lunes, 30 de septiembre de 2013

UN MILLÓN DE GRACIAS


QUERIDOS HERMANIT@S GRACIAS POR ESE DEFERENCIA QUE HAN TENIDO CON NOSOTROS, HEMOS LLEGADO A LAS 400 VISITAS DEL SIGUIENTE Pps
Cuando se trabaja con amor hacia todo aquello que nos da nuestro Padre Celestial, entonces lo vemos retribuido con creces y entonces nuestro corazón da vuelcos de alegría y nos hace seguir adelante sin importar cuanto cueste o como cueste llegar a cada uno de vosotros para lograr el objetivo de Evangelizar y dar a conocer Nuestra Santa Iglesia Católica... Nos mueve el deseo que se sientan a gusto y representados por el más grande amor de Cristo Jesús; hoy os doy infinitas GRACIAS y un DIOS SE LO PAGUE, esto es maravilloso; os dejo el Pps en mención.
           ©MariamContigo®








sábado, 28 de septiembre de 2013

ESE DOLOR QUE SE COMPARA CON UN RELOJ

EL DOLOR ES UN RELOJ
La explicación del dolor, el porqué de la enfermedad, la incógnita del sufrimiento es una: el amor.
Autor: Marcelino de Andrés y Juan Pablo Ledesma 
 


El dolor es un reloj. Es algo lleno de ingenio que sirve para partir el tiempo en una enormidad de trozos pequeños, muy pequeños. Es algo realmente útil, porque con sus dos agujas divide las horas de alegría y las de abatimiento. El dolor puede ser muy perjudicial, si no se vive bien. El dolor es mágico, porque una hora puede transformarse en sesenta minutos de aflicción o en segundos de dicha.

Examinemos algunos relojes que han dado la hora correctamente. Algunos, al inicio, se retrasaron. Pero después han funcionado con la fidelidad del cuarzo. No podría valorar el precio de estos quilates...

Recuerdo el testimonio del doctor Vallejo-Nágera. Le habían diagnosticado una úlcera de duodeno. Le hicieron volver todos los lunes. Después de una revisión más profunda, le dijeron:-Tienes un cáncer de la cabeza del páncreas-.
-¿Es operable?
-Por la metástasis en el hígado no lo juzgamos conveniente.
-¿Y quimioterapia?
-Lo hemos consultado y no hay ninguna adecuada.
¿Entonces?
-Esto puede durar unos meses... Podrás llevar una vida de cierta actividad en este tiempo.

Días después mandaron el expediente a Houston, para mayor tranquilidad. No había nada que hacer. Juan Antonio continúo su vida normal, pero en otra dimensión. Hacía menos cosas, pero mejor, con más gravedad.

Un periodista y amigo suyo recogió el siguiente testimonio: "Religiosamente estaba un poco descuidado. Tenía una buena formación, pero con una práctica moderada. Y, sin embargo, sin ningún mérito por mi parte. Al oír eso del cáncer me vino instantáneamente una gran serenidad y pensé: Dios mío, muchas gracias, me has mantenido hasta los sesenta y tres años con una vida sumamente agradable; he tenido ocasión de situar a mis hijos; ya está casada la menor; no me queda nada importante en la vida por resolver y has hecho el favor de avisarme".

Otro reloj. Es el caso de "Lolo". ¿Quién sabe si en unos años no lo invocaremos como San Lolo Garrido? Su historia es muy luminosa. A los 22 años, recién terminados sus estudios de magisterio, una enfermedad comenzó a paralizar su cuerpo. Sus días transcurrían en una silla de ruedas. Le entró una fiebre literaria: leía libros y devoraba artículos. Escribió. Cuando se le paralizó la mano derecha, aprendió a escribir con la izquierda. Al perder incluso la sensibilidad en ésta, pidió que la amarraran una pluma a su mano insensible con una cuerdita. Quería seguir escribiendo. Lolo no perdía el buen humor: "Señor, ahí tienes mi pila de revistas. Y si no te valen, que los ángeles las vendan como papel de envolver".

Luego la enfermedad le llegó a los ojos. Al quedar ciego, grababa sus libros. En los últimos 10 años de su vida publicó nueve libros. Su testimonio constituye un canto a la dignidad del dolor y del sufrimiento. Estoy seguro que estas palabras le acompañaron en la cabecera de su lecho de dolor e iluminaban más su alma que las miradas de los visitantes. Estas frases bien valen un marco o una estatua: "¡Señor, líbrame de esta tentación de apreciar el tiempo de la enfermedad como un período estéril y sin valor! Una vida de enfermo no es una vida fracasada. Aceptar mi enfermedad, ofreceros alegremente mi sufrimiento, esto no demanda más que un momento".

La silla de ruedas, la cama. El misterio de encontrarse con uno mismo. El dolor, la enfermedad valen no tanto por lo que quitan, sino por lo que dan.

El dolor es un misterio, como la misma vida de las personas. Nunca lograremos explicarnos totalmente a nosotros mismos, nunca nos comprenderemos. La explicación del dolor, el porqué de la enfermedad, la incógnita del sufrimiento no es una respuesta abstracta. Yo sólo encuentro una: el amor.

No cabe duda de que la enfermedad y el sufrimiento siguen siendo un límite y una prueba para la mente humana, algo así como un tapón para el corazón. Sin embargo, quienes lo han vivido han aumentado su estatura humana.

Todos sufrimos y de muy diversas maneras. La enfermedad y las dolencias se compran en cualquier rincón de nuestro mundo. Uno sufrirá un infarto, otro un cáncer. A alguna la nostalgia y el desaliento le enredarán entre sus telarañas. Los que sigamos, nos haremos viejos. Nos dolerá la espalda, perderemos la memoria... Pero la paz y la vida están seguros. Un Hombre ha roto la piedra del sepulcro y ha dado sentido a la vida. Desde ese momento se han sincronizado todos los "relojes".


SI TE GUSTÓ COMPARTE






EL SILENCIO DE DIOS




Cuenta una antigua Leyenda Noruega, acerca de un hombre llamado Haakon, encargado de cuidar una ermita en la que había una cruz muy antigua a la que acudía la gente para orar con mucha devoción a Cristo.
     
Un día el ermitaño Haakon, se arrodillo ante la cruz y dijo: Señor, quiero padecer por ti. Déjame ocupar tu lugar, quiero reemplazarte en la cruz.
     
El Señor abrió sus labios y habló. Sus palabras cayeron de lo alto, susurrantes y amonestadoras: Amado hijo, accedo a tu deseo, pero ha de ser con una condición. ¿Cual, Señor?, preguntó Haakon. ¿Es una condición difícil?  ! Estoy dispuesto a cumplirla con tu ayuda, Señor!, respondió el viejo ermitaño.
     
Escucha: suceda lo que suceda y veas lo que veas, has de permanecer siempre en silencio.
Haakon contestó: Os, lo prometo, Señor! Y se efectuó el cambio.
     
Nadie advirtió el cambio. Nadie reconoció al ermitaño, colgado en la cruz. El Señor ocupaba el puesto de Haakon. Y este por largo tiempo cumplió el compromiso. A nadie dijo nada.
    
Pero un día, llego un rico y al irse después de haber orado, se olvidó su billetera.Haakon lo vio y calló.
Dos horas después vino un pobre, vio la billetera y se la quedó.
Tampoco dijo nada cuando un muchacho se postró ante él poco después para pedirle su bendición antes de emprender un largo viaje.           
En ese momento volvió a entrar el rico en busca de su billetera. Al no encontrarla, pensó que el muchacho se la había apropiado. El rico se dirigió al joven y le dijo acusadoramente!Dame la billetera que me has robado!. El joven sorprendido, replicó: ¡No he robado nada! ¡No mientas, devuélvemela enseguida!.      
    
¡Le repito que no he tomado ninguna billetera!, afirmó el muchacho. El rico arremetió furioso contra él. Pero en ese instante, se escucho una fuerte voz: ¡Detente!
    
El rico miró hacia arriba y vio que la imagen le hablaba. Haakon, que no pudo permanecer en silencio, gritó, defendió al joven, increpó al rico por la falsa acusación. El rico se quedó anonadado y salió de la ermita. El joven salió también porque tenía prisa para emprender su viaje.      
    
Cuando la ermita se quedó a solas, Cristo se dirigió a su siervo y le dijo: Baja de la Cruz. No sirves para ocupar mi puesto. No has sabido guardar silencio.
    
Señor, - dijo Haakon - ¿Como iba a permitir esa injusticia?
Cambiaron de nuevo el puesto. Jesús ocupó la cruz de nuevo y el ermitaño se quedó allí de pie.
    
El Señor, siguió hablando: Tu no sabias que al rico le convenía perder la bolsa, pues llevaba en ella el precio de la virginidad de una joven mujer. El pobre, por el contrario, tenía necesidad de ese dinero e hizo bien en llevárselo; en cuanto al muchacho que iba a ser golpeado, sus heridas le hubiesen impedido realizar el viaje que para él resultaría fatal. En este momento acaba de hundirse el barco y él ha perdido la vida. Tú no sabias nada. Yo si. Por eso callo. Y el Señor nuevamente guardó silencio.
    
Muchas veces nos preguntamos ¿por qué razón Dios no nos contesta....?
¿Por qué se queda callado Dios?      
    
Muchos de nosotros quisiéramos que El nos respondiera lo que deseamos oír pero... Dios no es así. Dios nos responde aún con el silencio.
    
Debemos aprender a escucharlo. Su divino silencio, son palabras destinadas a convencernos de que, El sabe lo que está haciendo.

 Una de las cosas que más nos intrigan es el constatar que ante algunas circunstancias difíciles de la vida, da la impresión de que para Jesús pasa desapercibido nuestro dolor, angustia y necesidad. En otras palabras, parecería que efectivamente guarda silencio. Lo que sucede es que nosotros no podemos ver más allá de la inmediatez del momento y no nos damos cuenta de que detrás de lo que nos sucede y del aparente silencio de Jesús, se esconde un gran propósito. La próxima vez, no te preguntes el por qué de lo que te sucede, pregunta el para qué, y qué es lo que el Señor quiere de mí en esta situación.



 SI TE GUSTÓ COMPARTE



EL RICO EPULÓN Y EL POBRE LÁZARO 29/09/2013 - AUDIO




miércoles, 25 de septiembre de 2013

LE CUENTO QUIÉN ERA JESÚS


BENEDICTO XVI: «Querido Odifreddi, le cuento quién era Jesús»
El matemático italiano Piergiorgio Odifreddi recibió el pasado 3 de septiembre un carta de once folios, firmada por Benedicto XVI. El papa emérito responde a «Caro papa, ti scrivo» (Querido papa, te escribo), libro escrito por Odifreddi y que, como el autor recuerda, desde la portada se define como una «luciferina introducción al ateísmo». A su vez, Benedicto XVI afirma que «mi crítica sobre su libro en parte es dura, pero del diálogo forma parte la franqueza; solo así puede crecer el conocimiento»
Zent | Católica


En el artículo en el que Odifreddi comenta sus impresiones al recibir esta carta afirma queno era una coincidencia que dirigiera mi carta abierta a Ratzinger. Después de haber leído su Introducción al Cristianismo, entendió que la fe y la doctrina de Benedicto XVI, a diferencia de otros, eran lo suficientemente coherentes y sólidas para poder afrontar perfectamente y sostener ataques frontales.
En el fragmento que se ha publicado de la carta en el diario La Repubblica, se pude leer cómo el papa emérito reconoce que ha leído algunas partes disfrutándolo y se ha beneficiado, mientras que en otras se ha maravillado por una cierta agresividad y la ligereza del argumento.

La teología no es "fantaciencia"


Al inicio de la carta, Benedicto XVI señala que «usted me hace notar que la teología sería 'fantaciencia'». Y frente a este argumento presenta el papa emérito cuatro puntos.
En primer lugar señala que «es correcto afirmar que 'ciencia' en el sentido más estricto de la palabra lo son solo las matemáticas, mientras yo he aprendido de usted que sería necesario distinguir todavía entre aritmética y geometría. En todas las materias específicas la científica tiene cada vez la propia forma, según la particularidad de su objeto. Lo esencial es que aplique un método verificable, excluya el arbitrio y garantice la racionalidad en las respectivas modalidades».
En segundo lugar Benedicto XVI sostiene que «usted debería por los menos reconocer que, en el ámbito histórico y en el del pensamiento filosófico, la teología ha producido resultados duraderos».
Como tercer aspecto afirma que «una función importante de la teología es la de mantener la religión unida a la razón y la razón a la religión. Ambas funciones son de esencial importancia para la humanidad». En este punto recuerda que en su diálogo con Habermas «he mostrado que existen patologías de la religión y -no menos peligrosas- patologías de la razón. Ambas necesitan la una de la otra, y tenerlas continuamente conectadas es una tarea importante de la teología».
En el último punto, mucho más extenso que los anteriores, Benedicto XVI expresa que «la 'fantaciencia' existe, por otra parte, en el ámbito de muchas ciencias» y hace referencias a las teorías que Odifreddi expone sobre el inicio y el fin del mundo en Heisenberg, Schrödinger etc. que, continúa Benedicto XVI, «lo diseñaría como 'fantaciencia' en el buen sentido: son visiones y anticipaciones, para alcanzar un verdadero conocimiento, pero son, de hecho, solamente imaginaciones con las que buscamos acercarnos a la realidad».

Consternación ante los abusos contra menores


Tras desarrollar con más detalle estas ideas, el papa emérito se detiene en el capítulo sobre el sacerdote y la moral católica y en los distintos capítulos sobre Jesús. «En lo que se refiere a lo que usted dice del abuso moral de menores por parte de sacerdotes, puedo –como usted sabe– constatarlo solo con profunda consternación. Nunca he tratado de enmascarar estas cosas. Que el poder del mal entre hasta tal punto en el mundo interior de la fe es para nosotros una sufrimiento que, por una parte, debemos soportar, mientras, por otra, debemos al mismo tiempo, hacer todo lo posible para que estos casos no se repitan.
No es tampoco motivo de tranquilidad saber que, según las investigaciones de los sociólogos, la porcentual de los sacerdotes culpables de estos crímenes no es más alta de la presente en otras categorías profesionales semejantes. En cualquier caso, no se debería presentar esta desviación ostentosamente como si se tratase de una suciedad específica del catolicismo. Si no es lícito silenciar el mal en la Iglesia, no se debe tampoco silenciar la gran sendero luminoso de bondad y de pureza, que la fe cristiana ha trazado a lo largo de los siglos». Por eso Benedicto XVI recuerda nombres como Benito de Norcia y su hermana Escolástica, Francisco y Clara de Asís o Teresa de Ávila y Juan de la Cruz.

Jesucristo, figura histórica


Respecto a lo que el matemático dice sobre la figura histórica de Jesús, Ratzinger recomienda al autor los cuatro volúmenes que Martin Hengel publicó junto con Maria Schwemer, «un ejemplo excelente de precisión histórica y de amplísima información histórica». Así mismo recuerda, como ya aclaró en el primer volumen de su libro sobre Jesús de Nazaret que «la exégesis histórica-crítica es necesaria para una fe que no propone mitos con imágenes históricas, sino que reclama una historicidad verdadera y por eso debe presentar la realidad histórica de sus afirmaciones también de forma científica».
Continúa el papa emérito afirmando que «si usted, sin embargo, quiere sustituir Dios con 'La Naturaleza', queda la pregunta de quién o qué es esta naturaleza. En ninguna parte usted la define y aparece por tanto como una divinidad irracional que no explica nada. Quisiera, por tanto, sobre todo destacar que en Su religión de las matemáticas tres temas fundamentales de la existencia humana quedan sin considerar: la libertad, el amor y el mal. (...) Cualquier cosa que diga la neurobiología sobre la libertad, en el drama real de nuestra historia está presente como realidad determinante y debe ser tomada en consideración».
En la última parte publicada de la carta, Benedicto XVI señala que «mi crítica sobre su libro en parte es dura. Pero del diálogo forma parte la franqueza; solo así puede crecer el conocimiento».




martes, 24 de septiembre de 2013

EL SANTO ROSARIO



Paseaba un día el apóstol Santo Tomás por los jardines del cielo, cuando vio pasar un alma que no resplandecía tanto como las demás... y luego vio otra... y una más... De inmediato fue a reclamarle a San Pedro...Oye, Pedro, ¿por qué andan por ahí algunas almas que luego se ve que no tienen tantas cualidades y virtudes como las demás? Pedro le contestó un tanto nervioso, ya que Tomás era capaz de armarle un escándalo que hasta el puesto le podía costar. ¿Dime por dónde, Tomás? Por todos lados, indicó el quejoso. Vamos a ver -dijo Pedro-, y saliendo de la portería se dirigieron a los jardines.

En efecto, por doquier se veían almas que no resplandecían tanto. Sin embargo se veían felices de estar ahí.

Pues mira, esos no han pasado por la puerta. Yo no los hubiera dejado entrar... puntualizó Pedro. Pues entonces aquí está pasando algo raro, y más nos vale que investiguemos -dijo con determinación Tomás, el cual necesitaba ver el origen de la situación. Decidieron recorrer las vallas del Paraíso, y para su sorpresa encontraron un gran agujero en una de las vallas, la que quedaba más cerca de la Tierra.

¡ Caramba ! Es por aquí por donde se están colando -dijo con aire triunfal Tomás-. El que hizo esto, lo va a pagar caro con nuestro Dios, que aunque bueno, es muy justo... sentenció Pedro. Se acercaron ambos al agujero, y con sorpresa descubrieron que había atado de ahí un inmenso rosario que llegaba hasta la Tierra, y muchas almas por ahí venían subiendo.

Ambos apóstoles se giraron con cara de sorpresa y consternación... Tras un silencio, Pedro dijo: Ay, María no ha cambiado nada. Desde que la conocí en Caná supe que era de esas personas que no dejan de ayudar... (Jn 2, 1-11) Tomás resignado dijo: Si ni su Hijo se le escapa. ¿Te acuerdas de que no quería hacer el milagro de las bodas de Caná y con una sola mirada de Ella accedió? Pedro concluyó diciendo: Mira, Tomás, tú y yo no hemos visto nada... .

¿Vosotros también?, resonó una voz que los sobresaltó... Con cara de asustados se volvieron hacia el Señor y percibieron una grata sonrisa. Él les dijo: "No os preocupéis... Son cosas de Mamá".

Este es un simple cuentecillo, pero que sin duda refleja una gran verdad. Una vida Espiritual sólida se debe basar en el rezo diario del Rosario. Es habitual escuchar frases como "Tengo mucho que hacer, no tengo tiempo para el Rosario, etc." Nuestro principal deber es alcanzar la vida eterna... ¿De qué nos serviría ganar el mundo entero si perdemos nuestra alma?
 
 
 
 

MARÍA DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS


HISTORIA DE MARÍA DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS


San Nicolás de los Arroyos se encuentra en la provincia de Buenos Aires, República Argentina, a 230 Km. de la Capital Federal, a orillas del Río Paraná. Ciudad donde en 1852 se acordara fundar la Asamblea Constituyente, por eso conocida como Ciudad del Acuerdo, o también como Ciudad del Acero, por la industria metalúrgica, pues allí se encuentra uno de los altos hornos más grandes de América Latina, pero será luego conocida como la Ciudad de María.

La ciudad lleva el nombre de un Santo nacido hacia el año 270, a quien se ha levantado mayor cantidad de iglesias en el mundo, después de la Santísima Virgen. San Nicolás defendió valientemente en el Concilio de Nicea el misterio de la maternidad divina de María.

En esta ciudad que lleva su nombre, el día 25 de septiembre de 1983 la Virgen se aparece a Gladys Quiroga de Motta, en su habitación, mientras rezaba el rosario.

La Virgen estaba vestida de azul, tenía el Niño en brazos y un rosario en la mano. La Santísima Madre hizo un gesto, como para darle el rosario a Gladys.

La aparición fue muy breve, como una especie de anunciación.
Gladys es una mujer de pueblo, sencilla, esposa de un operario metalúrgico y madre de dos hijas. Nunca antes había experimentado nada similar. El día anterior había visto iluminarse el rosario que tenía colgado en su habitación. Algunos vecinos lo vieron también. Allí comenzó a rezar el rosario, y al día siguiente se produjo la primera aparición.

Durante algún tiempo, en varios lugares de Buenos Aires varias familias atestiguaron este fenómeno en sus propias casas.

Gladys no acostumbraba a escribir. Asistió a la escuela primaria hasta cuarto grado. Sin embargo fue dejando testimonio por escrito de los mensajes y los hechos que cambiaron su vida y la de muchos.

El 28 de septiembre y el 5 de octubre de 1983 nuevamente la Virgen se le aparece a Gladys mientras reza el rosario. La Madre repite el gesto de tenderle el suyo. La Virgen no había hablado todavía.

El 7 de octubre, fiesta del Rosario, sintió el anuncio interior que había aprendido a reconocer, cerró los ojos, vio una luz, y en ella a la Santísima Virgen, real y llena de vida, sosteniendo en sus manos un gran rosario. Gladys le preguntó qué esperaba de nosotros. La imagen se borró y apareció la visión de un templo. Con ello comprendió que María quería estar entre nosotros.

El 13 de octubre, día de la última aparición de Fátima, la Virgen habla por primera vez:
Has cumplido. No tengas miedo. Ven a verme. De mi mano caminarás y muchos caminos recorrerás.

Luego del mensaje la Virgen agrega una cita de la Biblia, la palabra de Dios que ilumina toda palabra. Con este texto la alienta a cumplir su misión, a llevar sus mensajes aunque se presenten dificultades. A partir de allí comienza a recibir otros mensajes en forma frecuente. El 19 de octubre le dijo:
Rebeldes son los injustos y humildes los servidores del Señor. Buscad ayuda, se te dará. No temáis. Nada te pasará. El Señor nada deja librado al azar.

El 25 de octubre Gladys va por segunda vez, desde que comenzaron las apariciones, a la ciudad de Rosario, sede del arzobispado, ciudad consagrada a Nuestra Señora del Rosario. Ese día, exactamente a un mes de la primera aparición, la Virgen se le aparece y le tiende un rosario blanco:  
Recibe este rosario de mis manos y guárdalo por los siglos de los siglos. Contenta estoy porque eres obediente. Y alégrate porque Dios está contigo.

Los mensajes continúan, con frecuentes referencias a las Sagradas Escrituras. Es que María conduce a la palabra de Dios y de esta manera continúa su invitación, como lo hiciera a los servidores de Caná: “Hagan todo lo que él les diga”. Éste es un hecho nuevo y singular en la historia de las apariciones marianas.
En noviembre la Virgen le da varios mensajes, donde recuerda su cercanía, su protección y ayuda:
Cuando lo necesitéis, acudid a mí, yo te responderé. Feliz estoy contigo, digna eres de mi confianza. Gloria al Señor.
De mi presencia tenéis sed, de mis manos comerán. Tened paciencia, todo a su debido tiempo llegará.
Tu espíritu, del Espíritu Santo alimentado está.

Gladys siente entonces un gran aroma a rosas, una de las frecuentes manifestaciones marianas. La Virgen le dice:  
Aquél que huele el perfume de mis rosas, conmigo camina. Gloria al Señor.

El 15 de noviembre de 1983, Jesús le habla a Gladys por primera vez: “Soy el sembrador, la cosecha será grande”

El mismo día la Virgen dice:  
Soy patrona de esta región. Haced valer mis derechos.

Este mensaje nos recuerda que la parroquia de San Nicolás había sido encomendada desde el principio a Nuestra Señora del Rosario. La imagen, hoy venerada en el Santuario, había ocupado un lugar destacado en la catedral inaugurada en 1884. Luego de ser bendecida por el Papa León XIII, fue traída desde Roma y donada para este lugar. Después de distintas ubicaciones en la catedral y a raíz de su deterioro, fue depositada la imagen en el campanario, a la espera de una reparación que nunca llegaba.

En 1983, el 27 de noviembre, día de la Medalla Milagrosa y primer día de la Novena a San Nicolás, el Padre Pérez, confesor de Gladys y párroco de la catedral, se dio cuenta de que la imagen de Nuestra Señora del Rosario que por largo tiempo había estado en la catedral y se encontraba ahora en el campanario, coincidía con la descripción de Gladys. Entonces condujo a Gladys hasta el campanario, quien reconoció inmediatamente la imagen de la aparición, aunque le faltaba una mano y el rosario. En ese momento se le apareció la Virgen María frente a la imagen: 
Me tienen olvidada, pero he resurgido. Ponedme allí, porque me ves tal cual soy. No os apenéis, ya me tendrán. Quiero estar en la ribera del Paraná. Poneos firmes. Allí viste mi luz. Que no flaqueen tus fuerzas. Gloria al Altísimo Padre.

El Padre Pérez hizo reparar la imagen y colocó en sus manos y en las del Niño Jesús un nuevo rosario.

Nuestra Madre ha elegido un lugar de bendición, cerca del río. Allí quiere recibirnos: 
Cerca de ti quiero estar. El agua es una bendición. Quiero poder recibiros en un día no muy lejano en la casa que he elegido.

Ante la pregunta de Gladys, de si debía ser capilla o santuario, la Virgen le da una respuesta a través de las Sagradas Escrituras. Le dice que lea Éxodo, capítulo 25, versículo 8º que dice: “Me harán un santuario y habitaré en medio de ellos”.

En la noche del 24 de noviembre, unos días antes del reconocimiento de la imagen que estaba en el campanario, Gladys se dirigió con un grupo de personas al lugar que la Santísima Madre eligiera para construir su Templo. Y al tiempo que les mostraba el sitio donde veía la aparición, un fuerte rayo de luz cayó sobre el lugar pareciendo hundirse en el suelo. Una niña de nueve años vio también ese rayo.

Al día siguiente la Virgen dijo a Gladys:  
El Espíritu Santo es tu guía. Debes obedecer. Elegido está el lugar de mi morada. Todo queda en vuestras manos.

Aproximadamente a los tres meses de la primera aparición, un rayo de luz iluminó por segunda vez el lugar del Santuario.

Vuestra Madre os pide su morada. No quiero esplendores. Quiero sí una casa espaciosa. No olvidéis el santuario, ya que será el santuario del Señor. El tiempo pasará mas esto perdurará.

Una vez aprobado el proyecto del Templo, por la Santísima Virgen, y comenzada su construcción, la imagen fue trasladada al nuevo Santuario en 1989.

Ante la pregunta de Gladys si le gustaría que la llamaran María del Rosario de San Nicolás, la Virgen le responde:  
Así debe ser. Mi anhelo es estar entre vosotros, colmarles de bendiciones, de paz, de alegría, y acercarles al Señor Nuestro Dios.

La Virgen hizo acuñar a Gladys una medalla con la advocación de María del Rosario de San Nicolás, y en el reverso la Santísima Trinidad con siete estrellas.  
Hija mía, el significado de las siete estrellas son siete gracias que mi Hijo Jesucristo concederá a quien la lleve sobre su pecho. Alabado sea el Señor.

Gladys recibió más de mil ochocientos mensajes, desde el 13 de octubre de 1983 hasta el 11 de febrero de 1990, día del último mensaje.

La primera vez que vio a la Virgen fue el 25 de septiembre de 1983. Pero desde el 27 de noviembre de ese año, las visiones fueron diarias, en su casa, en diferentes horarios. Antes de cada aparición recibe un anuncio interior, y si está con otros no lo manifiesta. Dice Gladys: “Siento como un hormigueo en los brazos, entonces sé que Ella viene; cierro los ojos y aparece”. Pareciera ser que ella no cae en éxtasis, si se entiende esta palabra como desconexión con el mundo exterior. Sin embargo no se trata de una visión interior subjetiva. Para Gladys la Virgen es real y está viva. La ha tocado. Ha sentido la consistencia y el calor de su cuerpo. La escucha y le responde, gozando de una real intimidad. A veces las personas cercanas perciben un perfume de rosas o una sensación de calor.

El 8 de noviembre de 1984 Gladys relata cómo es la Mujer de la visión: “Hoy como nunca siento deseos de decir cómo veo a la Santísima Virgen María. Es de una belleza nada fácil de describir, pero es hermosa, y en Ella van juntas la humildad, la fuerza, la pureza y el Amor, así con mayúscula, porque todo el amor del mundo creo que no cubre el amor que Ella siente por sus hijos. Cuando ordena, siento la fuerza que hay en Ella. Cuando da consejos, siento su amor maternal. Y cuando me dice que sufre por esos hijos alejados del Señor, me transmite su tristeza. Todo esto deja en mí esta maravillosa Madre a quien venero y he consagrado mi vida. Hago esto para que mis queridos hermanos puedan saber de alguna manera cómo es nuestra Madre del cielo.

Desde noviembre de 1984 Dios le concede a Gladys vivir los grandes dolores de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Los estigmas de las manos aparecen durante los jueves y los viernes de Adviento y Cuaresma, año tras año. La sangre brota solo los viernes de Cuaresma. Los estigmas de los pies se presentan los viernes santo, después de las tres de la tarde, hora de la muerte de Cristo. Es como si el Señor quisiera concretar el sufrimiento de su Pasión por medio del cuerpo de Gladys que representaría a la Iglesia. Cada viernes santo siente en forma especial el dolor de cargar una cruz. Su hombro queda marcado con una mancha alargada y muy dolorosa. Algunas veces ha sentido también la llaga del costado. Gladys asegura que si bien el dolor físico es grande, el sufrimiento moral es aun mayor.

La Virgen fue quien le propuso a Gladys ayunar. El ayuno de Cuaresma dura cuarenta días. A pesar de comer tan poco, su aspecto es saludable y su peso normal.

El 11 de febrero, día de Nuestra Señora de Lourdes, en 1989, la Virgen dice a Gladys:  
Ayer en Lourdes, hoy aquí. Siempre la Madre en busca de sus hijos. Oración, ayuno, penitencia y sobre todo conversión espera de ellos. Las almas se salvarán si se asoman al Señor, si admiten al Señor. Falta la paz en muchas almas. Busque el alma la paz y hallará a Dios.

Y el 13 de mayo de 1989, día de la primera aparición de Fátima:  
Hoy como entonces, en Fátima, son nuevamente mis visitas aquí en la tierra, aunque son éstas más frecuentes y prolongadas ya que la humanidad vive momentos de gran dramatismo.

El obispo de San Nicolás, Monseñor Domingo Salvador Castagna, lejos de tomar distancia de ese fenómeno vital que ocurre en su diócesis lo acepta, lo guía y lo nutre, sin dejar de lado la prudencia y el discernimiento. De manera ejemplar alienta a los peregrinos que desde el primer momento comienzan a afluir a San Nicolás. Las procesiones se suceden todos los meses el día 25, siendo la más importante y numerosa el 25 de septiembre de cada año, en recuerdo del día de la primera aparición.

El 25 de septiembre de 1986 el obispo coloca la piedra fundamental del actual Santuario.

El Campito de la Virgen que se halla junto al Santuario se ha transformado en un lugar de procesiones, vía crucis y de confesiones, particularmente en días de mayor concurrencia.

Las conversiones son numerosas y profundas. Esta gracia tiene efectos duraderos.

A lo largo de la Argentina se han formado miles de grupos de oración que son fuente de luz.

Varios han dado también testimonio de curaciones físicas realizadas por Jesús, por intercesión de la Virgen María.

Muchos atestiguan haber visto manifestaciones extraordinarias de la presencia de Dios y de la Virgen como la danza del sol, que nos recuerda el milagro de Fátima; el perfume a rosas; el ver brillar el rosario sobre las paredes en varios hogares; las bombitas de luz que al quemarse dejan impresa la letra M de María del lado de adentro. Más recientemente comenzó a fluir agua del Santuario y muchos han percibido olor a rosas en ello. Pero el milagro más grande que marca la presencia del Cielo en este lugar de la tierra, son las numerosas conversiones. Dios quiere renovar la alianza con su pueblo por medio de María, su arca de la Alianza. Ella es la Mujer vestida de sol del Apocalipsis. Es nuestra ancla de salvación que nos lleva a su Hijo.



lunes, 23 de septiembre de 2013

EL PADRE PÍO - PPS



UFFFFFFF... Y A DÓNDE FUERON MIS LLAVES ¿?


¡SE PERDIERON MIS LLAVES!
Alguien confía en nosotros, como nosotros confiamos en otras personas ¿Qué uso le damos a esta llave de la amistad?
Autor: P. Vicente Yanes


"Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde". Verdad manifiesta cuando se extravían las llaves. No nos interesamos por esos pedazos de metal dorado o plateado, sino hasta que nos damos cuenta de que los hemos perdido. Cuando las tenemos abrimos mecánicamente puertas, coches, vitrinas, armarios, cajones, cajas fuertes y demás cosas que estimamos.

Nos duele perder las llaves porque sin ellas se obstaculiza nuestro acceso a algo que es "de nuestra propiedad". La llave ha llegado a ser un signo de aquello que encierra. "La llave de mi casa, de mi coche, de mi oficina".

En la antigüedad confiar las llaves era el símbolo de delegar una autoridad, un signo de compromiso, una muestra de confianza, un gesto de responsabilidad. El siervo que recibía las llaves del amo era el de máxima confianza, el de mayor virtud y fidelidad.

Luego surgió el término de "amo de llaves" (si bien su forma más empleada es la femenina), para designar al hombre que disponía de los bienes de la casa según su prudente juicio, algo así como nuestro actual "administrador". Para conocer el rango o importancia de uno de estos sujetos bastaba echar una mirada a la cantidad de llaves que cargaban y la clase de puertas que abrían. Muchas llaves o llaves grandes: gran responsabilidad.

Qué duda cabe que en la amistad sucede algo parecido. Sin recurrir a formas poéticas muy elaboradas, podemos afirmar con sencillez que en un amigo (esa otra mitad de nuestra alma) hemos depositado la llave de nuestro corazón. Nadie nos conoce mejor que un amigo, en nadie se confía más que en un amigo. Nadie está más pronto a escucharnos y darnos consejo. "La pena que se comparte con un amigo es un descanso", decían los persas.

Pero nosotros no sólo tenemos amigos: también somos amigos de otras personas, ¿qué uso le damos a esta llave? Alguien confía en nosotros, como nosotros confiamos en otras personas. Puede angustiarnos mucho haber extraviado una llave importante. Es una pena mayor llenar de herrumbre el corazón oxidando una amistad.



domingo, 22 de septiembre de 2013

VIRGEN DE LA CODORNIZ




Discípulo de Gentile da Fabriano, Pisanello es uno de los máximos exponentes del Gótico Internacional en su obra religiosa, aportando elementos clasicistas en la ejecución de medallas, temática por la que es más conocido, y grandes dosis de naturalismo en sus dibujos de animales. Tras abandonar el periodo de formación, Pisanello hace su primera obra como maestro independiente en Verona: la Virgen de la codorniz que aquí contemplamos. En ella hay enormes dosis de arcaísmo como el fondo dorado, la planitud de las figuras, la línea sinuosa o la diferente escala en las figuras. Incluso los animales no parecen estar inspirados en la naturaleza, como hará más tarde.




VIRGEN DE LAS CEREZAS





 Desconocemos el tiempo que Tiziano estuvo en el taller de Giovanni Bellini ni cuales fueron las enseñanzas que recibió. Si es cierto que en las primeras obras se pone claramente de manifiesto la influencia del gran maestro veneciano e incluso algunos rasgos de Mantegna, cuñado de Bellini. Estas influencias se pueden apreciar en la Virgen de las cerezas que contemplamos, llamada así por las frutas que ofrece el Niño a su madre. San José aparece en la izquierda mientras que en la derecha podemos apreciar a San Zacarías, el padre de San Juan Bautista que se presenta como un niño, portando en su mano una filacteria y dirigiendo la mirada a la Virgen. El centro de la composición está ocupado por María, una figura amplia y volumétrica, estableciendo Tiziano en esta figura el eje del conjunto al crear un esquema piramidal. Un cortinaje cierra la escena en el centro mientras en los laterales se deja ver el celaje. El juego de miradas que establecen entre la Madre, el Hijo y san Juanito indica la renovación que pronto invadirá el arte veneciano durante el Cinquecento.





jueves, 19 de septiembre de 2013

LA CULPA ES DE HARRY POTTER, ÉL ES EL CULPABLE...



TE DEUM EN CHILE: OBISPO CULPA A HARRY POTTER POR SATANISMO Y HECHICERÍA EN JÓVENES
Según Espinoza, tenemos una generación ‘que practica el satanismo y hechicería con las clases de Harry Potter que están infectando nuestro mundo’. 
 NoticiasCatólicas



Una vez más el tradicional Te Deum evangélico de fiestas patrias, fue celebrado en Chile, el punto de reunión fue en la catedral Jotabeche, ubicada en la Alameda, región Metropolitana, ante la presencia de diversas autoridades religiosas y políticas del país.

Durante el evento se habló del perdón que pidió la entidad por su pobre labor durante la dictadura militar, donde no actuó debidamente mientras miles de chilenos veían violados sus derechos humanos.

Sin embargo, llamó la atención el obispo evangélico, Hédito Espinoza, afirmando que la saga de libros y películas Harry Potter, es responsable que los jóvenes chilenos estén practicando el satanismo y la hechicería.

Según Espinoza, tenemos una generación ‘que practica el satanismo y hechicería con las clases de Harry Potter que están infectando nuestro mundo’. La reacción de los chilenos se notó en la redes sociales afirmando que tales expresiones eran de una persona “ignorante, ridícula y que fanatismo ha cegado a los obispos”.

Aquí algunos comentarios:

María Molina Alveal: “Pucha pastor se me cayó po! El Cristianismo y el Evangelio consisten en ¡Cristo! Y no en fanatismo religioso y cosas que no edifican en lo absoluto!! Que lata ya que una vez más los cristianos quedamos como retrógradas e ignorantes.. En fin, Dios es el mismo de ayer, hoy y por los siglos…”.

Ovejita Descarriada: “No comparto tus creencias, pero sí, me parece que algunos “cristianos” hablan de cualquier cosa menos de Cristo”.

Gregorio Haristoy Charnay: “Hace tiempo no escuchaba algo tan ridículo, la culpa la tiene el señor de los anillos”.

Sebastian Aratto: “No necesita argumentar, todos sabemos la verdad, pero es triste ver que el fanatismo ha cegado a tanta gente, y para peor, lleguen a ser obispos”.

¿Piñera cumplió sus compromisos con los evangélicos?

El obispo evangélico, Emiliano Soto, recalcó que las medidas prometidas por el presidente Piñera no fueron cumplidas con el mundo evangélico y que en el país aún no hay una posición de igualdad con otros credos, “El avance que ha tenido la Iglesia Católica es notoria, es evidente”. Agregó que si hay que mencionar algún hito importante del presidente Piñera con la iglesia evangélica “no podríamos decir absolutamente nada, ninguna cosa relevante”, a diferencia de los gobiernos anteriores como por ejemplo: Un día nacional de los evangélicos, Capellanes evangélicos en las FF.AA. (…) todo lo contrario, criticó una medida que tomó por sorpresa al mundo evangelico que comenzó a promover el director del S.I.I y el ministro Larroulet el año pasado y que consistía en cobrar impuestos a las ofrendas y Diezmos de las iglesias evangélicas.

Soto, también cuestionó las afirmaciones del obispo Espinoza, quien realizó una fuerte crítica a las autoridades políticas que promueven la discusión del aborto terapéutico. En la oportunidad, aseguró que quienes aprueben la iniciativa tendrán las “manos manchadas con sangre” y, según el obispo Soto, estas declaraciones no representan a toda la iglesia evangélica.

Según el comunicado que fue enviado -a NoticiaCristiana.com-, el ministro secretario general de la presidencia, Cristián Larroulet, destacó que el gobierno del presidente Sebastián Piñera, ha cumplido con los compromisos con el mundo evangélico, “especialmente en la protección de la familia, promoción de la libertad religiosa y defensa de la vida”.

“Nuestro gobierno ha cumplido los compromisos que asumimos con la familia y el mundo evangélico y hemos impulsado decididamente una agenda legislativa y normativa a favor de la protección de la familia, núcleo fundamental de la sociedad chilena”, sostuvo el secretario de Estado.

Entre los avances más importantes, citó la aprobación del “Bono Bodas de Oro”, la extensión a 6 meses del post-natal, la implementación de una política de tolerancia cero contra la violencia intrafamiliar, la extensión de la calidad y cobertura de las salas cunas, la creación del Ingreso ético Familiar y la implementación del programa “Elige vivir sano”.

“Son avances concretos que dan cuenta del compromiso real de este gobierno por impulsar y construir una sociedad de valores para todos los chilenos”, dijo el titular del Segpres.







CON LA SAMARITANA


DE JESÚS DE NAZARET CON LA SAMARITINA
Coruña, 18/09/2013 
José Barros Guede


Jesús de Nazaret regresando de Judea a Galilea atraviesa Samaria por el estrecho valle entre los montes Herbal y Garazín y llegando cansado al pozo de Jacob  sienta a su borde, en cuya tierra se hallaba la tumba de José de Egipto a quien su padre Jacob le había dado en herencia. Manda a sus discípulos a buscar comida a la ciudad de Siquén que quedaba a unos centenares de metros. En esto, una mujer samaritana que había tenido cinco maridos y ahora convivía con otro hombre se acerca al mencionado pozo con un cántaro para tomar  agua.

Jesús de Nazaret le dice: “Dame de beber”. Ella le contesta: “Cómo tú, siendo judío, te atreves a pedirme agua para beber a mí que soy una mujer samaritana”. Los judíos y los samaritanos no se trataban entre ellos, debido a que ambos tenían ciertas diferencias religiosas y culturales en la interpretación de la Ley Mosaica. Le responde: “Si conocieras el don de Dios y quien es el que te dice dame de beber, tú, le hubieras pedido agua y él te hubiera dado agua viva”.

Le contesta: “No tienes con que sacarla y el pozo está hondo, ¿dónde tú sacas esa agua viva? ¿ Es qué tú eres más que nuestro padre Jacob que nos dio este pozo y de él bebieron él y sus hijos”. Le responde: “Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, pero el que beba del agua de la que yo le daré no tendrá sed jamás y se convertirá en fuente de agua que brota para la vida eterna”.  Ella contesta: “Señor, dame de esa agua para que yo no tenga más sed y no tenga que venir aquí a sacarla”.

Entonces, Jesús le dice: “Vete, llama a  tu marido y vuelve acá”. Le contesta: “No tengo marido”. Le responde: “Bien has dicho que no tienes marido, porque has tenido cinco maridos y el que ahora tienes no es tu marido, en eso has dicho la verdad.  Le contesta: “Señor, veo que eres un profeta. Nuestros padres adoraron en este monte Garazín a Yahvé y vosotros decís que el lugar donde se debe adorar es Jerusalén”. Le responde: “Créeme, mujer, que ha llegado la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis a Dios Padre. Vosotros adoráis a uno que no conocéis, nosotros adoramos a uno que conocemos porque la salvación viene de los judíos. Pero ha llegado la hora en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad porque Dios Padre desea que le adoren así”.

Le contesta: “Sé que va venir el Mesias, el llamado Cristo, cuando él venga nos lo enseñará todo”. Jesús le dice: “Yo soy, el que está hablando contigo”. La samaritana deja el cántaro y corre a Siquén y decirle a sus vecinos: “Venid a ver un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho. ¿No será el Cristo?”. Muchos samaritanos de Siquén fueron verle y le piden que se quede  con ellos en esta ciudad. Se quedó aquí dos días predicando el reino de Dios. Los vecinos le decían a la samaritana: “Ya no creemos en tus palabras, nosotros mismos le hemos oído y sabemos que él es verdaderamente el Salvador del Mundo” (Jn. 4,1-42).

De dicha interesante conversación de Jesús de Nazaret con la samaritana en el pozo de Jacob sacamos las siguientes conclusiones:

Primera.- Jacob es padre de las gentes de Judea, Samaria y Galilea, sean judíos y samaritanos.

Segunda.- Jesús conversa con una mujer samaritana que tiene una interpretación distinta a la de los judíos sobre la Ley Mosaica y que tuvo cinco maridos fallecidos, y que ahora convive con otro hombre como pareja.

Tercera.- Le pide agua de beber del pozo de Jacob, y a cambio le ofrece  agua viva que quien la beba no tendrá sed jamás. Se vale de esta comparación  para expresarle que la credibilidad y fe a su persona y a sus palabras son fuente de agua viva que le garantiza la vida eterna.

Cuarta- Ella le manifiesta que espera al Mesías, quien le enseñará todo.

Quinta.- Jesús le contesta: El Mesías soy yo, el que habla contigo.
Sexta.- Entonces, deja el cántaro y va avisar a sus vecinos de Siquén quienes vienen a verlo y le piden  que se que con ellos. Jesús se queda con ellos dos días creyendo muchos en él y diciendo: Verdaderamente es el Salvador del mundo.

Este precioso texto evangélico es exclusivo del evangelista Juan y no aparece en los sinópticos. Ciertamente, Jesús de Nazaret es el Mesias y el Salvador del mundo, fuente de agua viva de vida eterna para las personas que le creen y le aman.

 

miércoles, 18 de septiembre de 2013

DIÁLOGO PERSONAL CON DIOS EN LA SOLEDAD



Cuando estás solo y en silencio en la noche y te acuerdas de Dios, te maravillas de que Él, en su infinita grandeza, se acuerde de ti. 
Y de lo más profundo del corazón brota la pregunta: 

 


 

ORACIÓN PARA PEDIR POR LA PROPIA FE






UNA FE LIBRE, CIERTA, FUERTE, ALEGRE, ACTIVA Y HUMILDE
Oración de S.S. Pablo VI



 Yo creo, Señor; yo quiero creer en ti.
Señor, haz que mi fe se plena,
sin reservas y que penetre mi pensamiento
y mi manera de juzgar las cosas divinas y las cosas humanas.

Señor, haz que mi fe sea libre,
que tenga el concurso personal de mi adhesión,
que acepte las renuncias y los deberes que comporta
y que sea fina expresión del estilo de mi personalidad;
yo creo en ti, Señor.

Señor, haz que mi fe sea cierta,
cierta por una coherencia entre las pruebas exteriores,
y los testimonios interiores del Espíritu Santo.
Cierta por su luz que asegure,
por sus conclusiones que tranquilicen,
por su asimilación que descanse.

Señor, haz que mi fe sea fuerte,
que no se asuste ante la contradicción de los problemas
que llenan la experiencia de nuestra vida, ávida de luz;
que no tema la oposición de quienes la discuten,
la impugnan, la rechazan, la niegan,
sino que se robustezca en la prueba íntima de tu Verdad,
se estrene en el roce de la crítica,
se corrobore en la afirmación continua
y remonte las dificultades dialécticas y espirituales,
en medio de las cuales discurre nuestra existencia temporal.

Señor, haz que mi fe sea alegre,
que dé paz y sosiego a mi espíritu
y que lo disponga a la oración con Dios
y a la conversación con los hombres.
para que irradie en estas relaciones sagrada y profana
la felicidad interior de tu presencia.

Señor, haz que mi fe sea activa,
y que ella dé a la caridad un motivo de su expansión moral
de modo que ella constituya una verdadera amistad conmigo
y que en las obras, en el sufrimiento,
en la espera de la revelación final,
suponga una continua búsqueda de ti,
un testimonio continuado,
un alimento ininterrumpido de la esperanza.

Señor, haz que mi fe sea humilde,
y que no tenga la presunción de fundarse sobre la experiencia
de mi pensamiento y de mi sentimiento,
sino que más bien se rinda al testimonio del Espíritu Santo
y que no tenga otra ni mejor garantía
que la docilidad de la Tradición
y la autoridad del Magisterio de la Iglesia.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...