jueves, 30 de junio de 2011

HOMENAJE A BENEDICTO XVI...

SIGUENOS EN TWITTER: @PORTALMARIA... PORTAL: "ALIANZA DE AMOR" http://mariamcontigo.ning.com ... FACEBOOK: MARIA REINA Y SEÑORA (Grupo y Página)

BENEDICTO XVI
EL HOMBRE Y EL PAPA
Homenaje gráfico a Benedicto XVI en su 60 aniversario sacerdotal 


AÑO LITURGICO...

SIGUENOS EN TWITTER: @PORTALMARIA... PORTAL: "ALIANZA DE AMOR" http://mariamcontigo.ning.com ... FACEBOOK: MARIA REINA Y SEÑORA (Grupo y Página)


Monición para retomar el Tiempo 
durante el Año




El Calendario Litúrgico está ordenado alrededor de los dos grandes misterios de nuestra fe: la Encarnación del Verbo, y la Redención de la Humanidad por su muerte en la Cruz.

En el calendario para el Modo Extraordinario del Rito Romano, vigente en 1962 y reafirmado por el Motu Proprio Summorum Pontificum en 2007, la celebración del primero de ellos, que va desde el I Domingo de Adviento hasta la Solemnidad de la Epifanía, es continuada por los Domingos después de Epifanía, en los cuales se desarrolla armoniosamente aquel primer Misterio -el de la Encarnación del Verbo-, hasta terminar el Miércoles de Ceniza. 

Luego de la celebración del Misterio de la Redención de Jesucristo, desde el Miércoles de Ceniza hasta la Solemnidad de Pentecostés, el calendario litúrgico del Modo Extraordinario establece los Domingos después de Pentecostés, el período más largo del Año Litúrgico, cuyo objeto es prolongar en la Iglesia y en las almas justas el eco y los sobrenaturales efectos de la bajada del Santo Espíritu, y celebrar su reinado en cada alma y sobre el conjunto de la sociedad cristiana.

En el Calendario Litúrgico para el Modo Ordinario, que fue promulgado por el Papa Pablo VI en 1969 y que, como su nombre lo indica, es usado ordinariamente en la Iglesia Latina, los tiempos después de Epifanía y después de Pentecostés, han sido fundidos en uno solo conocido como Tiempo Ordinario o Tiempo Durante el Año; el cual es interrumpido por la Cuaresma y el Tiempo Pascual, y cuya segunda parte estamos transitando a partir del Lunes siguiente a la Solemnidad de Pentecostés (13/06/2010).

De este Tiempo dijo el Papa Pablo VI en su Carta Apostólica dada de Motu Proprio Mysterii Paschalis (43-44):


"Además de los tiempos que tienen un carácter propio, quedan 33 o 34 semanas en el curso del año, en las cuales no se celebra algún aspecto peculiar del misterio de Cristo; sino más bien se recuerda el mismo misterio de Cristo en su plenitud, principalmente los domingos. Este periodo de tiempo recibe el nombre de Tiempo Ordinario.
El tiempo ordinario comienza el lunes que sigue al domingo posterior al 6 de enero y se extiende hasta el martes antes de Cuaresma inclusive: de nuevo comienza el lunes después del domingo de Pentecostés y termina antes de las primeras Vísperas del I Domingo de Adviento".


Considerando que el último Domingo de la primera parte del Tiempo Ordinario, fue el Noveno de la serie (06/03/2011), y que los tres primeros domingos de su segunda parte ceden su lugar a las Solemnidades de la Santísima Trinidad, de la Ascensión del Señor, y del Corpus (en aquellos países en que se trasladan estas dos últimas fiestas), este domingo 3 de Julio será el XIV del Tiempo durante el Año.

Durante este tiempo, se usarán ornamentos sagrados de color verde.
Domingo 3 de Julio de 2011

Para el Modo Ordinario: XIV del Tiempo durante al Año
Para el Modo Extraordinario: III después de Pentecostés

miércoles, 29 de junio de 2011

LAUDES, VISPERAS Y COMPLETAS, PARA HOY JUEVES 29 DE JUNIO DE 2011...

SIGUENOS EN TWITTER: @PORTALMARIA... PORTAL: "ALIANZA DE AMOR" http://mariamcontigo.ning.com ... FACEBOOK: MARIA REINA Y SEÑORA (Grupo y Página)

TIEMPO ORDINARIO
JUEVES DE LA SEMANA XIII

De la feria. Salterio I. I Vísperas del Sagrado Corazón de Jesús.
30 de junio

LAUDES
(Oración de la mañana)


INVOCACIÓN INICIAL

V. Señor, abre mis labios
R. Y mi boca proclamará tu alabanza.

INVITATORIO

Ant. Venid, adoremos al Señor, porque él es nuestro Dios.

Salmo 94 INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.

Venid, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y dudaron de mí, aunque habían visto mis obras.

Durante cuarenta años
aquella generación me repugnó, y dije:
Es un pueblo de corazón extraviado,
que no reconoce mi camino;
por eso he jurado en mi cólera
que no entrarán en mi descanso»

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Himno: CRECE LA LUZ BAJO TU HERMOSA MANO.

Crece la luz bajo tu hermosa mano,
Padre celeste, y suben
los hombres matutinos al encuentro
de Cristo Primogénito.

El hizo amanecer ante tus ojos
y enalteció la aurora,
cuando aún no estaba el hombre sobre el mundo
para poder cantarla.

El es principio y fin del universo,
y el tiempo, en su caída,
se acoge al que es la fuerza de las cosas
y en él rejuvenece.

Él es quien nos reanima y fortalece,
y hace posible el himno
que, ante las maravillas de tus manos,
cantamos jubilosos.

He aquí la nueva luz que asciende y busca
su cuerpo misterioso;
he aquí, en la claridad de la mañana,
el signo de tu rostro.

Envía, Padre eterno, sobre el mundo
el soplo de tu Hijo,
potencia de tu diestra y primogénito
de todos los que mueren. Amén.

SALMODIA

Ant. 1. Despertad, cítara y arpa; despertaré a la aurora.

Salmo 56 - ORACIÓN MATUTINA DE UN AFLIGIDO.

Misericordia, Dios mío, misericordia,
que mi alma se refugia en ti;
me refugio a la sombra de tus alas
mientras pasa la calamidad.

Invoco al Dios Altísimo,
al Dios que hace tanto por mí:
desde el cielo me enviará la salvación,
confundirá a los que ansían matarme,
enviará su gracia y su lealtad.

Estoy echado entre leones
devoradores de hombres;
sus dientes son lanzas y flechas,
su lengua es una espada afilada.

Elévate sobre el cielo, Dios mío,
y llene la tierra tu gloria.

Han tendido una red a mis pasos
para que sucumbiera;
me han cavado delante una fosa,
pero han caído en ella.

Mi corazón está firme, Dios mío,
mi corazón está firme.
Voy a cantar y a tocar:
despierta, gloria mía;
despertad, cítara y arpa;
despertaré a la aurora.

Te daré gracias ante los pueblos, Señor;
tocaré para ti ante las naciones:
por tu bondad, que es más grande que los cielos;
por tu fidelidad, que alcanza a las nubes.

Elévate sobre el cielo, Dios mío,
y llene la tierra tu gloria.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. Despertad, cítara y arpa; despertaré a la aurora.

Ant. 2. «Mi pueblo se saciará de mis bienes», dice el Señor.

Cántico: FELICIDAD DEL PUEBLO REDIMIDO Jr 31, 10-14

Escuchad, pueblos, la palabra del Señor,
anunciadla en las islas remotas:
«El que dispersó a Israel lo reunirá,
lo guardará como un pastor a su rebaño;
porque el Señor redimió a Jacob,
lo rescató de una mano más fuerte.»

Vendrán con aclamaciones a la altura de Sión,
afluirán hacia los bienes del Señor:
hacia el trigo y el vino y el aceite,
y los rebaños de ovejas y de vacas;
su alma será como un huerto regado,
y no volverán a desfallecer.

Entonces se alegrará la doncella en la danza,
gozarán los jóvenes y los viejos;
convertiré su tristeza en gozo,
los alegraré y aliviaré sus penas;
alimentaré a los sacerdotes con manjares sustanciosos,
y mi pueblo se saciará de mis bienes.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. «Mi pueblo se saciará de mis bienes», dice el Señor.

Ant. 3. Grande es el Señor y muy digno de alabanza en la ciudad de nuestro Dios.

Salmo 47 - HIMNO A LA GLORIA DE JERUSALÉN.

Grande es el Señor y muy digno de alabanza
en la ciudad de nuestro Dios,
su monte santo, altura hermosa,
alegría de toda la tierra:

el monte Sión, vértice del cielo,
ciudad del gran rey;
entre sus palacios,
Dios descuella como un alcázar.

Mirad: los reyes se aliaron
para atacarla juntos;
pero, al verla, quedaron aterrados
y huyeron despavoridos;

allí los agarró un temblor
y dolores como de parto;
como un viento del desierto,
que destroza las naves de Tarsis.

Lo que habíamos oído lo hemos visto
en la ciudad del Señor de los ejércitos,
en la ciudad de nuestro Dios:
que Dios la ha fundado para siempre.

¡Oh Dios!, meditamos tu misericordia
en medio de tu templo:
como tu renombre, ¡oh Dios!, tu alabanza
llega al confín de la tierra;

tu diestra está llena de justicia:
el monte Sión se alegra,
las ciudades de Judá se gozan
con tus sentencias.

Dad la vuelta en torno a Sión,
contando sus torreones;
fijaos en sus baluartes,
observad sus palacios,

para poder decirle a la próxima generación:
«Este es el Señor, nuestro Dios.»
Él nos guiará por siempre jamás.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén
 

Ant. Grande es el Señor y muy digno de alabanza en la ciudad de nuestro Dios.


LECTURA BREVE Is 66,1-2 

Así dice el Señor: «El cielo es mi trono y la tierra el estrado de mis pies: ¿Qué templo podréis construirme? ; ¿o qué lugar para mi descanso? Todo esto lo hicieron mis manos, todo es mío -oráculo del Señor-. En ése pondré mis ojos: en el humilde y el abatido que se estremece ante mis palabras.»

RESPONSORIO BREVE

V. Te invoco de todo corazón, respóndeme, Señor.
R. Te invoco de todo corazón, respóndeme, Señor.

V. Guardaré tus leyes.
R. Respóndeme, Señor.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. Te invoco de todo corazón, respóndeme, Señor.

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant. Sirvamos al Señor con santidad y nos librará de la mano de nuestros enemigos.

Cántico de Zacarías. EL MESÍAS Y SU PRECURSOR Lc 1, 68-79

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo.
Suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde antiguo
por boca de sus santos profetas:

Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian;
ha realizado así la misericordia que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abraham.

Para concedernos que, libres de temor,
arrancados de la mano de los enemigos,
le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días.

Y a ti, niño, te llamará Profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor
a preparar sus caminos,
anunciando a su pueblo la salvación,
el perdón de sus pecados.

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tiniebla
y en sombra de muerte,
para guiar nuestros pasos
por el camino de la paz.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. Sirvamos al Señor con santidad y nos librará de la mano de nuestros enemigos. 
 
PRECES
 
Demos gracias a Cristo que nos ha dado la luz del día y supliquémosle diciendo:  Bendícenos y santifícanos, Señor.

Tú que te entregaste como víctima por nuestros pecados,
acepta los deseos y las acciones de este día.

Tú que nos alegras con la claridad del nuevo día,
sé tú mismo el lucero brillante de nuestros corazones.

Haz que seamos bondadosos y comprensivos con los que nos rodean
para que logremos así ser imágenes de tu bondad.

En la mañana haznos escuchar tu gracia
y que tu gozo sea hoy nuestra fortaleza.

Se pueden añadir algunas intenciones libres.

Fieles a la recomendación del salvador, digamos llenos de confianza filial:

Padre nuestro...

ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, humildemente acudimos a ti, al empezar el día, a media jornada y al atardecer, para pedirte que, alejando de nosotros las tinieblas del pecado, nos hagas alcanzar la luz verdadera que es Cristo. Él, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

CONCLUSIÓN

V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.



I VÍSPERAS
Oración de la tarde


V. Dios mío, ven en mi auxilio

R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.


Himno: MÁRMOL CON SANGRE, TU FRENTE

Mármol con sangre, tu frente;
lirios con sangre, tus manos;
tus ojos, soles con muerte;
luna con muerte, tus labios.

Así quiero verte, Cristo,
sangriento jardín de nardos;
así, con tus cinco llagas,
cielo roto y estrellado.

Rojo y blanco, blanco y rojo,
te vio la niña del cántico:
bien merecido lo tienes,
por santo y enamorado.

Abismo reclama abismo:
¿o no lo sabías acaso?;
el amor llama a la muerte:
muerte y amor son hermanos.

Amor quema, amor hiende
carne y alma, pecho y labio.
Amor, espada de fuego;
amor, cauterio y taladro.

Así quiero verte, Cristo,
con sangre, lirios y mármol;
soles y lunas con muerte
en tus ojos y en tus labios. Amén.

SALMODIA 

Ant. 1. Con amor eterno nos amó Dios; por eso levantado sobre la tierra nos atrajo a su corazón, compadeciéndose de nosotros.

Salmo 112 - ALABADO SEA EL NOMBRE DEL SEÑOR

Alabad, siervos del Señor,
alabad el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor,
ahora y por siempre:
de la salida del sol hasta su ocaso,
alabado sea el nombre del Señor.

El Señor se eleva sobre todos los pueblos,
su gloria sobre los cielos.
¿Quién como el Señor Dios nuestro,
que se eleva en su trono
y se abaja para mirar
al cielo y a la tierra?

Levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre,
para sentarlo con los príncipes,
los príncipes de su pueblo;
a la estéril le da un puesto en la casa,
como madre feliz de hijos.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. Con amor eterno nos amó Dios; por eso levantado sobre la tierra nos atrajo a su corazón, compadeciéndose de nosotros.

Ant. 2. Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y hallaréis descanso para vuestras almas.

Salmo 145 - FELICIDAD DE LOS QUE ESPERAN EN DIOS.

Alaba, alma mía, al Señor:
alabaré al Señor mientras viva,
tañeré para mi Dios mientras exista.

No confiéis en los príncipes,
seres de polvo que no pueden salvar;
exhalan el espíritu y vuelven al polvo,
ese día perecen sus planes.

Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob,
el que espera en el Señor, su Dios,
que hizo el cielo y la tierra,
el mar y cuanto hay en él;

que mantiene su fidelidad perpetuamente,
que hace justicia a los oprimidos,
que da pan a los hambrientos.

El Señor liberta a los cautivos,
el Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos.

El Señor guarda a los peregrinos;
sustenta al huérfano y a la viuda
y trastorna el camino de los malvados.

El Señor reina eternamente,
tu Dios, Sión, de edad en edad.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y hallaréis descanso para vuestras almas.

Ant. 3. Yo soy el buen pastor que apaciento mis ovejas, y doy mi vida por las ovejas.

Cántico: HIMNO A DIOS CREADOR Ap 4, 11; 5, 9-10. 12

Eres digno, Señor Dios nuestro, de recibir la gloria,
el honor y el poder,
porque tú has creado el universo;
porque por tu voluntad lo que no existía fue creado.

Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos,
porque fuiste degollado
y por tu sangre compraste para Dios
hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación;
y has hecho de ellos para nuestro Dios
un reino de sacerdotes
y reinan sobre la tierra.

Digno es el Cordero degollado
de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría,
la fuerza y el honor, la gloria y la alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén 

Ant. Yo soy el buen pastor que apaciento mis ovejas, y doy mi vida por las ovejas.

LECTURA BREVE Ef 5, 25b-27 

Cristo amó a su Iglesia y se entregó a la muerte por ella para santificarla, purificándola en el baño del agua, que va acompañado de la palabra, y para hacerla comparecer ante su presencia toda resplandeciente, sin mancha ni defecto ni cosa parecida, sino santa e inmaculada.
 
RESPONSORIO BREVE

V. Cristo nos ama y nos ha absuelto por la virtud de su sangre.
R. Cristo nos ama y nos ha absuelto por la virtud de su sangre.

V. Y ha hecho de nosotros reino y sacerdotes para el Dios y Padre suyo.
R. Por la virtud de su sangre.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. Cristo nos ama y nos ha absuelto por la virtud de su sangre.

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant. He venido a traer fuego al mundo, y ¡cuánto deseo que esté ya ardiendo!

Cántico de María. ALEGRÍA DEL ALMA EN EL SEÑOR Lc 1, 46-55

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de su misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. He venido a traer fuego al mundo, y ¡cuánto deseo que esté ya ardiendo!

PRECES

Acudamos, hermanos, a Jesús, descanso de nuestras almas fatigadas, y digámosle suplicantes:

Rey amantísimo, ten piedad de nosotros.

Oh Jesús, que quisiste ser traspasado por la lanza para que de tu corazón abierto, al brotar el agua y la sangre, naciera tu esposa la Iglesia,
haz que esta Iglesia sea siempre santa e inmaculada.

Jesús, templo santo de Dios, destruido por los hombres y levantado nuevamente por el Padre,
dígnate hacer de la Iglesia morada del Altísimo.

Jesús, rey y centro de todos los corazones, que con amor eterno nos amas y nos atraes con misericordia,
renueva tu alianza con todos los hombres.

Jesús, paz y reconciliación nuestra, que has hecho las paces en un solo hombre nuevo, dando muerte al odio mediante la cruz,
danos acceso al Padre.

Jesús, vida y resurrección nuestra, alivio de los que están cansados y descanso de los que se sienten agobiados,
atrae hacia ti a los pecadores.

Se pueden añadir algunas intenciones libres.

Jesús, que por tu amor desbordante te rebajaste hasta someterte incluso a la muerte y una muerte de cruz,
llama a los fieles difuntos a la resurrección.

Unidos a Jesucristo, que nos ama como hermano, acudamos al Padre, diciendo:

Padre nuestro...

ORACIÓN

Te pedimos, Dios todopoderoso y eterno, que, al celebrar la grandeza del amor que resplandece en el corazón de tu Hijo, recibamos de esta fuente divina gracias cada vez más abundantes. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

CONCLUSIÓN

V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.


COMPLETAS
(Oración antes del descanso nocturno)


INVOCACIÓN INICIAL

V. Dios mío, ven en mi auxilio
R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.

EXAMEN DE CONCIENCIA

Hermanos, habiendo llegado al final de esta jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados.

Yo confieso ante Dios todopoderoso
y ante vosotros, hermanos,
que he pecado mucho
de pensamiento, palabra, obra y omisión:
por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

Por eso ruego a santa María, siempre Virgen,
a los ángeles, a los santos y a vosotros, hermanos,
que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor.

V. El Señor todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.

Himno: SE INCLINA YA MI FRENTE

Se inclina ya mi frente,
sellado está el trabajo;
Señor, tu pecho sea
la gracia del descanso.

Mis ojos se retiran,
la voz deja su canto,
pero el amor enciende
su lámpara velando.

Lucero que te fuiste,
con gran amor amado,
en tu gloria dormimos
y en sueños te adoramos. Amén.

SALMODIA

Ant. 1. Ten piedad de mí, Señor, y escucha mi oración.

Salmo 4 - ACCIÓN DE GRACIAS.

Escúchame cuando te invoco, Dios, defensor mío;
tú que en el aprieto me diste anchura,
ten piedad de mí y escucha mi oración.

Y vosotros, ¿hasta cuándo ultrajaréis mi honor,
amaréis la falsedad y buscaréis el engaño?
Sabedlo: el Señor hizo milagros en mi favor,
y el Señor me escuchará cuando lo invoque.

Temblad y no pequéis, reflexionad
en el silencio de vuestro lecho;
ofreced sacrificios legítimos
y confiad en el Señor.

Hay muchos que dicen: «¿Quién nos hará ver la dicha,
si la luz de tu rostro ha huido de nosotros?»

Pero tú, Señor, has puesto en mi corazón más alegría
que si abundara en trigo y en vino.

En paz me acuesto y en seguida me duermo,
porque tú sólo, Señor, me haces vivir tranquilo.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. Ten piedad de mí, Señor, y escucha mi oración.

Ant. 2. Durante la noche, bendecid al Señor.

Salmo 133 - ORACIÓN VESPERTINA EN EL TEMPLO

Y ahora bendecid al Señor,
los siervos del Señor,
los que pasáis la noche
en la casa del Señor:

Levantad las manos hacia el santuario,
y bendecid al Señor.

El Señor te bendiga desde Sión:
el que hizo cielo y tierra.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. Durante la noche, bendecid al Señor.

LECTURA BREVE Dt 6,4-7
 
Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es solamente uno. Amarás al Señor, tu Dios, con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas. Las palabras que hoy te digo quedarán en tu memoria; se las repetirás a tus hijos y hablarás de ellas estando en casa y yendo de camino, acostado y levantado.

RESPONSORIO BREVE

V. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.
R. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.

V. Tú, el Dios leal, nos librarás.
R. Te encomiendo mi espíritu.


V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.


CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant. Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos, para que velemos con Cristo y descansemos en paz.


CÁNTICO DE SIMEÓN Lc 2, 29-32

Ahora, Señor, según tu promesa,
puedes dejar a tu siervo irse en paz,

porque mis ojos han visto a tu Salvador,
a quien has presentado ante todos los pueblos

luz para alumbrar a las naciones
y gloria de tu pueblo Israel.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Ant. Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos, para que velemos con Cristo y descansemos en paz.

ORACIÓN

OREMOS,
Visita, Señor, esta habitación: aleja de ella las insidias del enemigo; que tus santos ángeles habiten en ella y nos guarden en paz y que tu bendición permanezca siempre con nosotros. Por Cristo nuestro Señor.
Amén

BENDICIÓN

V. El Señor todopoderoso nos conceda una noche tranquila y una santa muerte.
R. Amén.

ANTÍFONA FINAL DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

Salve, Reina de los cielos
y Señora de los ángeles;
salve raíz, salve puerta,
que dio paso a nuestra luz.

Alégrate, virgen gloriosa,
entre todas las más bellas;
salve, agraciada doncella,
ruega a Cristo por nosotros.









domingo, 26 de junio de 2011

ADORACION EUCARISTICA HOY 24 HORAS

SIGUENOS EN TWITTER: @PORTALMARIA...  FACEBOOK: MARIA REINA Y SEÑORA (Grupo y Página)


ADORACIÓN EUCARÍSTICA ONLINE 24 HORAS
 
Aquí tienes al Señor expuesto las 24 horas del día en vivo. Si estás enfermo y no puedes desplazarte a una parroquia en la que se exponga el Santísimo, o simplemente quieres saludar al Señor en algunos momentos de la jornada, aquí le tienes para rezarle con devoción:




video



Oración inicial

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

¡Corazón de mi Jesús Sacramentado! Con mucha pena de no ser como Tú quieres que sea y con muchos deseos de ser como Tú quieres que sea, vengo a tener contigo este ratito de conversación afectuosa junto a Ti, a los pies de tu Sagrario, donde has querido quedarte por mí, para Tu mayor gloria, honor de mi Madre Inmaculada y provecho de mi alma. San José, enséñame a escuchar y a hablar a Jesús.
Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.
Sea por siempre bendito y alabado.


Padrenuestro, Avemaría y Gloria

(Se repite cinco veces en honor a las cinco llagas de Nuestro Señor)

Alabanzas al Santísimo Sacramento en reparación de las blasfemias

Bendito sea Dios.
Bendito sea su Santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el Nombre de María, Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios, en sus Ángeles y en sus Santos.
 

Comunión espiritual
 
Creo, Jesús mío, que estás presente en el Santísimo Sacramento del altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte dentro de mi alma. Mas, no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven espiritualmente a mi corazón y como si ya hubiéseis venido, te abrazo y me uno a Ti. No permitas Jesús mío que jamás me aparte de Ti. Así sea.

 
Oración de Santo Tomás de Aquino

Te adoro con fervor, deidad oculta, que estás bajo de estas formas escondidas; a ti mi corazón se rinde entero, y desfallece todo si te mira. Se engaña en ti la vista, el tacto, el gusto. Mas tu palabra engendra fe rendida; cuanto el Hijo de Dios ha dicho, creo; pues no hay verdad cual la verdad divina. En la Cruz la deidad estaba oculta. aquí la humanidad yace escondida; y ambas cosas creyendo y confesando, imploro yo lo que imploraba el ladrón arrepentido. No veo, como vio Tomás, tus llagas, mas por su Dios te aclama el alma mía: haz que siempre, Señor, en ti yo crea, que espere en ti, que te ame sin medida. Oh memorial de la pasión de Cristo, oh pan vivo que al hombre das la vida: concede que de ti viva mi alma, y guste de tus célicas delicias. Jesús mío, pelícano piadoso, con tu sangre mi pecho impuro limpia, que de tal sangre una gotita puede todo el mundo salvar de su malicia. Jesús, a quien ahora miro oculto, cumple, Señor, lo que mi pecho ansía: que a cara descubierta contemplándote, por siempre goce de tu clara vista. Amén.


Oración a Jesús solitario en el Santísimo Sacramento

Oh Divino Jesús! que durante la noche estáis solitario en tantos tabernáculos del mundo, sin que ninguna de vuestras criaturas vaya a visitaros y adoraros. Yo os ofrezco mi pobre corazón, deseando que todos sus latidos sean otros tantos de amor y adoración. Vos, Señor, estáis siempre en vela bajo las especies Sacramentales, vuestro amor misericordioso nunca duerme ni se cansa de velar por los pecadores. ¡Oh Jesús amantísimo! ¡Oh Jesús solitario! haced mi corazón cual lámpara encendida; en caridad se inflame y arda siempre en vuestro amor. Vela ¡oh centinela Divino! vela por el mísero mundo, por los sacerdotes, por las almas consagradas, las extraviadas, por los pobres enfermos cuyas noches interminables necesitan tu fortaleza y tu consuelo, por los moribundos y por ésta tu humilde sierva que, para mejor servirte, descansa pero sin alejarse de Ti, de tu Sagrario… donde vives en la soledad y el silencio de la noche. Sea siempre bendito, alabado, adorado, amado y reverenciado el Corazón Sagrado de Jesús en todos los Sagrarios del mundo. Amén. 

Oración Final



Gracias, Jesús mío, por la bondad con que me habéis recibido y permitido gozar de vuestra presencia y compañía amorosas.

Me vuelvo a mis ocupaciones. Mi corazón queda contigo. En mi trabajo y en mis descansos me acordaré de Ti, y procuraré vivir con la dignidad que merece vuestra amistad divina.

Dadme vuestra bendición y concededme todas las gracias, que necesito, para amaros y serviros con la mayor fidelidad.

Bendice, Señor, a nuestro Santísimo Padre el Papa, vuestro Vicario en la tierra; ilumínale, santifícale y líbrale de todos sus enemigos.

Bendice a vuestra Iglesia Santa y haced que su luz brille en todas las naciones; y que los paganos conozcan y adoren al único verdadero Dios y a su Hijo Jesucristo.

Bendice a vuestros sacerdotes, santifícalos y multiplícalos.

Bendice y protege a nuestra nación.

Bendice a todos nuestros bienhechores y concédeles la bienaventuranza eterna.

Bendice a los que nos han ofendido y cólmalos de beneficios.

Bendice a todos nuestros familiares y haced que vivan todos en vuestra gracia y amistad y que un día nos reunamos en la Gloria.

Da el descanso eterno a todas las almas de los fieles difuntos que están en el Purgatorio.

Da la salud a los enfermos. Convierte a todos los pecadores. Danos a todos vuestro divino amor, para que la fe que nos impide ahora ver vuestro santísimo rostro se convierta un día en luz esplendorosa en la Gloria, donde en unidad con el Padre y el Espíritu Santo te alabemos y bendigamos por los siglos de los siglos. Amén.






LA EUCARISTIA ...

SIGUENOS EN TWITTER: @PORTALMARIA... PORTAL: "ALIANZA DE AMOR" http://mariamcontigo.ning.com ... FACEBOOK: MARIA REINA Y SEÑORA (Grupo y Página)

LA EUCARISTÍA 



Jesucristo está ahora glorioso en el Cielo y en el sagrario. 
 
Jesucristo es Dios y Hombre verdadero. Como Dios está en todas partes. Como Hombre está solamente en el Cielo y en el sagrario, en el Sacramento de la Eucaristía. La eucaristía es la última prueba del amor de Dios a los hombres.


Amar es dar: Dios nos lo ha dado todo con la CREACIÓN.

Amar es comunicarse: Dios se nos ha comunicado con la REVELACIÓN.
Amar es hacerse semejante al amado: Dios se ha hecho uno de nosotros en la ENCARNACIÓN.
Amar es sacrificarse por el amado: Dios nos ha dado su vida en la REDENCIÓN.
Amar es obsequiar al amado: Dios nos da el supremo bien de la SALVACIÓN.
Amar es acompañar al amado: Dios se ha quedado, para siempre, a nuestro lado en la EUCARISTÍA.

El sagrario es lo principal de la iglesia; aunque a veces no está en el altar mayor. El sagrario es una especie de casita, con su puerta y con su llave. Allí está Jesucristo, y por eso, al lado hay encendida una lamparita. Siempre que pasemos por delante, debemos poner la rodilla derecha en tierra, en señal de adoración, lo mismo si está reservado que si está expuesto.

Las imágenes merecen nuestra veneración y respeto porque están en lugar del Señor, de la Virgen y de los Santos, a quienes representan. Son sus retratos, sus estatuas. Pero lo que hay en el sagrario no es un retrato o estatua de Jesucristo, sino el mismo Jesucristo, vivo, pero glorioso: como está ahora en el cielo.

Las imágenes no se adoran, se veneran. Adorar es poner un ídolo en el lugar de Dios, remplazándolo. La adoración sólo es para Dios. Venerar es reconocer el valor que tiene para mí alguien o algo, por lo cual merece nuestro respeto. Yo venero a mis padres y a mi patria, pero no por eso los adoro. Adoro sólo a Dios.

A Jesucristo, en el sagrario, sí lo adoramos. Adoración consiste en tributar a una persona o cosa honores de Dios. Se llama culto de latría. Se diferencia del culto de dulía que consiste en la veneración que se tributa a todo lo que no es Dios, pero se relaciona con Él (imágenes, reliquias, etc.).
A los santos se les tributa culto de dulía, como de intercesores ante Dios. La adoración sólo se tributa a Dios. Por eso, en el Imperio Romano, muchos cristianos fueron mártires por no querer adorar a los ídolos.

El doblar la rodilla tiene distintos significados, según la voluntad del que lo hace: ante la Eucaristía es adoración, ante una imagen es veneración, ante los reyes es reverencia.

La veneración de las imágenes no va dirigida a la materia de la que está hecha (piedra, madera, lienzo o papel) sino a la persona a la que representa. Cuando tú besas la foto de tu madre, tu beso no se dirige al papel fotográfico sino a tu madre en persona. La idolatría se dirige a la imagen misma como a un dios. Dice el Concilio II de Nicea: «el honor tributado a la imagen va dirigido a quien está representado en ella».

Los textos del Nuevo Testamento que hablan de los ídolos, se refieren a auténticos ídolos adorados por paganos, pero no a simples imágenes.
Por eso el Concilio Ecuménico de Nicea del año 787, justificó el culto de las sagradas imágenes.

Los Testigos de Jehová, hasta el saludo a la bandera nacional lo consideran como un acto de idolatría. Esto es absurdo.

Es muy importante que consideres a Jesucristo en el sagrario, no como una cosa, sino como una Persona que siente, que ama, que te está esperando.
Jesucristo está en el sagrario, deseando que vayamos a visitarle. Debemos ir con frecuencia a contarle nuestras penas y necesidades, y a pedirle consuelo y ayuda. Es muy buena costumbre entrar a saludar a Jesucristo al pasar por delante de una iglesia, al menos una vez al día. Aunque sea brevemente.
Por mucha prisa que tengas puedes entrar un momento y decir:

«Señor:
Yo creo que estás aquí presente en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía.
Te adoro con todo mi corazón, como al único Dios verdadero.
Te amo sobre todas las cosas.
Te doy gracias por todos los beneficios que de Ti he recibido.
Te pido por todas mis intenciones.
Te ruego que me ayudes en todo lo que necesite. Amén».

No has tardado ni un minuto. Y si tienes tiempo, el P. Jesús María Granero S.I.. te sugiere que digas: “Señor, lo necesito todo; pero no te pido nada. Vengo a estar contigo”.

Algunas veces, se hace la exposición del Santísimo Sacramento. Los fieles se arrodillan ante Él para adorar al Señor, darle gracias por su amor, y pedirle su ayuda.
Al final de la exposición, se da la bendición con el Santísimo a los fieles: entonces, es el mismo Cristo quien les bendice y derrama sobre ellos sus gracias.

JESUCRISTO ESTÁ REAL Y VERDADERAMENTE PRESENTE EN EL SAGRARIO, AUNQUE ENCUBIERTO BAJO APARIENCIAS DE PAN, EN LA HOSTIA CONSAGRADA.

JESUCRISTO TAMBIÉN ESTÁ ENCUBIERTO BAJO APARIENCIAS DE VINO EN EL CÁLIZ CONSAGRADO.

En la Eucaristía permanecen el olor, color y sabor del pan y del vino; pero su substancia se ha convertido en el Cuerpo y en la Sangre de Jesucristo .

Esta conversión se llama transubstanciación. Es el tránsito de una cosa a otra. Cesan las sustancias del pan y el vino porque suceden en su lugar el cuerpo y la sangre de Cristo.
La transubstanciación es una conversión milagrosa y singular, distinta de las conversiones naturales. Porque en ella, tanto la materia como la forma del pan y del vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Sólo los accidentes permanecen sin cambiar: seguimos viendo el pan y el vino pero substancialmente ya no lo son, porque en ellos está realmente el cuerpo, sangre, alma y divinidad de Cristo.

Substancia es aquello por lo cual algo es lo que es. Lo que hay de permanente en el ser, por lo cual subsiste. No lo que es transitorio y accidental, que no es esencial y constante, y que necesita una substancia donde residir: como son el color, el olor y el sabor.

Cristo está presente en el sacramento del altar por transustanciarse toda la sustancia de pan en su cuerpo, y toda la sustancia de vino en su sangre.

La Hostia, antes de la Consagración, es pan de trigo. La Hostia, después de la Consagración, es el Cuerpo de Jesucristo, con su Sangre, su Alma y su Divinidad.
Del pan sólo quedan las apariencias, que se llaman especies sacramentales.

En el cáliz, antes de la Consagración, hay vino de uva. En el cáliz, después de la Consagración, está la Sangre de Cristo, con su Cuerpo, su Alma y su Divinidad.
Del vino sólo quedan las apariencias, que se llaman especies sacramentales.
Jesucristo, en razón de su única Persona, está entero en cada una de las dos especies sacramentales; por eso, para recibirlo, no es necesario comulgar bajo las dos especies de pan y vino: basta cualquiera de las dos para recibirlo entero.

La palabra griega “soma”, en la antropología hebrea, significa “cuerpo” en su totalidad; no en contraposición con la sangre. Igualmente la palabra “airna” (sangre) significa lo que es el hombre en su totalidad.
Cristo repite la misma idea para confirmarla, para remacharla. Es un paralelismo llamado «climático» muy frecuente en el modo de hablar hebreo.

Cristo en la eucaristía está vivo, resucitado. «No se trata de una venerable reliquia, como sería el cuerpo muerto de Cristo; sino de Jesús vivo como dice San Juan pan vivo . Y por ello vivificante. Comer el cuerpo vivo y resucitado de Jesús nos llevará a nosotros mismos a la resurrección final gloriosa» «El que come mi carne y bebe mi sangre tiene la vida eterna y yo lo resucitaré en el último día».

Autor del texto: P. Jorge Loring


A continuación, podremos leer unas reflexiones de Fray Antonio Corredor:

LA EUCARISTÍA ...
Es misterio,
Es sacramento.
Es sacrificio.
Como misterio, se cree.
Como sacramento, se recibe.
Como sacrificio, se ofrece.
Se propone al entendimiento como misterio.
Se da al alma como alimento.
Se ofrece a Dios como homenaje .
Como misterio, asombra.
Como sacramento, alimenta.
Como sacrificio, redime.
Como sacramento, esfuerza.
Como sacrificio, rescata.
Como misterio, es admirable.
Como sacramento, es deleitable.
Como sacrificio, es inefable.
Como misterio, es un portento.
Como sacramento, es un compañero.
Como sacrificio, alimenta.
Como misterio, es impenetrable.
Como sacramento, es sabrosísimo.
Como sacrificio, es valiosísimo.
Como misterio... debo meditarlo.
Como sacramento... debo gustarlo.
Como sacrificio... debo apreciarlo sobre todo
Es misterio de fe. Debo creerlo.
Es sacramento de amor. Debo amarlo .
Es sacrificio de un Dios. Debo confiar en él.
Como misterio, se esconde ... Es el sagrario.
Como sacramento, alimenta... Es convite... Es la comunión.
Como sacrificio, se inmola ...Es víctima... Es la Santa Misa.
¡OH MISTERIO ADORABLE! El sagrario será mi refugio.
¡OH SACRAMENTO DULCÍSIMO! Comulgar será mi mayor deseo.
¡OH SACRIFICIO ESTUPENDO! La misa será mi devoción primera.

EL MILAGRO EUCARISTICO...

SIGUENOS EN TWITTER: @PORTALMARIA... PORTAL: "ALIANZA DE AMOR" http://mariamcontigo.ning.com ... FACEBOOK: MARIA REINA Y SEÑORA (Grupo y Página)

El milagro eucarístico de Bruselas

Un banquero judío, llamado Jonatás, que vivía en Enghien, consiguió por dinero y por mediación de otro judío, Juan de Louvain, falsamente convertido al cristianismo, hacerse con un copón robado en una iglesia de Bruselas y que contenía varias Hostias consagradas. El desgraciado las profanó sacrílegamente en unión de sus amigos; pero, por justos juicios de Dios, fue asesinado dos semanas después. 
 
La viuda de este hombre entregó las Sagradas Hostias a los judíos de Bruselas. Ocho de ellos tuvieron una reunión el día 4 de abril de 1370, que era Viernes Santo, y, habiendo colocado las Hostias sobre una mesa, las pincharon con puñales. Entonces salió de ellas sangre milagrosa y cayeron de espaldas los sacrílegos como sus antepasados en el Huerto de los Olivos. Aterrorizados, quisieron deshacerse de las Sagradas Formas, y para ello consiguieron que una mujer, falsamente convertida del judaísmo, las llevase a Colonia. Pero movida por los remordimientos, esta mujer reveló el hecho al párroco de Nuestra Señora de la Chapelle.

Se instruyó después el proceso del hecho, y los judíos declararon convencidos su crimen.

Tres de las hostias milagrosas se conservan aún en la Colegiata de Santa Gúdula, en Bruselas, encerradas en una Custodia de extraordinaria riqueza y arte, que se lleva solemnemente todos los años por las calles de la capital en una imponente manifestación de fe, denominada la Procesión del Santísimo Sacramento del Milagro.


(Prodigios Eucarísticos, P. M. Traval, S. J.).

 

viernes, 24 de junio de 2011

ORACIONES VARIAS

SIGUENOS EN TWITTER: @PORTALMARIA... PORTAL: "ALIANZA DE AMOR" http://mariamcontigo.ning.com ... FACEBOOK: MARIA REINA Y SEÑORA (Grupo y Página)


ORACIÓN DE AUTOLIBERACIÓN

Dios mío en nombre de Jesucristo, destruye de mi  cuerpo todo espíritu inmundo, purifica mi corazón con tu Santo Fuego  purificador; reboza mi corazón con la santa gracia del Espíritu Santo. Amen.

ORACIÓN CONTRA PRESENCIAS DIBÓLICAS
EN VIVIENDAS O LUGARES DE TRABAJO
 

  En Nombre de Nuestro Señor Jesucristo  prohibimos a todo ángel caído, engendro diabólico, criatura de tinieblas, a  todos los espíritus perdidos, reuniones de brujas, grupos satánicos o emisarios  de sus asociados, perturbar la paz de nuestros hogares, impedir nuestro  descanso nocturno o hacernos daño y vengarse de nosotros, en nuestros trabajos,  en nuestras familias, en nuestros bienes espirituales y materiales, o a través  de cualquier persona, animal o cosa. Rompemos todo pacto, consagración,  maldición, maleficio o envidia que estén originando dichas presencias  tenebrosas en nuestra morada.

Sellamos y cerramos con la preciosísima Sangre  de Nuestro  Señor Jesucristo cualquier puerta por donde estos seres malignos estén ingresando en nuestras vidas y las  clausuramos con los sellos de las puertas de la Iglesia Católica y confesamos  que el infierno no puede prevalecer contra ellas.  Amén

CORAZA DE SAN PATRICIO

   Me envuelvo hoy día y ato a mi  una fuerza poderosa, la invocación de la Santísima Trinidad,  y la fe en las Tres Divinas Personas.

  Me envuelvo hoy día y ato a mí  la fuerza de Jesucristo, Hijo de María siempre Virgen, con su bautismo, la  fuerza de su crucifixión y entierro, la fuerza de su Resurrección y ascensión,  la fuerza de su vuelta, párale juicio de Eternidad.

  Me envuelvo hoy día y ato a mi  la fuerza del amor de los Querubines, la obediencia de los Angeles, el servicio  de los Arcángeles, la esperanza de la resurrección para el premio, las  oraciones de los Patriarcas, las predicciones de los Profetas, las  predicaciones de los Apóstoles, la fe de los mártires, la inocencia de las  santas Vírgenes, las buenas obras de los confesores. 

   Me envuelvo hoy día y ato a mi  el amor maternal y la pureza virginal de María Santísima, Hija de Dios Padre,  Madre de Dios Hijo y Esposa de Dios Espíritu Santo.
  
  Me envuelvo hoy día y ato a  mi la fuerza de Dios para orientarme, el poder de Dios para sostenerme, la  sabiduría de Dios para guiarme, el ojo de Dios para prevenirme, el oído de Dios  para escucharme, la palabra de Dios para apoyarme, la mano de Dios para  defenderme, el camino de Dios para recibir mis pasos, el escudo de Dios para  protegerme, los ejércitos de Dios para darme seguridad contra las trampas de  los demonios, contra las tentaciones de los vicios, contra las inclinaciones de  la naturaleza, contra todos los que desean el mal de lejos o de cerca estando yo  solo en la multitud.
   
Convoco hoy día todas las  fuerzas poderosas, que están entre mi y esos males, contra las encantaciones de  los falsos profetas, contra las leyes negras del paganismo, contra las leyes  falsas de los herejes, contra la astucia de la idolatría, contra los conjuros  de brujas, brujos y magos, contra la curiosidad que daña el cuerpo y el alma  del hombre.

Invoco a Jesucristo que  me proteja hoy día contra el veneno, el incendio, el ahogo, las heridas para  que pueda yo alcanzar abundancia en premio.
   
Jesucristo conmigo, Jesucristo  delante de mí, Jesucristo en mí, Jesucristo a mi derecha, Jesucristo a mi  izquierda, Jesucristo en la anchura, Jesucristo en la longitud, Jesucristo en  la altura, Jesucristo en el corazón de todo hombre que piensa en mí, Jesucristo  en la boca de todos los que hablan de mí, Jesucristo en todo ojo que me ve,  Jesucristo en todo oído que me escucha.
 
Del Señor es la salvación
De Jesucristo es la salvación
Tu salvación, Señor, esté  siempre con nosotros

ORACIÓN DE CUBRIMIENTO Y SELLAMIENTO
CON LA SANGRE DEL CORDERO DE DIOS

 De pie.

  Oh PADRE CELESTIAL, de TI procede toda bendición en el cielo y  en la tierra. En el Nombre Poderoso de JESUCRISTO,  “EL SEÑOR (+)…”, TU HIJO Bendito y SEÑOR de cielos y tierra. Conlos méritos y poder de SU Preciosísima SANGRE, de SUS Gloriosas LLAGAS,  de SUS AZOTES, de SU CORONA de ESPINAS, de SUS CLAVOS,  de la LANZA, de SU Santa CRUZ,de la SOGA y de su HUMILDAD…;  Con los méritos y Poder de sus Misterios de SU Santa Encarnación, Nacimiento, Vida, Pasión, Muerte, Resurrección y  Ascensión al cielo.

  Con el Poder Absoluto y Total de la SANTÍSIMA TRINIDAD (+)…

  Con la Fuerza y el Poder del ESPÍRITU SANTO (+)…

  Con el Poder de la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA (+)… y SU intercesión.

  Con el Poder del  Patriarca San José (+)… y su  intercesión… y por la gracia de DIOS:

  Invoco e invocamos  la intercesión de San Francisco de Asís, San Benito, San Juan María Vianney,  San Bernardo, Santa Brígida, Santa Gertrudis, San Ignacio de Loyola, Santa Sor  Faustina, Santa Margarita María Alacoque, San Pío de Pieltrecina, Santa  Teresita del Niño JESÚS, Santa  Teresa de Ávila, Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres, San Maximiliano  Kolbe y San Luis María de Montfort, Beato Esteban Maya, Madre Berenice, Su  Santidad Juan Pablo II y de todos los Santos…

  Invoco e invocamos  la presencia de los Santos Arcángeles, San Miguel, San Gabriel y San Rafael, la  Corte Celestial, los Coros Angélicos, de nuestro Santo Ángel de la Guarda;  rogándoles por la gracia de DIOS,  nos asistan, nos ayuden en esta oración y nos protejan siempre.

  Ruego a ellos me alcancen  de DIOS Nuestro Señor, la Gracia, La  Unción, y el Poder de lo Alto, para hacer esta oración y en virtud del poder  del sacramento del Bautismo, Penitencia, Eucaristía, Confirmación, Matrimonio,  del Orden, Unción de Enfermos y apoyados en SU Divina Palabra que es  Resurrección, Verdad y Vida clamo y reclamamos para mi y para nosotros la  Preciosísima SANGRE del CORDERO de DIOS.

  En el Nombre Poderoso de JESUCRISTO, EL SEÑOR (+)…, Por la GRACIA de DIOS”.

  Con el Poder de la SANGRE del CORDERO de DIOS, de SUS  gloriosas LLAGAS… De SU Santa CRUZ… (+)…

  Con el Poder Absoluto y Total de la SANTÍSIMA TRINIDAD (+)…

  Con la Fuerza y el Poder del ESPÍRITU SANTO (+)…

  Con el Poder de la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA (+)… y SU intercesión.

  Con el Poder del Patriarca San JOSÉ (+)…

  Con el poder de los  Santos Arcángeles San Miguel, San Gabriel, San Rafael, del Santo Ángel de la  Guarda y de la Corte Celestial… (+)…

  Atamos,  Encadenamos, Aislamos, Amordazamos, Azotamos, Circundamos, Quemamos, Clavamos,  Traspasamos, Ahogamos, Humillamos, Cubrimos, Sellamos y Sometemos a los pies de  la CRUZ de JESÚS, al jefe que manda a los espíritus inferiores o a las  potestades malignas de lo alto que tengan autoridad sobre los espíritus  malignos que nos estén oprimiendo, y a todos y a cada uno de los espíritus del  mal que moren o influyen en nosotros y fuera de nosotros, en esta oración, en  otra persona, sobre este lugar, casa o apartamento; en el aire, en la  atmósfera, el agua, el fuego, la tierra, lo subterráneo, los elementos básicos  para la vida del hombre, los abismos, las fuerzas satánicas de la naturaleza,  el bajo mundo, prostitución, delincuencia, drogadicción, pornografía, orgías,  sicarios, brujería, hechicería, mensajes subliminales de la música, la radio,  la televisión, internet, juegos de videos, papiros, el mundo, demonio y carne,  marca en la frente y la mano… etc. Y toda su contaminación alrededor.

  También a los que  estén en nuestras emociones, nuestra memoria, nuestra mente y en nuestras  heridas emocionales: Atributos, complejos de culpa, traumas, influencias de  mal, derrota y demás problemas: ruinas, deudas, maldiciones, maleficios, envidias,  taras hereditarias, enfermedades espirituales, psicológicas o físicas etc., con  sus residuos, raíces, atributos y todos los demás que estén en mí o en otros…

En el nombre  poderoso de JESUCRISTO, EL SEÑOR (+)… por la “GRACIA DE DIOS”.

  Con el poder de la SANGRE del CORDERO de DIOS, de SUS Gloriosas LLAGAS… De Su Santa CRUZ… (+)…

  Con el Poder Absoluto y Total de la SANTÍSIMA TRINIDAD (+)…

  Con la Fuerza y el Poder del ESPÍRITU SANTO (+)…

  Con el Poder de la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA (+)… y SU intercesión.

  Con el Poder del Patriarca San JOSÉ (+)…

  Con el poder de los  Santos Arcángeles San Miguel, San Gabriel, San Rafael, del Santo Ángel de la  Guarda y de la Corte Celestial… (+)…

  Con la Santísima SANGRE de JESÚS, cubro, cubrimos y sellamos toda persona, hechos o  acontecimientos a través de los cuales el enemigo quiera hacernos daño, rompo,  rompemos toda acción e interferencia del maligno.

  Con la Santísima SANGRE de JESÚS, Sello, sellamos y cubrimos toda potestad destructora, del mal  en el aire, en la tierra, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas  satánicas de la naturaleza, en la puerta de los muertos, en los abismos del  infierno, en todo lo material que nos rodea y en el mundo en el cual nos  moveremos hoy.

  Con la Santísima SANGRE de JESÚS, Sello, Sellamos, Cubrimos nuestro Cuerpo, nuestro Espíritu,  nuestra Mente, Corazón y Vida; nuestro consciente, subconsciente en  inconsciente; nuestro pasado, presente y futuro, todo lo que somos, tenemos y  que hacemos.

  Con la Santísima SANGRE de JESÚS, Sello, Sellamos todo a nuestro alrededor, la tierra, el  universo, el cielo, el cosmos, el norte y el sur, el oriente y el occidente,  arriba y abajo, a lo ancho, a lo largo y a lo profundo de este lugar y a todos  los presentes; nuestras familias, la humanidad, y demás seres de la creación:  animales y cosas; y todo lo protegemos con el poder liberador de la Santísima SANGRE de JESÚS.

En el nombre  poderoso de JESUCRISTO, EL SEÑOR (+)… por la “GRACIA DE DIOS”.

  Con el poder de la SANGRE del CORDERO de DIOS, de SUS Gloriosas LLAGAS… De Su Santa CRUZ… (+)…

  Con el Poder Absoluto y Total de la SANTÍSIMA TRINIDAD (+)…

  Con la Fuerza y el Poder del ESPÍRITU SANTO (+)…

  Con el Poder de la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA (+)… y SU intercesión.

  Con el Poder del Patriarca San JOSÉ (+)…

  Con el poder de los  Santos Arcángeles San Miguel, San Gabriel, San Rafael, del Santo Ángel de la  Guarda y de la Corte Celestial… (+)…
(TODOS)

  Con la Santísima SANGRE de JESÚS, Me cubro, cubrimos y sellamos este lugar, nuestros hogares,  nuestra casa o apartamento, todos los que habitan en ellos……. (Nombre), las  personas que el SEÑOR enviará a  ellos, a todos nuestros seres amados en donde quiera que ellos se encuentren y  a su hogares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, nuestras pertenencias,  puertas, ventanas, objetos, paredes, pisos, todos los rincones de la casa,  encielados, cañerías, desagües, enseres de la casa y del trabajo, menaje,  cuadros e imágenes religiosas, matas, libros, materiales de evangelización;  nuestros momentos de oración, de descanso, de diversión sana, nuestro sueño, el  aire que respiramos, animales domésticos o de plaga que existan en este lugar o  en nuestras casas, así como los alimentos y los bienes que ÉL generosamente nos  envía para nuestro sustento y en fe colocamos un circulo de SANGRE preciosa del SEÑOR JESÚS.

  Con la Santísima SANGRE de JESÚS, me cubro, cubrimos y sellamos lo lugares en donde vamos a  este en este día, las personas, empresas o instituciones con quienes vamos a  tratar…….. (Nombres) así mismo cubrimos y sellamos nuestro trabajo material y  espiritual, los negocios, estudio, las carreteras, los aires, caminos, vidas,  los automóviles y cualquier medio de trasporte que habremos de utilizar. 

En el nombre  poderoso de JESUCRISTO, EL SEÑOR (+)… por la “GRACIA DE DIOS”.

  Con el poder de la SANGRE del CORDERO de DIOS, de SUS Gloriosas LLAGAS… De Su Santa CRUZ… (+)…

  Con el Poder Absoluto y Total de la SANTÍSIMA TRINIDAD (+)…

  Con la Fuerza y el Poder del ESPÍRITU SANTO (+)…

  Con el Poder de la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA (+)… y SU intercesión.

  Con el Poder del Patriarca San JOSÉ (+)…

  Con el poder de los  Santos Arcángeles San Miguel, San Gabriel, San Rafael, del Santo Ángel de la  Guarda y de la Corte Celestial… (+)…

  TE declaramos a TI, JESÚS, como único SEÑOR y AMO, de nuestro corazón, alma y  mente; sexualidad, vida y bienes materiales, en unión con cada uno de los de  nuestra familia……. (Nombres), TE pedimos SEÑOR que con el Poder de TU Preciosa SANGRE, nos cubras y nos selles a cada uno de nosotros en todas  nuestras áreas y como TÚ eres el  único SEÑOR de nosotros y de nuestro  hogar, TE suplicamos que no permitas  que entre nada que no sea de TU reino.  Y si hay algo SEÑOR, TE autorizamos  para que lo retires y colocamos todo lo que no sea TUYO a los pies de TU CRUZ.

  En el Nombre de JESUCRISTO, EL SEÑOR (+)…, en el de San José, y en el dulce Nombre de MARÍA, Cubre VIRGEN SANTÍSIMA estas familias y hogares con TU manto y con la Santísima SANGRE de JESÚS; reconstrúyelos bajo el  modelo de la Sagrada Familia de Nazareth y colocamos a nosotros y a ellos, en el CORAZÓN de TU HIJO JESÚS. Me guardo, guardo mi familia y el mundo en TU CORAZÓN inmaculado.

En el nombre  poderoso de JESUCRISTO, EL SEÑOR (+)…por la “GRACIA DE DIOS”.

  Con el poder de la SANGRE del CORDERO de DIOS, de SUS Gloriosas LLAGAS… De Su Santa CRUZ… (+)…

  Con el Poder Absoluto y Total de la SANTÍSIMA TRINIDAD (+)…

  Con la Fuerza y el Poder del ESPÍRITU SANTO (+)…

  Con el Poder de la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA (+)… y SU intercesión.

  Con el Poder del Patriarca San JOSÉ(+)…

  Con el poder de los  Santos Arcángeles San Miguel, San Gabriel, San Rafael, del Santo Ángel de la  Guarda y de la Corte Celestial… (+)…

  Le prohibimos a  todos los espíritus perdidos, reuniones de brujas, grupos satánicos o emisarios  de sus asociados, súbditos o jefes, inferiores o superiores, hacernos daño y  vengarse de nosotros, en nuestros trabajos, en nuestras familias, en nuestros  asociados o causarles algún daño o heridas en sus trabajos, bienes espirituales  y materiales, animales, cosas que se tengan y en nuestros grupos de oración o  grupos apostólicos y en esta vigilia.

  En el Nombre de JESUCRISTO, EL SEÑOR (+)…, y por los méritos de SU preciosa SANGRE,  rompo y disuelvo cada maldición, embrujo, sello, hechizo, brujería, vínculo,  trampa, lazo, ardid, mentira, escollo, obstáculo, decepción, desviación,  distracción, influencia o cadena espiritual, espíritu de sueño que me quiera  obstruir la oración; también cada enfermedad de nuestro cuerpo, alma, mente,  que pueda alcanzarnos, bien en este lugar o a cualquiera de las personas,  lugares y cosas antes mencionadas, por cualquier espíritu que se haga presente  en nosotros por nuestros propio pecados o equivocaciones, o de nuestras  generaciones anteriores.

  Ahora coloco la CRUZ de JESUCRISTO entre mi persona y todas la generaciones de mi árbol  genealógico y reclamo en Nombre de JESUCRISTO,  que no haya comunicación directa entre ninguna de estas generaciones. Toda  comunicación se filtrará a través de la Preciosa SANGRE de JESÚS.

  Reclamamos que la  Preciosa SANGRE de CRISTO Nuestro SEÑOR, descienda sobre nosotros, nos  impregne, nos rodee y nos aísle de tal modo, que ahuyente lejos de nosotros a  todo espíritu inmundo y a toda fuerza e influencia originada en ellos, que  quiera perturbarnos. Que en nosotros solo haya cabida para la luz, la verdad,  el amor y la paz de Nuestro SEÑOR  JESUCRISTO.
 
MARÍA inmaculada, revísteme de  la luz, Poder, Unción y Fuerza de tu FE. PADRE, por favor, ordena a los Santo  Arcángeles, Ángeles y a los Santos que nos asistan en esta oración, gracias JESÚS, por ser mi sabiduría, mi  Justicia, mi Santificación, mi Redención. Yo me rindo al misterio de TU SANTO ESPÍRITU y recibo con respeto  y reverencia, TU verdadero  Sellamiento, Cubrimiento y Protección.
 
TE agradecemos SEÑOR por TU SANGRE y por TU VIDA,  ya que Gracias a ellas hemos sido salvados y somos preservados de todo lo malo.  Oh San Miguel Arcángel, con tu luz ilumínanos, con Tus alas protégenos, y con  Tu espada y escudo defiéndenos… AMÉN…
 
CONSAGRACIÓN A  SAN MIGUEL ARCÁNGEL

  Oh gran príncipe del cielo, defensor fidelísimo de la  iglesia de DIOS, San Miguel  Arcángel, mira, vengo diariamente más en apuros. El combate que comenzaste en  el cielo, continúalo en esta tierra. La gran apostasía de DIOS precipita siempre más almas al abismo infernal.

  La Santa Iglesia no es perseguida solamente de fuera,  sino lo que es más peligroso, destruida por sus enemigos en el interior.

  La viña del SEÑOR es devastada, en confianza humilde a tu bondad y el poder de la ayuda, vengo  por eso; en compañía de mi Ángel Custodio para entregarme a Ti… Se tú mi  patrono especial e intercesor, defiéndeme en todos los ataques del enemigo  maligno, especialmente en el combate contra todas las tentaciones en la fe y en  la pureza: guárdame del mal del pecado. Conserva la paz a mi alma en la hora de  la muerte y llévame seguro a la casa del PADRE  CELESTIAL. Amén.  

ORACIÓN PARA RUPTURA DE MALEFICIOS
 DE DIVISIÓN  MATRIMONIAL
 
En el nombre de Nuestro  Señor Jesucristo y en virtud de la fuerza del Sacramento del Matrimonio, yo  clamo y reclamo el corazón de mi esposo(a) N.N. y expulso del corazón de mi  esposo(a) a N.N. que intenta separar lo que Dios ha unido.
 
En el nombre de Nuestro  Señor Jesucristo y en virtud de la fuerza del Sacramento del Matrimonio, rompo  todo maleficio de división matrimonial, de incompatibilidad sexual y de  infidelidad pasional.
Consagro mi hogar y mi  matrimonio a la custodia de Jesús, José y María para que ellos restablezcan la  paz, el amor y la fidelidad del hogar de Nazaret.
Amén  

ORACIÓN DE PERDÓN

  Por los méritos de la preciosísima Sangre de  Nuestro Señor Jesucristo y por la intercepción de María Santísima imploro la  Gracia del Espíritu Santo  para:

  Perdonar a mi Dios y Creador por todas las veces  que me sentí abandonado de Él, defraudado, o traicionado en los momentos más  trágicos de mi vida, donde no supe percibir su presencia.

  También imploro la Gracia de poderme perdonar a mi  mismo por las veces que pequé, haciéndome daño a mí mismo, a mis seres más  queridos o a los demás hermanos en Cristo o al corazón de mi Padre Dios.

  Por último suplico la facultad de poder perdonar a  los que me han hecho daño en mi vida, desde el momento de mi concepción pasando  por cada una de las etapas de mi crecimiento y maduración hasta el momento  actual de mi vida, sin importar si son familiares, amigos, conocidos o  adversarios.

  Por la Gracia de Dios yo los perdono a todos en el  Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.  Amén.  

ORACIÓN DE RENUNCIA A BRUJERIA

  En Nombre de Nuestro Señor Jesucristo renuncio a  Satanás a toda brujería o hechicería, espiritismo o adivinación que haya  practicado o que haya mandado a hacer. 

  Por el  poder de la Sangre de Cristo y de su gloriosa Cruz yo le arrebato a Satanás  toda autoridad, pacto o consagración, o cualquier tipo de derecho que por estos  pecados tenga sobre mi mente, mi corazón, mi cuerpo, mi alma, mi espíritu,  sobre mi familia, sobre mi economía,  o cualquier otro poder que pueda tener por  los pecados de mis antepasados si ellos practicaron o recurrieron a las artes  de las tinieblas.

  Por último decreto que toda esta autoridad que hoy  le arrebato a Satanás en nombre de Jesucristo sea quebrantada, aniquilada y  destruida en el Nombre de Dios Padre Omnipotente, en el Nombre de Dios Hijo  Redentor del mundo, en el Nombre de Dios Espíritu Santo Defensor, por la  intercesión  de la Gloriosísima siempre  Virgen María y mediante el ministerio de los Arcángeles San Miguel, San Gabriel  y San Rafael.  Amén.  

ORACIÓN DE ROMPIMIENTO

  En el Nombre de JESUCRISTO, EL SEÑOR, y  por los méritos de SU preciosa SANGRE, rompo y disuelvo cada  maldición, embrujo, sello, hechizo, brujería, vínculo, trampa, lazo, ardid,  mentira, escollo, obstáculo, decepción, desviación, distracción, influencia o  cadena espiritual, espíritu de sueño que me quiera obstruir la oración; también  cada enfermedad de nuestro cuerpo, alma, mente, que pueda alcanzarnos, directamente  o a través de  cualquiera personas, animal  o cosas, o por cualquier espíritu que se haga presente en nosotros por nuestros  propios pecados o equivocaciones, o los de nuestras generaciones anteriores.

  Amén.

ORACION DE RUPTURA DE MALEFICIOS
DE RUINA ECONOMICA

En el nombre  de Nuestro Señor Jesucristo, por el Poder de su Preciosa Sangre y de su Santa  Cruz, rompo, desato y disuelvo, toda envidia, maldición o maleficio que haya  recaído sobre mi economía a causa de la maldad de mis enemigos, de mis propias  infidelidades al no cumplir con el diezmo para la Iglesia o por los pecados e  injusticias de mis antepasados que puedan estar impidiendo las bendiciones  económicas que Dios tenga para mí.
 
Lavo con  la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo toda contaminación espiritual que haya  recaído sobre mis bienes económicos a   causa de los pecados que con ellos hayan cometido las personas que me  los dieron o los que yo he cometido con ellos.
 
Invoco la  Providencia de Dios sobre mi patrimonio, para que la Bendición de Dios lo  multiplique y lo haga rendir y me comprometo desde este mismo instante a  separar el 10% de todos mis ingresos para darlos a la Iglesia.
 
Por  último nombro a la Santísima Virgen María administradora de todas mis  pertenecías para que con ellas me alcance la riqueza eterna del Reino de su  Hijo.
Amén

Fuente: Maran Atha  (Del libro de la Comunidad Carismática Los Samaritanos).-
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...