es poderosa armadura contra el ejército de Satanás y sus demonios; hacedlo después del rezo del Santo Rosario, para que veáis cuán grande poder os doy. Pregonad su devoción y os concederé indulgencias especiales. Os lo prometo.


Todo aquel que practique esta devoción tendrá la protección de mi Arcángel Miguel, y él, mi amado Príncipe, lo acompañará en todos sus caminos. Ni los demonios, ni las pestes, ni las tragedias, ni las catástrofes, ni las tempestades, ni el hambre, tocarán a las puertas de aquellos que oren con el exorcismo. Mi Arcángel será intercesor en esta vida y en la eternidad de todos aquellos que sean sus devotos. Hacedlo extensivo a vuestros familiares, parientes, vecinos, amigos y en general al mundo entero, para que las fuerzas del mal sean desterradas de la faz de la tierra. Uníos en oración al Corazón Inmaculado de María y a mis Ejércitos Celestiales; rezad el Santo Rosario y luego haced el Exorcismo, para que permanezcáis en victoria. Acordaos que el tiempo está cerca, sed verdaderos guerreros combatiendo junto a vuestra Madre María y a mis Ejércitos Celestiales. Sed devotos de mi Arcángel y Él, os asistirá en todas vuestras batallas espirituales. Estad pues hijos míos en gracia de Dios al orar con esta armadura y os brindaré grandes victorias sobre toda fuerza del mal.


San Miguel nos dice lo siguiente:


Hermanos, cada vez que oréis con mi exorcismo, llamadme primero tres veces, con mi grito de combate:


"¡Quién es como Dios!

Nadie es como Dios”


Y yo vendré con la velocidad del pensamiento a asistiros en vuestra lucha espiritual. No temáis hermanos, haced mi exorcismo; soy Yo vuestro hermano Miguel y los Arcángeles y Ángeles del Reino de mi Padre los que combatimos por vosotros; por lo tanto, no temáis, estamos para serviros, protegeros y amparos de todo mal y peligro.


Yo, Miguel, Príncipe de los ejércitos de mi Padre, os prometo que seré amigo e intercesor en esta vida y en la llegada a la eternidad de todos aquellos que oren y propaguen la devoción de mi exorcismo. No dejaré que ninguno de mis devotos se pierda y lo mismo haré con sus familias. Cuando llegue su hora, los llevaré a la Gloria de Dios y los presentaré ante mi Padre, sin que tengan que pasar por el Juicio de Dios.


Hermanos, os pido que al hacer mi exorcismo incluyáis las almas de los pecadores que en más peligro estén de condenarse, y las almas de los moribundos que estén en pecado mortal. Si oráis por ellas, yo intercederé ante mi Padre para que no se pierdan. Esas almas rescatadas del fuego del infierno os lo agradecerán y serán intercesoras vuestras cuando alcancen la Gloria de Dios. Orad también con mi exorcismo por la conversión de los pecadores, por la Iglesia y los Sacerdotes, para que nosotros, a través de vuestras oraciones y súplicas y por la Gracia de mi Padre, expulsemos a Jezabel (personaje bíblico) y Asmodeo (demonio que aparece en La Biblia), que están apartando a los Pastores de la Iglesia del camino del evangelio. Orad también por la paz del mundo, tan amenazada en vuestro tiempo y muy especialmente, orad por el triunfo del Inmaculado Corazón de Nuestra Señora y Reina María. Si nos llamáis, vendremos en vuestro auxilio; entended hermanos que mi Padre respeta vuestro libre albedrío, es por eso, por lo que debéis de orar y orar y más especialmente en estos tiempos de tanta oscuridad.


No olvidéis hermanos, orar con mi armadura en Gracia de Dios (confesados y comulgando), uniéndoos al Corazón Inmaculado de Nuestra Señora y Reina María, a Mí, y a los ejércitos celestiales, para que juntos desterremos de la faz de la tierra toda fuerza del mal.


“Gloria a Dios en el cielo” Aleluya, Aleluya, Aleluya.


El Exorcismo de León XIII


En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo


Salmo 67

Levántese Dios y sean dispersados sus enemigos y huyan de su presencia los que le odian. Como se disipa el humo se disipen ellos, como, se derrite la cera ante el fuego, así perecerán los impíos ante Dios.


Salmo 34

Señor, pelea contra los que me atacan; combate a los que luchan contra mí. Sufran una derrota y queden avergonzados los que me persiguen a muerte. Vuelvan la espalda llenos de oprobio los que maquinan mi perdición. Sean como polvo frente al viento cuando el Ángel del Señor los desbarate. Sea su camino oscuro y resbaladizo, cuando el Ángel del Señor los persiga.
 
Porque sin motivo me tendieron redes de muerte, sin razón me abrieron trampas mortales.

Que les sorprenda un desastre imprevisto, que los enrede la red que para mí escondieron; que caigan en la misma trampa que me abrieron. Mi alma se alegra con el Señor y gozará de su salvación. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.


Súplica a San Miguel Arcángel


Gloriosísimo príncipe de la milicia celestial, Arcángel San Miguel, defiéndenos en la lucha que mantenemos combatiendo “contra los principados y potestades, contra los caudillos de este mundo tenebroso, contra los espíritus malignos esparcidos por los aires” (Ef. 6, 12). Ven en auxilio de los hombres que Dios creó incorruptibles a su imagen y semejanza (Sap. 2, 23), y a tan “alto precio rescatados” (I Cor. 6, 20) de la tiranía del demonio. Con las huestes de los ángeles buenos pelea hoy los combates del Señor, como antaño luchaste contra Lucifer, corifeo de la soberbia y contra sus ángeles apóstatas. Ellos no pudieron vencer, y perdieron su lugar en el Cielo. “Fue precipitado el gran dragón, la antigua serpiente el denominado diablo y Satanás, el seductor del universo: fue precipitado a la tierra y con él fueron arrojados sus ángeles” (Apoc. 12,.8-9).


He aquí que el antiguo enemigo y homicida se ha erguido con vehemencia. Disfrazado de “ángel de luz” (II Cor. 11, 14) con la escolta de todos los espíritus malignos rodea e invade la tierra entera, y se instala en todo lugar, con el designio de borrar allí el nombre de Dios y de su Cristo, de arrebatar las almas destinadas a la corona de la gloria eterna, de destruirlas y perderlas para siempre. Como el más inmundo torrente, el maligno dragón derramó sobre los hombres de mente depravada y corrompido corazón, el veneno de su maldad: el espíritu de la mentira, de la impiedad y de la blasfemia; el letal soplo de la lujuria, de todos los vicios e iniquidades.


Los más taimados enemigos han llenado de amargura a la Iglesia, esposa del Cordero Inmaculado, le han dado a beber ajenjo, han puesto sus manos impías sobre todo lo que para Ella es más querido. Donde fueron establecidas la Sede de San Pedro y la Cátedra de la Verdad como luz para las naciones, ellos han erigido el trono de la abominación de la impiedad, de suerte que, golpeado el Pastor, pueda dispersarse la grey. Oh invencible adalid, ayuda al pueblo de Dios contra la perversidad de los espíritus que le atacan y dale la victoria.


La Iglesia te venera como su guardián y patrono, se gloría que eres su defensor contra los poderes nocivos terrenales e infernales; Dios te confió las almas de los redimidos para colocarlos en el estado de la suprema felicidad. Ruega al Dios de la paz que aplaste al demonio bajo nuestros pies, para que ya no pueda retener cautivos a los hombres y dañar a tu Iglesia. Ofrece nuestras oraciones al Altísimo, para que cuanto antes desciendan sobre nosotros las misericordias del Señor (Salmo 78, 8), y sujeta al dragón, la antigua serpiente, que es el diablo y Satanás, y, una vez encadenado, precipítalo en el abismo, para que nunca jamás pueda seducir a las naciones (Apoc. 20).


Después de esto, confiados en tu protección y patrocinio, con la sagrada autoridad de la Santa Madre Iglesia, nos disponemos a rechazar la peste de los fraudes diabólicos, confiados y seguros en el Nombre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor.


He aquí la Cruz del Señor, huid poderes enemigos.


R. Ha vencido el León de la tribu de Judá, la raíz de David.
   Señor, que tu misericordia venga sobre nosotros.
R. Como lo esperamos de Ti.

Señor, escucha nuestra oración.

R. Y llegue a Ti nuestro clamor.

(El Señor esté con vosotros. (Sólo si es un sacerdote)

R. Y con tu espíritu).


Oremos
 
Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo, invocamos tu santo Nombre y suplicantes imploramos tu clemencia, para que, por la intercesión de la Inmaculada siempre Virgen María Madre de Dios, del Arcángel San Miguel, de San José Esposo de la Santísima Virgen, de los santos Apóstoles Pedro y Pablo y de todos los Santos, te dignes prestarnos tu auxilio contra Satanás y todos los demás espíritus inmundos que vagan por el mundo para dañar al género humano y para la perdición de las almas. Amén.


Exorcismo: Te exorcizamos todo espíritu maligno, poder satánico, ataque del infernal adversario, legión, concentración y secta diabólica, en el nombre y virtud de Nuestro Señor Jesucristo, para que salgas y huyas de la Iglesia de Dios, de las almas creadas a imagen de Dios y redimidas por la preciosa Sangre del Divino Cordero. En adelante no oses, perfidísima serpiente, engañar al género humano, perseguir a la Iglesia de Dios, zarandear a los elegidos y cribarlos como el trigo. Te lo manda Dios Altísimo, a quien en tu insolente soberbia aún pretendes asemejarte, “el cual quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad” (II Tim. 2). Te lo manda Dios Padre te lo manda Dios Hijo; te lo manda Dios Espíritu Santo. Te lo manda la majestad de Cristo, el Verbo eterno de Dios hecho hombre, quien para salvar a la estirpe perdida por tu envidia, “se humilló a sí mismo hecho obediente hasta la muerte” (Fil. 2); el cual edificó su Iglesia sobre roca firme, y reveló que los “poderes del infierno nunca prevalecerían contra ella, Él mismo había de permanecer con ella todos los días hasta el fin de los tiempos” (Mat. 28, 20). Te lo manda el santo signo de la Cruz y la virtud de todos los Misterios de la fe cristiana. Te lo manda la excelsa Madre de Dios, la Virgen María, quien con su humildad desde el primer instante de su Inmaculada Concepción aplastó tu orgullosa cabeza.


Te lo manda la fe de los santos Apóstoles Pedro y Pablo y de los demás Apóstoles. Te lo manda la sangre de los mártires y la piadosa intercesión de todos los Santos y Santas. Por tanto, maldito dragón y toda legión diabólica, te conjuramos por Dios vivo, por Dios verdadero, por Dios santo, que “de tal modo amó al mundo que entregó a su unigénito Hijo, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que viva la vida eterna” (Juan 3); cesa de engañar a las criaturas humanas y deja de suministrarles el veneno de la eterna perdición; deja de dañar a la Iglesia y de poner trabas a su libertad. Huye Satanás, inventor y maestro de toda falacia, enemigo de la salvación de los hombres. Retrocede ante Cristo, en quien nada has hallado semejante a tus obras. Retrocede ante la Iglesia una, santa, católica y apostólica, la que el mismo Cristo adquirió con su Sangre. Humíllate bajo la poderosa mano de Dios. Tiembla y huye, al ser invocado por nosotros el santo y terrible Nombre de Jesús, ante el que se estremecen los infiernos, a quien están sometidas las Virtudes de los cielos, las Potestades y las Dominaciones; a quien los Querubines y Serafines alaban con incesantes voces diciendo: Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios de los Ejércitos.


Señor, escucha mi oración. R. Y llegue a Ti mi clamor.
(El Señor esté con vosotros. Sólo si es un sacerdote. R. Y con tu espíritu).

Oremos. Dios del Cielo y de la tierra, Dios de los Ángeles, Dios de los Arcángeles, Dios de los Patriarcas, Dios de los Profetas, Dios de los Apóstoles, Dios de los Mártires, Dios de los Confesores, Dios de las Vírgenes, Dios que tienes el poder de dar la vida después de la muerte, el descanso después del trabajo, porque no hay otro Dios fuera de Ti, ni puede haber otros sino Tú mismo, Creador de todo lo visible y lo invisible, cuyo reino no tendrá fin: humildemente te suplicamos que tu gloriosa Majestad se digne librarnos eficazmente y guardarnos sanos de todo poder, lazo, mentira y maldad de los espíritus infernales. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.


De las asechanzas del demonio.

R. Líbranos, Señor.

Haz que tu Iglesia te sirva con segura libertad.

R. Te rogamos, óyenos.

Dígnate humillar a los enemigos de tu Iglesia.

R. Te rogamos, óyenos.


(Se rocía con agua bendita el lugar y a los presentes).
Señor, no recuerdes nuestros delitos ni los de nuestros padres, ni tomes venganza de nuestros pecados (Tobías 3, 3).

Padre nuestro….

Y ahora rezar la siguiente oración:

PODEROSA INVOCACIÓN PARA PEDIR PROTECCIÓN

¡Adoración! ¡Adoración! ¡Adoración! ¡A Ti oh arma poderosa!

¡Adoración! ¡Adoración! ¡Adoración! ¡A Tu Sangre Preciosa! Misericordioso Jesucristo Agonizante, derrama Tu Sangre Preciosa sobre las almas. Satisface nuestra sed, y vence al enemigo. Amén.

Poderosa Sangre de Salvación, combate al enemigo. (3 veces).


Y finalmente:


ORACIÓN DE COMBATE A SAN MIGUEL

Se llama primero a San Miguel, pidiéndole permiso al Padre celestial con el rezo de un Padrenuestro. Luego se dice la oración que se enseñó para estos tiempos:
San Miguel Arcángel: Defiéndenos en la pelea contra Satanás y sus demonios; sed nuestro amparo y protección; que el Altísimo os dé el poder y el permiso para que nos asistáis y que Dios haga oír su voz imperiosa para que expulse a Satanás y sus demonios que quieren hacer perder la humanidad. Que tu grito: "Quién es como Dios, nadie es como Dios", someta a Satanás y sus demonios bajo nuestros pies. Amén.

 

domingo, 17 de junio de 2012

EL COFRE DE VIDRIO ROTO



La ambición de tres hijos, los llevó a preocuparse por su anciano padre... Para que al final, aprendan una valiosa lección...


Érase una vez un anciano que había perdido a su esposa y vivía solo. 

Había trabajado duramente como sastre toda su vida, pero los infortunios lo habían dejado en bancarrota, y ahora era tan viejo que ya no podía trabajar. 

Las manos le temblaban tanto, que no podía enhebrar una aguja, y la visión se le había enturbiado demasiado para hacer una costura recta. 

Tenía tres hijos varones, pero los tres habían crecido y se habían casado, y estaban tan ocupados con su propia vida que sólo tenían tiempo para cenar con su padre una vez por semana. 

El anciano estaba cada vez más débil, y los hijos lo visitaban cada vez menos:
- No quieren estar conmigo ahora; se decía...
- Tienen miedo de que yo me convierta en una carga. 

Se pasó una noche en vela pensando qué sería de él y al fin trazó un plan. 

A la mañana siguiente, fue a ver a su amigo el carpintero y le pidió que le fabricara un cofre grande. Luego fue a ver a su amigo el cerrajero y le pidió que le diera un cerrojo viejo. Por último, fue a ver a su amigo el vidriero y le pidió todos los fragmentos de vidrio roto que tuviera. 

El anciano llevó el cofre a su casa, lo llenó hasta el tope de vidrios rotos, le echó llave y lo puso bajo la mesa de la cocina. 

Cuando sus hijos fueron a cenar, lo tocaron con los pies, y mirando bajo la mesa preguntaron:
- ¿Qué hay en ese cofre? 

El anciano respondió:
- ¡OH nada! Sólo algunas cosas que he ahorrado. 

Sus hijos lo empujaron y vieron que era muy pesado. Lo patearon y oyeron un tintineo. Debe estar lleno con el oro que ahorró a lo largo de los años susurraron. Deliberaron y decidieron turnarse para vivir con el viejo, y así custodiar el "tesoro". 

La primera semana el hijo menor se mudó a la casa del padre, lo cuidó y le cocinó. 

A la semana siguiente, lo reemplazó el segundo hijo, y la semana siguiente acudió el hijo mayor. Así siguieron por un tiempo. 

Al fin el anciano padre enfermó y falleció. Los hijos le hicieron un bonito funeral, pues creían que una fortuna los aguardaba bajo la mesa de la cocina, y podían costearse un gasto grande con el viejo. 

Cuando terminó la ceremonia, buscaron en toda la casa hasta encontrar la llave, y abrieron el cofre. Por cierto, lo encontraron lleno de vidrios rotos. 

- ¡Qué triquiñuela tan infame! exclamó el hijo mayor ¡Qué crueldad para con sus hijos! 

- ¿Pero, qué podía hacer? - preguntó tristemente el segundo hijo.

- Seamos francos. De no haber sido por el cofre, lo habríamos descuidado hasta el final de sus días. Estoy avergonzado de mí mismo -sollozó el hijo menor-. Obligamos a nuestro padre a rebajarse al engaño, porque no observamos el mandamiento que él nos enseñó cuando éramos pequeños. 

El hijo mayor muy enojado, volcó el cofre para asegurarse de que no hubiera ningún objeto valioso oculto entre los vidrios, y los desparramó en el suelo hasta vaciar el cofre. 

Los tres hermanos miraron silenciosamente dentro y leyeron una inscripción que el padre les había dejado en el fondo: 

Imágenes Google-Arreglos MariamContigo



sábado, 16 de junio de 2012

EL DETENTE



Imágenes Google-Arreglos MariamContigo
EL DETENTE O SALVAGUARDA DEL SAGRADO CORAZON DE JESUS

El "detente" es un pequeño emblema que se lleva sobre el pecho, con la imagen del Sagrado Corazón. Es propio de quien ama llevar consigo un signo de su amado, así el "detente" es signo de nuestro amor al Sagrado Corazón de Jesús y de nuestra confianza en su protección contra las acechanzas del maligno.

Le decimos "detente", en nombre de Jesús, al demonio y a toda maldad. Se le conoce también como el “Pequeño Escapulario del Sagrado Corazón”, aunque no es, en el sentido estricto de la palabra, un escapulario.


Origen: Proviene de Santa Margarita María Alacoque, como lo atestigua una carta dirigida por ella a la Madre Saumaise el 2 de Marzo de 1686 en la que le dice: “Él (Jesús) desea que usted mande a hacer unas placas de cobre con la imagen de su Sagrado Corazón para que todos aquellos que quisieran ofrecerle un homenaje las pongan en sus casas, y unas pequeñas para llevarlas puestas.” (Vida y Obras, vol. II, p.306, nota).

Ella misma llevaba una sobre su pecho, debajo del hábito e invitaba a sus novicias a hacer lo mismo. Hizo muchas de estas imágenes y recomendaba que su uso era muy agradable al Sagrado Corazón.


El detente y la plaga de Marsellas


Fue especialmente en el año 1720, durante una terrible plaga en Marsellas, Francia (Cf. Hamon, op.cit., vol. III, p. 431) que este pequeño escapulario, o como se le llamó “Salvaguardia,” se difundió entre todos los fieles. Este “Detente” consistía en un pedazo de tela blanca en la cual la imagen del Sagrado Corazón era bordada, con la leyenda “Oh Corazón de Jesús, abismo de amor y misericordia, en ti confío” (Las palabras: “Detente, el Corazón de Jesús está aquí” corresponden a un período posterior. Hamon, ibid.,Nota).


La forma que hoy tiene el detente fue dada por la Venerable Ana Magdalena Rémuzat, a quien el Señor le había dejado saber de antemano el daño que iba a causar la plaga y también el maravilloso auxilio que la ciudad encontraría en la devoción a Su Sagrado Corazón. Ella hizo, con la ayuda de sus hermanas en religión, miles de estos emblemas y los repartieron por toda la ciudad y alrededores. La historia nos relata que poco después la plaga cesó. (Cf. Hamon, op. cit., vol III, p.425; Beringer, op. cit., vol I, n. 953, p. 520).


Entre los regalos que el Papa Bendicto XIV, en el 1748, envió a la princesa Polaca Mary Lczinska con la ocasión de su matrimonio con el Rey de Francia Luis XV, habían, de acuerdo a las memorias de ese tiempo, “muchos escudos del Sagrado Corazón hechos de taffeta roja y bordados en oro.” (De Franciosi, s.j., La dévotion au Sacré-Coeur de Jésus, p. 289).


En el tiempo de la Revolución Francesa se desató una violenta persecución contra la Iglesia. Estos escapularios se tuvieron por “la manifestación viva del fanatismo” y como evidencia de hostilidad al régimen revolucionario. Durante el juicio de la reina María Antonieta, se produjo en su contra, como evidencia, un pedazo de papel muy fino que se encontró entre sus pertenencias, en el que la imagen del Sagrado Corazón estaba dibujada, con la llaga, la cruz y la corona de espinas, y con la leyenda: “Sagrado Corazón de Jesús, ten misericordia de nosotros.” (Ibid., p. 290).


El uso del detente se extendió grandemente, especialmente desde el 1866, durante los estragos producidos por la epidemia del cólera de Amiens, Roubaix, Cairo y otras partes. Su influencia beneficiosa se hizo evidente. Después de la guerra Franco-Alemana los “Salvaguardia” probaron ser en mas de una ocasión, un escudo que protegió a muchos soldados franceses de las balas enemigas. (Cf. Messager du Coeur de Jésus, vol. XIX, p. 180).


Indulgencia


El Papa Pío IX le concedió en el año 1872, una indulgencia de 100 días una vez al día a todos los fieles que usaran alrededor de sus cuellos este emblema piadoso y rezaran un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. (Preces et pia opera, n. 219).


En un breve de fecha 20 de Junio de 1873 encontramos la respuesta a dos preguntas en referencia al Detente:


1. Como no es un escapulario en el sentido estricto de la palabra, sino mas bien un escudo o emblema del Sagrado Corazón, las reglas generales para el escapulario propiamente llamado, no son aplicable a él. Así que no necesita ni una bendición especial, ni una ceremonia o inscripción. Es suficiente con usarlo para que cuelgue en el cuello.


lunes, 11 de junio de 2012

EL VERDADERO ROSTRO DE LAURA VICUÑA


Salesianas esperan órdenes de Roma tras revelarse verdadero rostro de beata Laura Vicuña 

 

Impacto por la investigación de Carabineros que difundió "El Mercurio": Salesianas esperan órdenes de Roma tras revelarse verdadero rostro de beata Laura Vicuña
Superiora provincial en Chile, Aurelia Rossi, asegura que la congregación no ocultó información y que deberán actuar según los lineamientos que dé la madre general.  Gustavo Villavicencio A.

 
Sorprendida se encontraba ayer la superiora provincial de las Hijas de María Auxiliadora en Chile, Aurelia Rossi, con la noticia de la investigación secreta que reveló el verdadero rostro de Laura Vicuña, realizada en nuestro país por Carabineros de Chile y entregada a las salesianas argentinas en enero.

La religiosa fue enfática al asegurar que el rostro que se conocía no fue inventado. "Para mí es importante clarificar de dónde vino el rostro actual que conocemos de la beata, que fue elegido por la hermana de Laura Vicuña. Ella misma visitó todos nuestros colegios y buscó el rostro que más se parecía a su hermana. Además, los parientes de Laura, para los festejos de su beatificación, declararon que el rostro antiguo se parecía mucho a la beata", aseguró, aclarando que van a estudiar a futuro qué se hará con este tema.

Para la religiosa, el hecho de hacer pública la noticia del nuevo rostro no cancela su santidad. "No es el rostro el que importa acá. Creo que este nuevo rostro nos acerca más a la realidad, y no hay por qué negarlo", afirmó.

Sor Aurelia acaba de ser elegida en su nuevo cargo y, según cuenta, para ella eran completamente desconocidos este estudio y su resultado. "Creo que esta investigación se hizo para acercarnos a la verdad de una futura santa. Que tenga el rostro chileno o italiano no es tema, lo que importa realmente es que sea santa. Desconozco completamente este encargo, y me tendré que informar sobre el tema. Si este estudio fue solicitado por nosotras, tenemos que aceptar con mayor razón el resultado", señala.

Frente a la consulta de si en algún momento se ocultó información, la religiosa lo niega: "No lo creo. Lo que sucede es que se hicieron estudios posteriores. Conocimos a Laura Vicuña por medio de las hermanas que vivieron con ella, a través de su gran amiga Mercedes, quien se entrevistó incluso una vez conmigo en Buenos Aires. Nosotras la hemos conocido por medio de quienes la educaron; posteriormente, el padre (Ciro) Brugna tuvo más información y profundizó en su vida. Me parece muy bien que lo haya podido hacer, pero existen documentos más cercanos a la realidad de ese entonces".

Ante el tema de la actual imagen, la religiosa recuerda que las Hijas de María Auxiliadora son un instituto religioso y todo pasa por la madre general, quien vive en Roma, y las orientará sobre el proceso que pueda tener la nueva imagen. "Creo que la última palabra en este tema la tiene Roma; mientras tanto, procuraremos decir la verdad de lo que sabemos, de cómo surgió la primera imagen de Laura Vicuña, que no fue un invento de las hermanas chilenas, argentinas o italianas. Nosotras enfrentamos este momento con serenidad, iremos profundizando y si éste es el verdadero rostro de Laura Vicuña, ¿por qué no proclamarlo? Pero antes tenemos que volver a hablar con las hermanas argentinas, unir criterios, ponernos de acuerdo y escuchar la palabra de la madre general, quien es la que nos ayudará a discernir la información que saldrá al mundo".

Laura Vicuña podría ser prontamente elevada a los altares; todo depende de un milagro chileno y otro argentino, que se encuentran en estudio en Italia, a la espera de ser reconocidos.

Biógrafo de Vicuña critica falta de prolijidad de las salesianas
"Creo que es excelente que se haya hecho público el verdadero rostro de Laura Vicuña. Primero, para acceder a la verdad, y segundo, por ayudar a valorar que la beata es una niñita y no una señorita", comenta el sacerdote Pedro de la Noi, uno de los mayores estudiosos de la figura de la beata.

De la Noi piensa que frente al tema del rostro no se fue prolijo. "Esto no lo merecía la beata. No pienso que fue con intención. Supongo que no hubo gran reflexión frente al tema. Creo que existió un error al no prestarle la debida atención al padre Ciro Brugna, él tenía las cosas muy claras. Acá hay un error de información de parte de las salesianas", asevera.

Frente a la consulta por los seguidores de la beata, el padre de la Noi cree que estos aumentarán. "La verdadera Laura Vicuña es más cercana, se va a valorar más el acento de niñita latinoamericana".

El sacerdote de la Noi intentará cambiar rápidamente las dos imágenes que tiene en las dos parroquias que atiende actualmente: San Isidro Labrador (en la calle San Isidro, en Santiago centro) y San Miguel Arcángel (en avenida Matta, en la misma comuna).



EL FALSO PROFETA



EL FALSO PROFETA MAITREYA | ALIANZA DE AMOR                                                                                                   

domingo, 10 de junio de 2012

sábado, 9 de junio de 2012

EL PURGATORIO, CONSECUENCIA DEL PECADO VENIAL







Imágenes Google-Arreglos MairamContigo
El purgatorio existe. Nos lo dice la fe, el catecismo. Además, no puede ser más razonable. Sin el purgatorio “faltaría algo". La Iglesia celebra muchas Santa Misas por los difuntos. Ahora bien, los santos del Cielo no necesitan que recemos por ellos; tampoco los condenados al infierno pueden aprovechar los frutos del Santo Sacrificio. Luego, hay almas que no están en el infierno, ni en el Cielo, ¿Dónde están? En el purgatorio.

Sin duda, habéis presenciado algún entierro. La muerte es una realidad que nos amenaza. Acontecerá, moriremos, es cierto. ¿Cuándo? No lo sabemos. Pero, moriremos un día. Al llegar ese momento, sólo caben dos destinos: Con Dios: el Cielo; sin Dios: el infierno.

¿Y los que mueren con pecados veniales? Son de Dios. Están fijos en Él. Pero necesitan quitar las manchas que oscurecen su vestido blanco.

El purgatorio es un lugar de sufrimiento, y no cualquier sufrimiento, un sufrimiento terrible. ¡“La mínima pena del purgatorio, dice Santo Tomás, excede la máxima de este mundo”! Un día, un alma del purgatorio apareció a una persona para pedirle oraciones que alivien sus penas; y antes de volver al purgatorio, la aparición tocó un candelabro que, inmediatamente, se fundió. Hermanos, el bronce o el latón, los materiales habituales de los candelabros, necesitan, para fundirse, de un calor de más o menos ¡1000 grados!.. Hagamos nuestro purgatorio en este mundo; es mucho menos doloroso que en el otro. A veces, algunos dicen que el Cielo está muy alto y que se contentarán con un lugarcito en el purgatorio.

En realidad, quien habla así se olvida de la terrible intensidad del sufrimiento en el purgatorio, primero.

En secundo lugar, se olvida que en el purgatorio no se puede adquirir méritos para sí y para los otros; hay solamente una purificación, una expiación personal. Pero en esta vida el sufrimiento aceptado en unión con Nuestro Señor es un instrumento de santificación y de salvación.

En fin, hablar así (“me basta un lugarcito en el purgatorio”) es cometer un error de “balística” (como se dice en la artillaría), de puntería: cuando el blanco está muy distante, hay que apuntar alto, sino no se alcanzará el blanco. Del mismo modo, quien dice que vive de tal modo que por lo menos alcanzará al purgatorio y no al Cielo, corre el riesgo de irse debajo del purgatorio, al infierno. Pero, quizás se preguntan: ¿entonces, para alcanzar al Cielo, a que debemos apuntar si debemos dirigirnos a lo más alto? Respuesta: al Altísimo, a Dios mismo y por la búsqueda de la santidad, especialmente rechazando al pecado venial deliberado, y no sólo las faltas graves. Lo dice el santo Cura de Ars: “¡hay que ir al cielo como una bala de cañón!” (hoy diría el santo Cura: como un cohete)... En todo caso no como una mariposa o un murciélago.

Cuidemos las tumbas de nuestros seres queridos: flores, luces, coronas. Vayamos a ellas con un poco de agua bendita. Demostrémosles nuestro amor. Pero la mejor muestra de cariño es rogar por ellos. Es lo único que les aprovecha para su salvación. Dice San Agustín: “Una lágrima por un difunto se evapora: Una flor sobre su tumba se marchita. Una oración por su alma, la recoge Dios”. Pidamos todos los días por ellos y por todos los fieles difuntos. Son hermanos nuestros en Nuestro Señor Jesucristo, hay que hacerlo siempre no sólo en el día de los difuntos.

La vida es breve, “ni siquiera dos horas”, dice Santa Teresa de Ávila comparándola con la eternidad. La puerta de nuestra eternidad es la muerte. No termina todo con la muerte. Más bien, es el comienzo de la verdadera vida. Lo dice el prefacio: “vita mutatur, non tollitur”, “para tus fieles, Señor, la vida se muda, no fenece”.

Entonces, vivamos con esta santa esperanza y de tal modo que la muerte no nos sorprenda en estado de pecado mortal.

¡Pobres hombres que no tienen la fe y la esperanza cristiana! Según ellos, todo se termina con la muerte, entonces procuran gozar lo más posible en esta vida efímera antes de caer en el infierno eterno. Recemos por los 156.000 seres humanos que, cada día en la tierra, atraviesan la puerta de la Eternidad.

Que la Santísima Virgen convierta a los pobres pecadores, especialmente a los que están agonizando, y alivie a las santas almas del purgatorio.
 
 
 
 

jueves, 7 de junio de 2012

ALGUNOS TEXTOS SOBRE LA EUCARISTÍA


Imágenes Google-Arreglos MariamContigo
Presencia real

En el santísimo sacramento de la Eucaristía están "contenidos verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo y la Sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente, Cristo entero". "Esta presencia se denomina real, no a título exclusivo, como si las otras presencias no fuesen reales, sino por excelencia, porque es sustancial, y por ella Cristo, Dios y hombre, se hace totalmente presente".

Catecismo, n. 1374 misterio de la fe Misterio de la fe

Por la consagración del pan y del vino se opera el cambio de toda la sustancia del pan en la sustancia del Cuerpo de Cristo nuestro Señor y de toda la sustancia del vino en la sustancia de su Sangre; la Iglesia católica ha llamado justa y apropiadamente a este cambio transustanciación"

Catecismo, n. 1376

Cristo todo entero

La presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración y dura todo el tiempo que subsistan las especies eucarísticas. Cristo está todo entero presente en cada una de las especies y todo entero en cada una de sus partes, de modo que la fracción del pan no divide a Cristo.

Catecismo, n. 1377

Sólo por la fe

"La presencia del verdadero Cuerpo de Cristo y de la verdadera Sangre de Cristo en ese sacramento, no se conoce por los sentidos, dice Santo Tomás, sino sólo por la fe, la cual se apoya en la autoridad de Dios. Por ello, comentando el texto de S. Lucas 22, 19: Esto es mi Cuerpo que será entregado por vosotros, S. Cirilo declara: no te preguntes si esto es verdad, sino acoge más bien con fe las palabras del Señor, porque Él, que es la Verdad, no miente"

Catecismo, n. 1381

Jesús está presente en la Eucaristía.

¡No olvidéis que Jesús ha querido permanecer presente, personal y realmente, en la Eucaristía, misterio inmenso, pero realidad segura, para concretar de modo auténtico este amor suyo individual y salvífico!

Juan Pablo II, Roma, 11-III-1979

¡Cristo vive!

Este mismo sacrificio redentor de Cristo se actualiza sacramentalmente en cada Misa que se celebra, quizá muy cerca de vuestros lugares de estudio y de trabajo. No es Jesús, por tanto, alguien que ha dejado de actuar en nuestra historia. ¡No! ¡Él vive! Y continúa buscándonos a cada uno para que nos unamos a Él cada día en la Eucaristía, también, si es posible, acercándonos -con el alma en gracia, limpia de todo pecado mortal- a la comunión.

Juan Pablo II, Buenos Aires, 11-IV-1987


El momento de la despedida

¡Cuántas veces en nuestra vida hemos visto separarse a dos personas que se aman!

Y en la hora de la partida, un gesto, una fotografía, un objeto que pasa de una mano a otra para prolongar de algún modo la presencia en la ausencia. Y nada más. El amor humano sólo es capaz de estos símbolos.

En testimonio y como lección de amor, en el momento de la despedida, "viendo Jesús que llegaba su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin" (Jn. 13, l).

Así, al despedirse, Nuestro Señor Jesucristo verdadero Dios y verdadero hombre, no deja a sus amigos un símbolo, sino la realidad de Sí mismo. Va junto al Padre, pero permanece entre nosotros los hombres. No deja un simple objeto para evocar su memoria. Bajo las especies del pan y del vino está Él, realmente presente, con su Cuerpo y su Sangre, su alma y su divinidad.

Juan Pablo II Fortaleza (Brasil), 9-VII-1980

Adorar a Cristo en el Sagrario

Cristo se queda en medio de nosotros. No sólo durante la Misa, sino también después, bajo las especies reservadas en el Sagrario. Y el culto eucarístico se extiende a todo el día, sin que se limite a la celebración del Sacrificio. Es un Dios cercano, un Dios que nos espera, un Dios que ha querido permanecer con nosotros. Cuado se tiene fe en esa presencia real, ¡qué fácil resulta estar junto a Él, adorando al Amor de los amores!, ¡qué fácil es comprender las expresiones de amor con que a lo largo de los siglos los cristianos han rodeado la Eucaristía!

Juan Pablo II. Lima, 15-VI-1988

Examínese cada cual

Para responder a esta invitación, debemos prepararnos para este momento tan grande y santo. San Pablo exhorta a un examen de conciencia: "quien coma el pan o beba el cáliz del Señor indignamente, seré reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese pues, cada cual, y coma entonces del pan y beba del cáliz

"Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo". Quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar.

Ante la grandeza de este sacramento, el fiel sólo puede repetir humildemente y con fe ardiente las palabras del Centurión-. "Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

Catecismo n. 1385

Jamás dejéis la misa dominical

Que vuestra fidelidad se manifieste especialmente en la participación litúrgica dominical y festiva: jamás dejéis la Santa Misa y, si os es posible, no dejéis jamás el encuentro con Cristo en la comunión eucarística.

Juan Pablo II. Velletri (Italia), 8-1X-1980

BENDICIÓN CON EL SANTÍSIMO

Jesucristo, antes de irse al Cielo, bendice a los hombres que estaban con Él. Y sigue bendiciéndonos cuando Él, presente en la Hostia, dejándose llevar en las manos del sacerdote, nos hace la señal de la cruz.

¡Qué quiere decir que Jesús me bendice- Bendecir: decir bien; y lo que Dios dice se hace. Cuando bendice, dice y hace el bien, da su fuerza, su paz, su gracia, su eficacia a aquello que bendice. Es como si Jesucristo dijese: eso que bendigo lo apoyo, dará la fuerza que necesite, digo bien de eso, cuenta con mi gracia.

Antes y después de lo que es propiamente la bendición aprovechamos para adorarle, para darle -hablando humanamente- un gustazo; procuramos que está a gusto, que disfrute con nosotros.


ESTACIÓN DE ADORACIÓN

Se reza tres veces lo que sigue, terminando con "una comunión espiritual"

V: Viva Jesús Sacramentado
R: Viva y de todos sea amado

Padrenuestro, Ave María y Gloria. Comunión espiritual.

Yo quisiera Señor recibiros, con aquella pureza, humildad y devoción con que os recibió vuestra Santísima Madre, con el espíritu y fervor de los santos.

Oración: ¡Oh Dios!, que bajo un Sacramento admirable nos dejaste el memorial de tu Pasión, concédenos que de tal suerte veneremos los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que experimentemos constantemente en nosotros el fruto de tu Redención: Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R: Amén.

BENDICIÓN

Mientras Jesucristo, en manos del sacerdote, te hace la señal de la cruz, clava los ojos en Él, y aprovecha para adorarle, agradecerle, pedirle perdón, y pedirle que bendigo lo que quieras (también tus buenos deseos, Intenciones, etc.)

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

Dios nos ha bendecido. Ahora lo bendecimos nosotros a Él. Agradecidos, decimos lo bueno que es nuestro Dios con esta colección de piropos que le echamos a Él y a quienes Él más quiere.

1.    Bendito sea Dios.
2.    Bendito sea su santo Nombre
3.    Bendito sea Jesucristo, Dios y Hombre verdadero.
4.    Bendito sea el Nombre de Jesús.
5.    Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
6.    Bendita sea su Preciosísima Sangre.
7.    Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
8.    Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito.
9.    Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
10. Bendita sea su Santa e lnmaculada Concepción.
11. Bendita sea su gloriosa Asunción.
12. Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
13. Bendito sea San José, su castísimo Esposo.
14. Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos. Amén.

HIMNO EUCARÍSTICO

Te adoro con devoción, Dios escondido, oculto verdaderamente bajo estas apariencias. A ti se somete mi corazón por completo, y se rinde totalmente al contemplarte.

Al juzgar de ti se equivocan la vista, el tacto, el gusto, pero basta con el oído para creer con firmeza; creo todo lo que ha dicho el hijo de Dios, nada es más verdadero que esta palabra de verdad.

En la cruz se escondía sólo la divinidad, pero aquí también se esconde la humanidad; creo y confieso ambas cosas, y pido lo que pidió aquel ladrón arrepentido.

No veo las llagas como las vio Tomás, pero confieso que eres mi Dios: haz que yo crea más y más en ti, que en ti espere, que te ame.

¡Memorial de la muerte del Señor! pan vivo que das la vida al hombre: concede a mi alma que de ti viva, y que siempre saboree tu dulzura.

Señor Jesús, pelícano bueno: límpiame a mí, inmundo, con tu Sangre, de la que una sola gota puede liberar de todos sus crímenes al mundo entero.

Jesús, a quien ahora veo oculto, te ruego que se cumpla lo que tanto ansío: que al mirar tu rostro ya no oculto, sea yo feliz viendo tu gloria. Así sea

Santo Tomás


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...